El Espolón Calcareo (II)

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com - 13/09/2004

El espolón calcáneo


acceso a 1ª parte: [ Clic aqui ]


Por suerte, hay mecanismos compensatorios como es el sueño, durante el cual los músculos logran relajarse y recuperan su elasticidad. Vemos talalgias en personas que no duermen bien porque sus músculos no se relajan, permanecen contraídos y resulta más difícil resolver este problema. “Cuando los pacientes consultan por dolor en el talón siempre buscamos la causa y como lo más frecuente es el desbalance músculo tendinoso que ocurre en los grupos de músculos posteriores del muslo y la pierna, vemos que son personas cuya fascitis plantar no se debe a una alteración músculo tendinosa, sino que hay otras causas como serían los pequeños atrapamientos de los nervios que van hacia el calcáneo, o desórdenes en la articulación subastragalina, o la presencia de fracturas por estrés, algo frecuentes en atletas porque ellos trotan y ese pequeño hueso es capaz de fracturarse al estar sometido a un estrés continuo. No se aprecia en las placas de rayos X, pero tienen fracturas por estrés (talalgias) y mucho dolor”.





- Entre las causas metabólicas están las neuropatías periféricas en los diabéticos, que también ocasionan dolor en el talón. También los problemas circulatorios, como en personas con várices capaces de comprimir pequeños nervios que van hacia el talón, son culpables del problema porque se forman una especie de racimos vasculares, comprimen el nervio e irradian el talón. Los tumores son otro factor de riesgo, aunque menos común. La enfermedad de Sever no es otra cosa que la osteonecrosis de la prominencia del hueso calcáneo, a nivel del tubérculo inferior del sitio.





Hablar de la incidencia del sobrepeso en las fascitis plantar es bien complicado, en el sentido de no existir un equilibrio durante nuestra marcha, entre las fuerzas que se ejercen inclusive desde el tórax con la espalda hacia los músculos de las piernas. Por culpa del sobrepeso, aunque parezca increíble, los músculos de la parte posterior de las piernas han de trabajar más que el resto de los músculos del cuerpo, por la sencilla razón como es tener que elevar mayor peso y quien tiene sobrepeso necesita mayor fuerza de despegue, la cual implica que los músculos de la pierna trabajen más y por ende, trabaja mucho más la rodilla. Cuando la gente se refiere al sobrepeso, equivocadamente, lo conceptúa como algo estático, mientras en verdad, se trata del aspecto dinámico.


Es vital el interrogatorio minucioso al corredor para determinar cuándo aparece el dolor, qué lo aumenta, cómo lo alivia, si es predominio matutino, o nocturno, si mejora con cierto tipo de calzado. Hay personas a quienes estirar el pie, en algún momento, les calma el dolor.


“Hay situaciones en las cuales el músculo aprende a trabajar en una situación algo más elástica y revierte, momento preciso para indicar rehabilitación y fisioterapia, más el cambio de calzado, al cual se le colocan unas alzas supletorias de 1 centímetro para quitar tensión al Aquiles y a la fascia plantar en todos los zapatos”. El calcáneo es un hueso sometido a soportar carga constantemente, por lo tanto se producen infartos óseos difíciles de diagnosticar, para lo cual nos apoyamos en la resonancia de gammagrafía ósea a fin de descartar tales infartos, además de las fracturas por estrés.





En un 95 por ciento de los casos los especialistas tratan de no resolver quirúrgicamente a la fascitis plantar, sino con tratamiento conservador. Los resultados quirúrgicos de los casos son buenos en aquellos donde se ha intentado indicar los tratamientos posibles, sin lograr resultados satisfactorios, como sucede en la fascitis plantar recalcitrante. La fascitis plantar resuelta con cirugía se hace liberando una porción de la fascia plantar, e inclusive es posible practicarla de manera percutánea. Hay un procedimiento novedoso llamado osatron (ondas de choque de alta frecuencia) dirigidas a desintegrar la inflamación, o a remitir la inflamación localizada. “Los resultados quirúrgicos de la fascitis plantar en la mayoría de los casos, no son buenos. Aún en las mejores manos, el paciente reporta una mejoría, pero no está satisfecho con los resultados. Al menos eso sucede en la mitad de los casos, pues la otra mitad no se volvería a operar al no haber logrado mayor resultado y no ven diferencia entre operarse y no hacerlo. En ese pequeño porcentaje de casos operados, que será un 10 por ciento, los resultados quirúrgicos no satisfacen. En la enfermedad de Halgund los resultados quirúrgicos son muy buenos cuando al hacer una resonancia magnética nuclear observamos que la degeneración del tendón de Aquiles es leve, moderada y podemos retirar la deformidad ósea, parte del tendón degenerado -llamado inserción de Aquiles- esa tendinitis crónica insercional y aún queda tendón bueno para volver a insertar el hueso. La recuperación es rápida.


En los renglones de tratamiento vale destacar el papel de la fisioterapia, o rehabilitación en donde se promueve que los músculos de la corva trabajen como sistemas mucho más elásticos y no como sistemas rígidos para que, entonces, donde ellos están pegados no surjan inflamaciones por sobreuso, por distensión. En medicina física reeducan la marcha del paciente para que sea talón-punta y no punta-punta. Ese dolor va en relación a la deformidad que es un síndrome paralelo al osteofito formado detrás del talón, con la inflamación del tendón y de la bursa. Los pacientes de Halgund, a largo plazo, son quirúrgicos porque se degenera el tendón de Aquiles.




“Es posible inyectar esteroides al corredor en la primera consulta para la remisión de un caso agudo, aunque debe hacerse a través del ecosonograma, colocado sobre el tendón. Lo primero es dar anestesia local en la zona, situar el eco sobre el tendón para infiltrar la envoltura tendinosa, no al tendón porque lo dañaríamos”.





Como el corredor siempre consulta en la fase aguda, el especialista le indicará analgésicos antiinflamatorios, colocación de hielo, es referido a medicina física y rehabilitación, además de sugerirle medidas para el calzado. En esta etapa se le da un lapso de tiempo para controlarlo. Si no mejora la fascitis plantar, proceden a un estudio completo de diagnóstico apoyado en la resonancia magnética, gammagrafía ósea, e inclusive la electromiografía, si se considera el atrapamiento del nervio, amén de intentar con la indicación de plantillas y modificaciones del calzado (ortosis).


Otros tipos de dolores de la talalgia son menos frecuentes y su resolución es pocas veces quirúrgica porque, inclusive, con buenas plantillas bien diseñadas es posible mejorarlas. Es importante descartar un pequeño porcentaje de casos de atrapamientos nerviosos, llamados síndromes del túnel del Tarso, localizados desde la parte de atrás del tobillo, parecido al síndrome del túnel del Carpo en las manos, pues es una parte del pie que se duerme, aunque es una rama del dedo gordo dormido, el detalle que levanta la sospecha del síndrome del Tarso. El diagnóstico, entonces, se apoya en la electromiografía. Este es quizás el 4 por ciento de los pacientes con dolor en el talón, para quienes la cirugía en manos especializadas y microscopio electrónico si representa una esperanza.


SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Licenciado en Medicina y Cirugía

www.temasmedicosdiversos.com


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR CARRERASPOPULARES.COM

POR CARLOS BLASCO GARCÍA



POR CARRERASPOPULARES.COM


12.151

Tambien te puede interesar

La prueba de esfuerzo (1)
David Calle

Aunque seguramente muchos de vosotros sabéis cómo es una prueba de esfuerzo, para aquellos que no lo tengan claro vamos a explicar en qué consiste, entendida como prueba con fines deportivos, y más concretamente, para corredores. Lo hacemos en este artículo de David Calle.

¿Se puede correr con juanetes?
Rubén García

Los juanetes son una dolencia no provocada por la actividad de correr, sin embargo son una molestia para los corredores que los padecen. ¿Son compatibles con la actividad deportiva?

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Las mas vistas

El entrenamiento cruzado, ¿qué es y cuáles son sus beneficios?
Rubén Gadea

No solo de correr vive el runner. Existen otras disciplinas deportivas que pueden beneficiarte a la hora de practicar la carrera a pie. Aprovechar otros deportes como la natación o el ciclismo te vendrán bien ya que desarrollarás y ejercitarás músculos que con el running tienes medio olvidados.

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

El descanso del corredor
David Calle

Después de hablar tanto de ritmos, marcas, entrenamientos duros o umbrales de esfuerzo, ahora toca hablar de algo a lo que a menudo no se le presta toda la atención que se le debe: el descanso. El entrenador de atletas populares David Calle nos explica por qué es tan importante para el entrenamiento.