¿Hay personas que no responden al entrenamiento?

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

La polémica alrededor de los estudios científicos siempre está servida. A la dificultad de demostrar mediante técnicas de laboratorio si una teoría es cierta o no, se suman los efectos que la divulgación de los estudios provoca. Es raro encontrar un estudio científico que no se vea rodeado de escepticismo, y los detractores de ese estudio no tardan en aparecer, tanto dentro de la comunidad científica como a pie de calle.

En otras ocasiones, son los propios investigadores los que se contradicen, publicando estudios que demuestran extremos contrarios de una propuesta, ambos aparentemente con todas las garantías que el método científico aporta a dicha investigación.

El mundo del running no es ajeno a estas polémicas. Conocido por todos es aquel estudio que demostraba que [ correr no daña las rodillas ], frente a la creencia popular muy extendida de que correr y quedarse sin rodillas son la misma cosa. En esta ocasión, el asunto que se ha visto envuelto en polémica viene de 2015, cuando la BBC emitió [ un documental ] en el que trataba de demostrar los beneficios del entrenamiento de alta intensidad o HIIT. En dicho experimento, de una serie de sujetos sometidos a entrenamientos intensos de tres minutos, se pudo comprobar que había diferentes niveles de respuesta al entrenamiento, posiblemente provocados por una predisposición genética hacia el ejercicio. Sin embargo, el test reveló una serie de sujetos a los que se calificó de “no-respondedores”, los cuales no obtenían ningún beneficio de la realización de este entrenamiento.

Después de este documental, algunas universidades se pusieron a investigar sobre el tema. En concreto, el doctor Robert Ross y su equipo en la Universidad de Queen en Canada, [ publicaron un estudio ] en el que demostraron que, en realidad, no es que no existieran sujetos que no respondiesen al entrenamiento, sino que necesitaban una cantidad mayor (a veces mucho mayor) de ejercicio para conseguir beneficios. El estudio demostró que, de 121 personas sedentarias puestas a realizar ejercicio, todas ellas consiguieron mejorar su capacidad aeróbica. Eso sí, hubo quien necesitó de 24 semanas de entrenamiento intensivo para conseguir esa respuesta. Así, pues, el estudio concluía que en los experimentos donde aparecían sujetos que no mejoraban con el entrenamiento en realidad era porque no habían aplicado la suficiente cantidad de ejercicio.

La polémica continua

Aún así, las voces críticas siguieron opinando, y diciendo que el caso de los “no-respondedores” era real, y que había personas que, independientemente del ejercicio que realizaran, no conseguían ningún tipo de mejora en sus capacidades. Una vez más, la comunidad científica se ha puesto en marcha y, en este caso, los investigadores David Montero y Carsten Lundby de la Universidad de Zurich[ acaban de publicar ] en la revista Journal of Physiology un estudio donde demuestran, una vez más, que con la cantidad correcta de ejercicio, todo el mundo consigue mejorar su rendimiento. En este estudio se midió la mejora experimentada en la potencia máxima alcanzada (Wmax) en el pico de intensidad del entrenamiento, considerando como “no mejora” aquella que estaba por debajo del 4%. El estudio concluye que, en entrenamientos de hasta 3 sesiones por semana, había sujetos que, efectivamente, no mejoraban estos niveles. Sin embargo, cuando se les sometía a semanas de 4 o más sesiones, ningún sujeto se encontraba en la zona de “no respuesta”.

Por lo tanto, interesante conclusión: todos podemos mejorar gracias al ejercicio. La mala noticia es que, para algunos, es necesario esforzarse un poquito más para mejorar los resultados. Por eso es importante ponerse en manos de profesionales que nos asesoren y nos hagan un entrenamiento a la medida de nuestras condiciones. Y, por supuesto, que nuestra fuerza de voluntad es el motor que pone todo en marcha y que nos ayudará a conseguir nuestros objetivos. ¡Querer es poder!

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Tambien te puede interesar

Triatlón: consejos para vivirlo al máximo
Rubén Gadea

Ya te lo sabes todo, pero unos consejos extra para hacer un triatlón nunca vienen mal. Rubén Gadea, de Sanus Vitae, nos ofrece su experiencia para que saques más jugo a estas competiciones. ¡Dale caña!

Plan: Corre 40 minutos en 6 semanas
carreraspopulares.com

¿Te quieres unir a esto del running? ¿Tienes un amigo que quiera correr? Si ya sales pero no consigues aguantar mucho, este es tu plan. Correrás 40 minutos en 6 semanas.

Consejos y entrenamiento para correr el Medio Maratón
Marta Fernández de Castro

El medio maratón parece una distancia sencilla pero si nos cebamos con el ritmo los primeros kilómetros podemos encontrar el muro a partir del kilómetro 12-15.

Por qué no nos gusta calentar (y a nuestro entrenador sí)
carreraspopulares.com

Calentar no sólo es una parte importante para los deportistas de élite o los que están preparando una competición. Cualquier ejercicio que hagas será más seguro y eficaz si lo acompañas con una entrada progresiva.

Las mas vistas

Masaje para descarga de la planta del pie
carreraspopulares.com

Mantener la planta del pie en perfecto estado es vital para un corredor. Estos ejercicios con el Fisioterapeuta Rubén García te ayudarán.

¿Qué es el drop de una zapatilla? Todas las respuestas
carreraspopulares.com

Lo habrás escuchado mil veces, pero ¿sabes realmente lo que es el drop de una zapatilla? ¿Para qué sirve y qué influencia tiene en tu carrera? Los profesionales de Running Company Madrid resuelven todas tus dudas.

Los estiramientos
Javier Serrano

Estirar no es divertido, y siempre nos cuesta hacerlo. Pero como dice el escritor y corredor Javier Serrano, es fundamental. En ese vídeo-artículo nos da unos consejos básicos.

Trabajo, alimentación y running
Gema Payá

¿Cómo te organizas la comida un día de trabajo en el que tienes un buen entrenamiento? Miss Leggings Run nos cuenta aquí cómo lo consigue ella. Una buena base de carbohidratos y alimentación equilibrada no están reñidas con la jornada laboral. ¡Organízate bien!