¿Hongos en las uñas? Aleja el peligro

Por carreraspopulares.com - 15/03/2019

Desde que corremos estamos más pendiente de nuestro cuerpo, ¿no lo has notado? Sabemos detectar con más facilidad si tenemos una molestia en un músculo o articulación, nos preocupamos más por ir al fisio o al médico para solucionar nuestras molestias, nos cuidamos más de no resfriarnos porque eso podría perjudicar nuestro entrenamiento... Sin embargo, a veces dejamos de prestar atención a la parte más importante de la carrera: los pies.

No es que las uñas sean un parte vital en el impulso que hacemos al correr. De hecho, no intervienen en nada en nuestra carrera. Salvo que tengamos problemas con ellas. Una uña que ha crecido mal o que cuyo filo roza con el dedo de al lado nos puede dar suficientes problemas como para no dejarnos correr. Por eso es importante tener una buena higiene y cuidado en esta parte de nuestros pies. Y por supuesto, está el tema estético. A nadie le gusta enseñar unos pies llenos de uñas negras o, lo que es peor, infectadas por un hongo.

Un problema serio

El término médico es onicomicosis y consiste en la entrada de un hongo infeccioso en el tejido de la uña, que provoca cambios en su coloración y las vuelve más frágiles y quebradizas. Una uña negra, algo habitual en los corredores, puede ser una “puerta de entrada” al hongo, aunque no tienen por qué guardar relación.

A veces, los síntomas de un hongo o de una magulladura en el dedo pueden ser parecidos a la vista. Por eso es importante que se consulte con un dermatólogo o un podólogo que revise el estado de nuestras uñas al primer síntoma. Hay numerosos tratamientos para los hongos en las uñas del pie, pero lo más importante es detectar el problema a tiempo para que no se extienda demasiado o pase a otros dedos.

Por ello, es importante trabajar la prevención. ¿Cómo podemos mantener los hongos alejados de nuestros pies?

Mantén tus pies limpios y secos

Es bueno sacar de las zapatillas las suelas después de correr, dejándolas que se aireen y se sequen del sudor o de la humedad del ambiente. Un entorno húmedo y cerrado es el ideal para que los hongos se encuentren a gusto.

Cámbiate de calcetines con frecuencia

Aunque a veces pienses que ni has arrancado a sudar en el entrenamiento, tus calcetines pueden no opinar lo mismo. Un pie tiene más de 125.000 glándulas de sudoración, y todos ellos se activan al menor síntoma de aumento de temperatura, cosa que pasa siempre corriendo. Echar a la lavadora tus calcetines después de cada entrenamiento es una costumbre saludable.

Por supuesto, debes usar siempre calcetines diseñados para correr. Optar por otros con materiales más fibrosos, por mucho calor que te den en invierno, pueden ser muy mala opción.

Usa zapatillas de tu tamaño

No te compres zapatillas demasiado pequeñas o demasiado grandes. La talla adecuada es clave para un pie saludable. Debes asegurarte que tienes el suficiente ancho entre el dedo gordo y el final de la puntera. También que el ancho sea cómodo. Pero sin que sea demasiado holgado. Una zapatilla que no ajusta puede suponer uñas negras, y ya sabemos lo que eso supone.

Cuida tus uñas

Una buena pedicura a tiempo te ahorrará muchos disgustos. No hablamos de que tengas que ir al salón de belleza a arreglar tus pies (aunque no es mala opción de vez en cuando), pero sí que las cortes y las arregles para que no se quiebren. Debes llevar cuidado de no dejar picos afilados, recortándolas regularmente, pero sin pasarte para que no te dañen la piel al crecer.

Cuidado en baños públicos

Intenta evitar siempre pisar sin calzado en el suelo de baños y duchas públicas. En el gimnasio o en la piscina lleva siempre una chanclas de ducha contigo. Los hongos de los pies pueden ser contagiosos y en estos ambientes es muy fácil que “salten” de un pie a otro.



Tambien te puede interesar

Los superpoderes del corredor popular
Mario Trota

Aunque no lo creas, correr también te da poderes. Estos son algunos.

¿Por qué no voy a pensar que soy mejor?
carreraspopulares.com

¿Crees que hay corredores de primera y de segunda? ¿Por qué pensamos que somos ´runners´ sólo cuando hemos cumplido ciertos hitos, cuando somos capaces de alcanzar ciertos ritmos?

Otras formas de medir tu carrera que no son ´minutos el kilómetro´
carreraspopulares.com

No todo va a ser velocidad y ritmo. ¿Qué otra maneras conoces de medir tu rendimiento que no sean las típicas?

Las mejores frases motivadoras para corredores
Javier Ullé

Numerosos atletas de nivel han pronunciado frases en el pasado que seguro que te ayudan a motivarte. Aquí te presentamos algunas.

Las mas vistas

¿Qué tipo de ejercicio físico quema más grasas?
Natalia Olivares

Para perder peso necesitas quemar más calorías de las que consumes cada día. Pero ¿sabes de dónde vienen tus calorías y qué procesos implican una mayor quema de calorías? La nutricionista Natalia Olivares nos explica en este artículo qué ejercicios son más adecuados para quemar grasas de manera eficaz.

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.