El zen del running: mucho más que correr

Por Luis Blanco para carreraspopulares.com - 18/12/2019
Una de las fotografías que ilustran el libro The Zen of Running, de Fred Rohe
Una de las fotografías que ilustran el libro The Zen of Running, de Fred Rohe

Correr como una expresión espiritual. Como un modo de alcanzar la autorrealización, de conectar con nuestro ‘yo’ interior. Correr para meditar, como un camino a la iluminación, a la plenitud personal. Desde hace siglos, correr se ha usado para estos fines, debido al carácter repetitivo y casi hipnótico de nuestras zancadas y la respiración.

Correr nos puede dar paz y tranquilidad; y momentos para reflexionar y liberar la mente. Pero también los da salud (nos pone en forma) y felicidad (libera endorfinas). Son muchos los que escogen estos beneficios como la razón fundamental para salir a trotar y sudar en cualquier momento del día o de la noche.

A comienzos de los años 70, en plena explosión ‘hippie’ en Estados Unidos y antes del auge del atletismo popular, algunos corredores adoptaron la vertiente zen del ejercicio aeróbico y la trasladaron a sus allegados. Fred Rohe fue uno de ellos. Su libro “The Zen of Running” se convirtió con el tiempo en una obra de culto, un texto a medio camino entre la poesía y un manual de autoayuda, con el ‘running’ como base.

Un libro ciertamente complicado de conseguir en formato físico en buen estado y por un precio reducido. Y no digamos ya en su edición española. En algunas paginas de Internet, sin embargo, está ´colgada´ la versión en PDF, tanto en inglés como en castellano.

Portada del libro The Zen of Running, de Fred Rohe
Portada del libro The Zen of Running, de Fred Rohe

No al dolor, sí a la diversión

Rohe se sintió preparado para escribir el libro casi cinco años después de empezar a correr. Aunque la primera versión la hizo apenas unos meses más tarde de dar sus primeras zancadas. Pero fueron sus carreras por la playa de San Francisco, contemplando el Océano Pacífico, las que le aportaron la experiencia y la sabiduría necesarias para plasmar en palabras de forma fiel lo que sentía.

La obra de Rohe, de sencillos y certeros versos, de fácil y agradable lectura, buscaba en una nueva dirección. Según el propio Rohe, el problema con otros libros sobre running era que tenían un acercamiento mecánico, “contándonos cuánto y cómo debemos correr, y lo rápido que debemos hacerlo, como si todos fuéramos iguales”. Y realizando esa práctica mecánica, decía Rohe, “el espíritu se pierde y, ¡no hay diversión!”.

El libro lanza, de manera algo desordenada y libre, varias recomendaciones sobre cómo correr y cómo respirar mientras lo hacemos. Pero las principales enseñanzas que podemos encontrar en él tienen que ver con nuestra actitud cuando corremos y lo que queremos conseguir. Pero, ante todo, nos ayuda a reflexionar sobre cuál debe ser el objetivo principal por el que corremos. Y cómo queremos que eso nos afecte como personas.

“Los corredores hablan a menudo sobre el dolor; y, por supuesto, si lo quieres, puedes tener todo el que desees sólo con empujarte un poco más allá de tus límites cada vez que corres. Es tu decisión decidir si corres para castigarte o para experimentarte a ti mismo. Si escoges, conmigo, esto último, entonces podrás correr de manera jubilosa. Las palabras clave son: tómalo con calma, hazte corredor de forma gradual, paciente, relajada”.

Portada del libro Zen and the Art of Running, de Larry Shapiro
Portada del libro Zen and the Art of Running, de Larry Shapiro

Otros libros

Rohe no ha sido el único que ha plasmado en las páginas de un libro cómo correr puede convertirse en un ejercicio descubrimiento interior. Poco después, en 1976, llegó la obra: “Beyong Jogging: The Innerspaces of Running”, de Mike Spino. Un libro que ha estado descatalogado y que fue reeditado el año pasado en Estados Unidos.

Spino se trasladó a vivir a California en esa misma época en la que el estado vivía la efervescencia del amor libre y los cantos a favor de la paz en medio de un interés creciente por las filosofías orientales. Y el autor quiso unir su pasión por el deporte y la vida sana a través del ejercicio físico con todo aquello.

De nuevo nos encontramos en las páginas de su libro “instrucciones” sobre cómo correr mejor, pero también es una guía para aprender a pensar mejor y, eventualmente, vivir mejor. El estilo simple, directo y didáctico recuerda al de Rohe. Ambos intentan describir cómo conseguir la conexión perfecta entre el cuerpo y la mente cuando estamos realizando la aparentemente sencilla actividad de correr.

Mucho tiempo después, en 2009, Larry Shapiro publicó “Zen and the Art of Running: The Path to Making Peace with Your Pace”. Un tratado de cómo aplicar la filosofía zen al running. Dirigido, como dice el propio autor, “a corredores habituales que quieren mejorar su experiencia en este deporte, principiantes con curiosidad sobre cómo llevar el running al siguiente nivel o personas que no corren y está buscando una razón más para dar una oportunidad a esto de correr”.

Son sólo algunos de esos escritos que a lo largo de las última décadas han tratado de ir más allá de los entrenamientos, la técnica de carrera, las marcas y la forma física para dar un poco más de sentido a esto que tanto nos gusta. Porque correr es mucho más.

SOBRE EL AUTOR

Luis Blanco
Periodista.
Director de A tu Ritmo


ARTÍCULOS RELACIONADOS


POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ



POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


3.121

Tambien te puede interesar

Maratón olímpico de 1936: Sohn Kee-chung, leyenda y reivindicación
Luis Blanco

Seúl, 1988. Un anciano entra corriendo en el Estadio Olímpico con la antorcha en alto. Es Sohn Kee-chung. Su país le rinde homenaje cinco décadas después de haber conseguido el oro olímpico en maratón en Berlín. Una victoria amarga que tuvo que celebrar, avergonzado, como japonés, a pesar de ser coreano. Esta es su historia.

Rutas para correr en Soria en plena naturaleza
Javier Ullé

Con la cancelación de la gran mayoría de las carreras se hace difícil mantener la voluntad de salir a correr con regularidad; una de las posibles opciones para mantener vivo el deseo de correr es hacerlo descubriendo nuevas rutas. Os presentamos dos en plena naturaleza en la provincia de Soria que no te debes perder.

Por qué me encantan los ‘gadgets’ para correr
Borja Martínez

La tecnología está muy presente también en el ámbito del running. Algunos aseguran que la mayoría de los gadgets son innecesarios. Pero ciertos aparatos ya inseparables del corredor como los relojes con GPS y pulsómetro resultan sin duda muy útiles.

El momento de las carreras virtuales
Mario Trota

La crisis del coronavirus nos ha obligado a cambiar nuestros hábitos como corredores. Y nos ha dejado sin carreras. De ahí que los organizadores hayan tenido que buscar alternativas para seguir ofreciendo de alguna manera sus eventos. Unas iniciativas virtuales que tienen muchos aspectos positivos.

Las mas vistas

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.