Astenia primaveral y running: enemigos íntimos

Por May Luján para carreraspopulares.com

Suele producirse en las épocas en las que hay cambios de temperatura, variaciones en la luz solar, cambios de horario, o en las que entramos en una nueva estación. Es decir, que durante los meses de primavera e incluso cuando se acerca el verano es cuando podemos notar sus efectos.

No se trata de ninguna enfermedad, sino más bien de un síntoma que aparece con los cambios anteriormente citados (cambios de horario, de temperaturas, estrés laboral, o modificaciones de ciclo vital, por ejemplo). Suele producir cansancio o una disminución aparente de la energía. De hecho, la propia palabra es un término clínico que significa ´cansancio´. Con ella, además, pueden venir dolores de cabeza o apatía.

Todos estos cambios generan, entre otras cuestiones, una disminución de melatonina, que es la hormona encargada de regular nuestro sueño. Pero también se ven afectados los niveles de serotonina o endorfinas, lo que nos provoca esa sensación de decaimiento generalizado.

Como veis, todo lo contrario a lo que nos provoca la práctica deportiva y, a su vez, nos introduce en un estado en el que puede que nos cueste más salir a correr un rato porque nos notamos apáticos.

Combatir la astenia

El primer consejo que te vamos a dar es precisamente el deporte. Para luchar contra el decaimiento en general, pero el provocado por la astenia y estas situaciones en particular, es calzarte unas buenas zapatillas y salir a ejercitarte.

Cuando corremos, nuestro cuerpo genera una buena serie de endorfinas. Es el remedio natural más combativo contra estas situaciones de apatía. Seguro que recuerdas esa sensación de bienestar e incluso de sentirte a tope de energía tras una buena sesión de running. Pues es necesario que vuelvas a generar esas sustancias (las endorfinas, pero también la dopamina o la serotonina, hormonas que nos ayudan a encontrar bienestar) para contrarrestar esos momentos de bajón.

Los cambios de ritmo mientras corres son beneficiosos. En estos casos, te recomendamos que alteres un poco tus entrenamientos. Cualquier actividad física es buena, pero sería ideal que evitases entrenamientos monótonos e introdujeses algunos más activos y diferentes. Los cambios de ritmo, por ejemplo, te vendrían de perlas, especialmente si alguno de esos cambios de ritmo es algo exigente.

Da la sensación de que es combatir el fuego con fuego, es decir, que si el cansancio y la apatía te invaden, salir a correr es contraproducente, pero todo lo contrario, funciona.

Descanso y sueño controlados. En épocas en las que te puede invadir la astenia es ideal que tu ciclo de sueño esté bien regulado. Trata de dormir cuando toque. Cuando las buenas temperaturas acechan, solemos trasnochar más. Si no descansas lo suficiente, el cansancio real se sumará al provocado por esta situación. Contrólalo.


La dieta. Es la otra gran clave. Una dieta variada, pero rica en frutas y verduras, en alimentos que tengan antioxidantes y que te aporten energía, es la recomendada en estas épocas. Evita alimentos grasos (saturados) por un tiempo, como los embutidos. También los precocinados o alimentos procesados. Busca más bien, tal y como te hemos dicho, las frutas y verduras, pero también añade algo de frutos secos o pavo en el desayuno. Te vendrá bien para vencer a esta enemiga del running.

SOBRE EL AUTOR


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Consejos de tu fisio antes de correr una maratón
Fisioterapia Bando

Antes de preguntarte si serás capaz de correr durante 42 kilómetros y 195 metros, pregúntate si vas a poder dedicar el tiempo necesario al entrenamiento. Es importante seguir una disciplina y unos consejos para que tus piernas estén a punto el día que te pongas en la línea de salida.

Las tres lesiones más frecuentes en corredores
Luis Baraja

Tarde o temprano te acecharán. Pero debes hacer todo lo posible por evitarlas. Luis Baraja nos cuenta cuáles son las tres lesiones más frecuentes en el running y cómo solucionarlas.

La protección solar y los corredores
Samanta Chocrón

Los corredores no somos conscientes de que el sol, el viento, los cambios de temperatura, el sudor, la poca humedad, son algunos de los factores que pueden generar alteraciones en la función y estructura de la piel. Nuestra piel también sufre mientras realizamos deporte al aire libre y muchos corredores “se olvidan” de utilizar protección solar.

Alergia alimentaria con el ejercicio
Francisco Gilo

El incremento gradual de las prácticas deportivas en la sociedad actual, junto con la alta prevalencia de la patología alérgica en los sectores de la población con mayor actividad física, ha supuesto la aparición de síndromes de trasfondo alérgico, en ocasiones subclínicos, que sólo se manifiestan con el ejercicio.

Las mas vistas

El ozono y su efecto en los deportistas
Francisco Gilo

Las altas concentraciones de ozono pueden ser perjudiciales, sobre todo para los deportistas que están expuestos al aire libre durante el tiempo del ejercicio. En este artículo, Fco. Gilo nos describe cómo nos puede afectar el ozono y cómo podemos evitar sus efectos.

Cómo entrenar correctamente las cuestas
David Calle

Tanto si ya realizas entrenamientos en cuestas como si aún no los has probado, estos consejos de nuestro entrenador David Calle te ayudarán a convertirte en un experto en cuestas, y saber cuándo, cómo y por qué debes usarlas en tus entrenamientos.

La importancia del masaje
Francisco Gilo

La acción mecánica del masaje sobre la musculatura, actúa de manera que activa la circulación, cosa que favorece el intercambio de reacciones químicas y nutrientes

Consejos para carreras nocturnas
May Luján

Las carreras por la tarde y por la noche se imponen en época estival. Si vas a correr alguna, ten en cuenta unas cuantas pautas y recomendaciones.