Empezar a entrenar para una carrera de montaña

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 28/03/2018

Hay quién dice que si te apuntas a tu primera carrera de montaña o trail running, no vas a volver a correr por el asfalto. La realidad (número uno) es que es una exageración. Correr por montaña es una experiencia única, pero no tiene que ser nuestra única opción. Es un complemento perfecto para nuestros entrenamientos en y para asfalto y no pasa nada por correr una carrera de montaña de vez en cuando, o viceversa. Pero la realidad (número dos) es que, realmente, es una experiencia fantástica. Que si bien es muy posible que no te haga dejar de correr en asfalto, sí que es casi seguro que te atraerá para que vayas más de una vez a la montaña.

Si te acabas de apuntar a tu primera carrera de montaña, bien porque has elegido una que te apetezca correr o porque tienes un amigo o amiga que “te ha liado”, tal vez sea momento de ponerte a entrenar. Dependiendo del tipo de carrera al que te hayas apuntado, vas a tener que hacer más o menos entrenamiento específico, pero puede que te estés preguntando qué necesitas saber para ponerte a preparar esa carrera.

Lo primero es que te vayas mentalizando en lo que significa una carrera de montaña y su diferencia principal con las carreras de asfalto. Es mucho más difícil hacer una estimación de qué ritmo vas a seguir y por tanto, de cuánto tiempo vas a tardar en acabar. El primer consejo es, por tanto, que no te pongas objetivos de tiempos. Asume que vas a tardar bastante más que si fuera esa misma distancia en asfalto. Incluso si el desnivel de la prueba no es demasiado, ten en cuenta que las condiciones del terreno van a jugar en contra de tus ritmos. Más aún si no tienes experiencia en correr por terrenos irregulares.

Y este es el segundo aspecto a tener en cuenta: el terreno por el que vas a correr es muy distinto al terreno liso del asfalto y te va a exigir que corras de manera distinta. Se dice de un terreno de montaña que es más “técnico”, cuantos más obstáculos ponga en tu camino, en forma de piedras, ramas, ríos o cualquier superficie que te haga avanzar más despacio. Tienes que aprender a correr un poco distinto, haciendo zancadas más cortas y siendo muy consciente del reparto de pesos y equilibrio en tu carrera. Lo más fiable es que te acostumbres a dar zancadas muy cortas, pero muy rápidas, de forma que estés poco tiempo en cada apoyo, y tengas una técnica muy reactiva. Es decir, que cada apoyo se produzca muy rápido respecto al anterior. De esta forma, repartirás mejor el peso respecto a tu centro de gravedad y conseguirás responder mejor ante un tropiezo o un resbalón, cosa que seguro te sucederá. Cuanto más inclinado hacia abajo esté un terreno, más concentración y fuerza nos requerirá para mantener el equilibrio.

Por eso es muy importante que entrenes, al menos una vez por semana, en un terreno similar al de la carrera. Al principio simplemente caminando, pero poco a poco intentando correr o trotar un poco, para acostumbrar al cuerpo a las sensaciones de la carrera por montaña. No sólo tus piernas se tienen que acostumbrar, sino tu cabeza, reflejos y sentido del equilibrio. Otra cosa a tener en cuenta: cuanto más fuertes tengamos las piernas, menos nos costará adaptarnos al terreno. Por eso aquí se hace más importante que en asfalto el que tengas unos cuádriceps y tobillos fuertes. Si vas a correr tu primera carrera de montaña, debes prestar más atención que nunca a los ejercicios de fuerza.

Como último consejo, consulta bien con gente experta acerca del material que necesitas para tu primera carrera de montaña. Mochila, tipo de zapatillas, ropa de abrigo en función del lugar donde se corra. Una buena equipación te puede evitar muchos dolores de cabeza.

Y cuando llegue el gran día, como siempre, a disfrutar de la experiencia, ¡verás como te va a enganchar! Pero eso sí, no abandones el asfalto, que son perfectamente compatibles ;)

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



4.836

Tambien te puede interesar

MINIMALISMO (Cap. 3) La transición hacia el minimalismo (Cont.)
Julius W. Carrough

¿Quieres probar con el minimalismo? ¿Cómo se debe realizar la transición para llegar a correr con esta técnica? en este capítulo encontraras claves para realizar una transición con garantías.

Entrenamientos originales que (tal vez) no te hayas planteado
Chema Martínez Pastor

Planes de entrenamiento hay muchos, y todos tienen sesiones que nos aportan diferentes aspectos que mejorar. Pero hay veces que no nos motiva salir a correr o no tenemos plan. ¿Cómo hacer estos momentos menos monótonos?

Aprende a usar bien los bastones para correr por montaña
Chema Martínez Pastor

Usar bastones para ayudarnos en las carreras de montaña es algo bastante práctico para mejorar nuestra postura y para evitar sobrecargar demasiado las piernas. Pero es importante aprender a usarlos bien. Te dejamos estos consejos de la mano de nuestros amigos de Top Trail.

Ejercicios de fuerza resistencia para corredores (II)
Fernando Ortiz

¡No te olvides de ningún músculo! Te proponemos una serie de ejercicios básicos que complementan a los ejercicios de gimnasio más habituales. Estos también son primordiales para correr más, mejor y, sobre todo, con mayor seguridad.

Las mas vistas

Alimentos post-entrenamiento, ejemplos que te vendrán bien
Daniel Giménez

Tras un buen entrenamiento es importantísimo alimentarse bien. Daniel Giménez, dietista-nutricionista, nos explica el porqué y nos da unos cuantos sabrosísimos ejemplos que te vendrán bien tras el esfuerzo.

Hidratos de carbono, carbohidratos o glúcidos
Carolina Villalba

Los Hidratos de Carbono son la principal fuente de energía para todos los deportistas, de ahí su importancia. Deben aportar entre el 50 y 65% de la energía total del día. En este artículo de Carolina Villalba te contamos todo lo que debes saber sobre los HC.

¿Por qué agujereamos la zapatilla a la altura del dedo gordo?
Álvaro Porres

Muchos corredores nos hemos preguntado el por qué de ese agujero a la altura del dedo gordo del pie que hacemos a veces a la punta de la zapatilla. Puede parecer sencillo de solucionar, pero si se analiza bien, nos puede llegar a dar información del momento de estado de forma en que nos encontramos. El podólogo deportivo nos lo explica.

El running del futuro: ¿Cómo serán las carreras?
Javier Ullé

Hemos visto cómo serán las zapatillas y la ropa que usaremos para correr en el futuro, nos hemos preguntados si serán capaces los atletas de continuar mejorando sus marcas, pero ¿cómo serán las carreras? ¿Y si los médicos acaban recetando a fin correr como la mejor medicina para el organismo?