¿Por qué es importante el uso de plantillas?

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com

Con la explosión del running parece que ha salido a la palestra el uso de órtesis plantares, más comúnmente llamadas plantillas, pues está en debate que sean buenas o no para correr.

En primer lugar es importante diferenciar las plantillas estándar de las plantillas a medida. Al igual que unas gafas del escaparate no valen para todo el mundo y hay que ajustar cada lente a cada ojo con una prueba de graduación visual, en el caso de los pies sucede algo similar, ya que cada pie tiene unos grados de inclinación diferentes, y por tanto ello requiere que la forma de la plantilla sea realizada a medida, tomada a partir de un molde de dicho pie.

Motivos para usar plantillas

Todas las plantillas a medida van a poder tener dos tipos de efecto: uno preventivo y otro compensador/corrector. En deportistas asiduos (aunque sean recreacionales y no necesariamente de élite) no siempre hay que justificar el uso de plantillas cuando existe un problema o patología. Cuando corremos, los pies y las piernas se fatigan, y una de las consecuencias directas de esta fatiga es la insuficiencia biomecánica de los tejidos blandos (músculos, ligamentos y tendones) para sujetar al miembro inferior, lo que puede llegar a provocar lesiones en un futuro. El punto discriminatorio está en estudiar individualmente a cada corredor para saber si su pie adopta posturas "excesivamente anómalas" fruto de esta fatiga post-ejercicio o si por contra, es un pie estable aún después de realizar el esfuerzo físico.

La otra posibilidad comentada, que sería la presencia de una patología, es más fácil de explicar, dado que si ya el pie o la pierna tienen algún problema, la mayor parte de las veces en forma de dolor. De esta manera es más lógico justificar el uso de plantillas a medida para paliar o mejorar ese dolor (siempre y cuando sea de origen biomecánico, para lo que se necesitará una exploración podológica).

La última capacitación al alcance de una órtesis plantar fuera de la corrección o prevención explicadas, sería la potenciación. Durante las 4 fases de la marcha y de la carrera se dan numerosas interacciones biomecánicas que deseablemente siempre pueden mejorar. Y estas mejoras pueden conseguirse con ejercicios específicos y en algunos casos, también con plantillas. La amortiguación y el impulso son dos ejemplos claros en los que unas plantillas pueden mejorar la pisada de un corredor.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Equipo Pododinamica
Expertos en Biomecánica

www.pododinamica.es


11.436

Articulos relacionados

Salud Lesiones en los runners (II): La tendinosis aquílea
Entrenamientos ¿Pronador, supinador o neutro? Verdades sobre la pisada
Salud El mal del corredor: la periostitis tibial

También te puede interesar

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Corredor: ¿qué calzado debes llevar en casa?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?