¿Planificas nuevos objetivos?: Factores vitales a tener en cuenta (I)

Por Vicent González Álvarez para carreraspopulares.com

Al igual que planificamos todo proyecto personal, familiar o de trabajo, nuestra temporada deportiva también debe ser planificada. En lo primero que tenemos que pensar es en el comienzo de esa temporada. De forma general, tenemos claro con qué queremos empezar, hacia donde nos queremos dirigir y qué queremos lograr. Pero cómo lo queremos hacer es lo que nos hace dudar.

TEMPORADA = PROYECTO - PLANIFICACIÓN - LOGRAR OBJETIVOS

Cada proyecto tiene unas características diferentes y por ello la planificación no debe ser igual para todos los objetivos. A continuación, vemos algunos factores a tener en cuenta a la hora de planificar los objetivos de la temporada en los deportes de resistencia:

1.- Atiende a tu experiencia. Es importante que hagas una valoración de ti mismo, que conozcas tus posibilidades tanto a nivel físico y de rendimiento como a nivel de disponibilidad. Por ello, hay que marcarse objetivos reales, es decir, objetivos que se puedan alcanzar a través del entrenamiento. Tal vez por tu estado físico puedas completar un triatlón olímpico pero, ¿tienes tiempo para nadar, correr y salir en bici?

2.- Márcate un reto. Es importante que en deportes de resistencia nos marquemos un objetivo principal, el objetivo prioritario que pretendemos alcanzar. En los deportes de resistencia el factor físico, técnico y psicológico es determinante, por lo que no podemos competir a alto nivel todas las semanas. Nuestro entrenamiento debe ir encaminado a un objetivo. En una temporada puede haber de 1 a 3 objetivos principales, dependiendo de cada deportista y del reto a lograr.

3.- Selecciona competiciones secundarias. Del mismo modo que nos marcamos la meta primordial a la que queremos llegar, es importante elegir los objetivos secundarios. Serán competiciones que haremos al largo del año que nos servirán como entrenamiento, como valoración de nuestro estado de forma y para romper la monotonía. No debemos abusar de estas competiciones ya que pueden alterar las cargas de entrenamiento y desviarnos de nuestro objetivo principal. Por ejemplo, si estamos preparando un maratón, nuestros objetivos o competiciones secundarias podrían ser: una 10k, una media maratón o un trail de 12 km.

4.- No tengas prisa. Como hemos dicho, los retos deben ser alcanzables. Querer alcanzar un gran reto en poco tiempo puede suponer que el índice de lesión aumente y que el entrenamiento no influya de forma correcta en nuestro estado de forma. El entrenamiento consiste en la combinación de la aplicación de cargas con el descanso para que haya asimilación de nuestro cuerpo y que el estado de forma aumente. Con demasiada prisa, no lograremos asimilar el efecto de las cargas y nuestro estado de forma no mejorará lo suficiente.

5.- Evalúa tu estado de forma. Saber desde qué punto partimos para empezar a entrenar es muy importante. Lo más fiable y que mayor indicadores nos aporta es la prueba de esfuerzo. Ahora bien, la prueba de esfuerzo tampoco es adecuada para todos los deportistas (para gente con sobrepeso o gente muy amateur puede ser lesiva). Por tanto, esta valoración la podremos hacer también a través de test (como Conconi, Coursse Navette, Velocidad Crítica de Nado, etc) o a través de las sensaciones y datos de entrenamiento del día a día (aunque este proceso no es tan inmediato).

SOBRE EL AUTOR

Vicent González Álvarez
Entrenador de Sanus Vitae

www.sanusvitae.es


4.930

Articulos relacionados

Reportajes El coleccionista de lesiones
Salud Preparación mental antes del maratón: tu otro plan de entrenamiento
Salud ¿Debo ir al fisio antes (y después) de un maratón?

También te puede interesar

Entrenamientos ¿Por qué llevar un diario de mis entrenamientos?
Entrenamientos MINIMALISMO (Cap. 3) La transición hacia el minimalismo (Cont.)

Las más vistas

Material deportivo BOSU: la semiesfera que te pone en forma
Nutrición ¿Comes en la oficina? Recetas de tupper para runners