Las lesiones más frecuentes de un runner

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com

Con las siguientes líneas pretendemos mostrar una pequeñas pinceladas "diagnósticas" sobre los principales signos y síntomas de las lesiones más típicas del corredor para, al menos, alertar sobre las sensaciones que un runner ha de saber identificar y estar así sobre aviso para poder evitar llegar a la lesión. Ya se sabe: más vale prevenir que curar.

Fascitis plantar: el "ogro más común" para cualquier corredor. ¿Eres de los que aún no la has sufrido o de los que la van a sufrir? Incapacitante conforme más crónica se hace. Pinchazos y dolor en la planta central del arco del pie, es lo más común de esta dolencia; al principio se da de vez en cuando durante o después de correr. Luego, hasta por las mañanas aparece nada más levantarse de la cama.

Talalgias:muy parecidas a la fascitis, pero el dolor se localiza debajo del hueso del talón. Se suele confundir con fascitis y su tratamiento también. Pero el correcto diagnóstico determinará perfectamente la diferencia del abordaje de esta lesión.

Periostitis tibial: el tercer lugar de las dolencias de los runners. Molestias incrementales conforme se sigue entrenando, localizadas en la cara interna y baja de la pierna (tibia). Puede irradiarse hacia arriba.

Cintilla iliotibial: en corredores novatos, que han estado mucho tiempo sin hacer deporte o, en general, gente que no ha tenido mucha actividad física en años y que de repente se pone a hacer ejercicio sin un periodo de adaptación. Dolor localizado en la cara externa y delantera de la rodilla, que puede también subir por la cara lateral del muslo.

Metatarsalgias: la sobrecarga por impacto de la parte delantera plantar del pie es muy típica en personas que tengan poco almohadillado anatómico en esa zona, corredores punteadores, o mujeres que usen mucho zapato de tacón en su vida cotidiana. Molestias del tipo "cansancio" que se van incrementando con el paso del tiempo y cada vez aparecen más fuertes y más rápido cuando empezamos a correr son los signos de alerta a tener en cuenta.

Uñeros: una uña que se clava una vez se volverá a clavar de nuevo. Y una uña que "solo" nos molesta al andar, nos va a doler mientras hagamos deporte. Seguro. Estas dos máximas se repiten siempre; y esto significa que si tenemos una uña problemática lo mejor es tratarla cuanto antes, porque si se va dejando, el remedio luego es más doloroso y menos eficaz.

Problemas en gemelos/sóleo/tendón de Aquiles: las sobrecargas gemelares acompañadas o no con dolor en el tendón de Aquiles son muy frecuentes. Sensación de cansancio continuo en esa zona, con dolor tipo calambre, punzada o contractura, son los signos típicos de aparición en estas dolencias. Importante: si estamos atentos, con la prevención podemos estar evitando una rotura del tendón.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Equipo Pododinamica
Expertos en Biomecánica

www.pododinamica.es


5.489

Articulos relacionados

Reportajes El coleccionista de lesiones
Salud Músculos que actúan en la carrera
Salud Las tres lesiones más frecuentes en corredores

También te puede interesar

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Corredor: ¿qué calzado debes llevar en casa?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?