Correr un maratón en negativo, ¿es posible?

Por Luis Miguel del Baño para carreraspopulares.com

¿Correr en negativo? Pero, ¿qué es eso? Que nadie se nos asuste. Es un término que, simplemente indica que corremos en progresión, es decir, de menos a más. Si lo pensamos, es algo que seguro que hacéis de manera relativamente habitual en muchos entrenamientos o carreras de corta distancia e incluso de media distancia. Salís aguantando y, poco a poco, vais aumentando el ritmo hasta llegar a meta, de manera que la segunda mitad de la carrera es más rápida que la primera.

Pero, ¿es posible hacer este ‘negative’ split en un maratón? Básicamente esto consistiría en correr el segundo medio maratón (km. 21 al 42) más rápido que el primero (km. 0 al 21). Sobre el papel, parece que podría ser posible. Pero sobre el asfalto es algo más complicado de conseguir.

Hacer un ‘negative split’ en maratón implica superar varios factores que en la distancia de Filípides no son tan controlables como en otras distancias más cortas donde nuestro cuerpo reacciona con mayor comodidad. Para ello, vayámonos a los resultados del último Maratón de Sevilla y analicemos los tiempos de los primeros. Todos estos corredores dieron lo máximo de sí mismos al final de la prueba. Iban tan rápido como podían. Veamos si alguno hizo un negative split:

Como vemos, ninguno pudo hacerlo. Hubo algunos que lo rozaron pero, ni tan solo con los ‘sprint’ final les cuadró. A todos les fue mejor la primera parte que la segunda, a pesar de que en la segunda se jugaron la victoria y en la primera podían ir en grupo y contemporizando más los ritmos. Pero, ¿por qué el cuerpo no nos lo permite? Para respondernos, citaremos el estudio de David E. Martin y Peter N. Coe "Entrenamiento para corredores de fondo y medio fondo". Ellos nos dicen que “correr un maratón con la segunda parte más rápida que la primera, si nos esforzamos realmente, ocurre muy pocas veces" por tres razones:

Primero.
Existen muy pocos maratones que podamos correr en ‘condiciones de laboratorio’, es decir, en las condiciones perfectas, con el terreno llano, sin viento, sin que la temperatura aumente conforme vaya pasando la mañana, etc.

Segundo. Los autores aseguran que “resulta muy difícil para los corredores ser lo suficientemente pacientes para mantener al principio un ritmo que les parezca dentro de los límites de su comodidad. Siempre surge la tentación de acelerar el paso. Se olvida el suplicio de la segunda parte del maratón que corrieron la vez anterior y se comete el mismo error”. Es decir, que quizás salimos gastando más fuerzas de las que deberíamos porque nos encontramos bien, frescos y emocionados, cosa que pagamos en los kilómetros finales.

Tercero (y lo más importante). Se trata de un factor que se escapa a nuestro control total. “Es probable que el ritmo del umbral lactato/ventilatorio disminuya en los últimos estadios de la carrera. La tendencia hacia la deshidratación reduce el volumen de sangre, y con ello la perfusión en los músculos del aparato locomotor. Todo esto reduce el VO2 máx. y aumenta la acidez en sangre”. Es decir, que el maratón no nos deja precisamente ‘hechos una joya’ conforme vamos aumentando kilómetros y nos acercamos al final.

Por ello, y aunque existe un debate entre diversos autores y tendencias sobre cómo correr un maratón, si en progresión, a ritmo constante, etc, suele venir mejor al cuerpo del corredor popular salir algo más conservador en ritmo y no dejándose llevar por la emoción. De esta manera, las articulaciones, la circulación de la sangre muscular y otros procesos se nos engrasarán mejor. Pero claro, el maratón sigue siendo ese gran desconocido para muchos. Analizad vuestro plan y, ¡que os salga el día redondo!

SOBRE EL AUTOR

Luis Miguel del Baño
Periodista



Tambien te puede interesar

Por qué Forrest Gump es un icono del running
Luis Blanco

Resulta curioso que tantos corredores se hayan identificado de forma tan profunda con una escena de una película que realmente no es sobre correr. Hablamos de Forrest Gump, un icono del running. ¿Por qué?

El coleccionista de carreras
Mario Trota

Hoy os vamos a hablar de un corredor muy particular. Es un tipo de runner que todos conocéis. En todos los grupos de entrenamiento o de amigos que corren hay uno más o menos con las mismas características. O varios. Es el coleccionista de carreras.

Consejos para correr sobre nieve y ambientes fríos
Apolo Esperanza

Correr o entrenar por la nieve puede ser una experiencia interesante, pero debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes. Apolo Esperanza, corredor y aventurero nos cuenta su experiencia.

Cuatro juegos para animar a tus hijos a que corran
Chema Martínez Pastor

Si quieres que tus hijos se aficionen a correr, tienes que, primero, hacer que se interesen por el deporte. Si intentas que entrenen como un adulto será más difícil que entiendan el running como un deporte para ellos. Te sugerimos algunas formas de hacerles correr sin darse cuenta.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.