Cómo tratar las lesiones por roturas musculares

Por Fisioterapia Bando para carreraspopulares.com - 23/01/2019

Las lesiones provocadas por roturas musculares son una de las pesadillas de muchos corredores. La mejor forma de evitar su aparición es la prevención, como os contamos en [ artículos anteriores ]. Pero si pese a todo acabamos por sufrirlas, también es importante conocer su tratamiento para poder dirigirnos de inmediato a nuestro fisioterapeuta de cabecera a pedir ayuda.

Las lesiones musculares más habituales son las roturas de grado I y II. En los corredores, los músculos que más frecuentemente sufren esta patología son el gemelo interno y los isquiotibiales. Si sospechas que has podido sufrir una rotura fibrilar, independientemente del grado, las primeras recomendaciones son: cesar la actividad deportiva, inmovilizar la zona, aplicar hielo las primeras 24/48h y acudir a tu fisioterapeuta.

Cuando venís a la consulta lo primero que haremos es una valoración del daño. En Fisioterapia Bando, además de las pruebas convencionales, contamos con un ecógrafo que nos permite hacer una mejor valoración anatómica. En las primeras horas no siempre es posible hacer una valoración real ni fijar con precisión el alcance de rotura, debido a la inflamación y a la aparición del hematoma.

Cómo se tratan las roturas musculares

El tratamiento siempre ha de ir acorde con el proceso de recuperación del cuerpo, es decir, vamos a ayudar al propio organismo a mejorar su proceso de recuperación, siendo imprescindible respetar sus tiempos. Por ello dividimos el tratamiento en 3 fases :

1. Fase inflamatoria

Se produce durante las primeras 48 horas aproximadamente. No debemos eliminar la inflamación completamente, puesto que es un mecanismo de defensa del cuerpo y favorece la eliminación de tejido necrosado. Lo que haremos es controlarla para disminuir el dolor, el hematoma y el edema. Las medidas a adoptar serán: aplicación de hielo, reposo, compresión e inmovilización de la zona.
Al acudir al fisioterapeuta en esta fase conseguiremos minorar el dolor y controlar el edema mediante masaje drenante, US, láser, TENS.

2. Fase reparadora

Aquí se centra la parte más importante de nuestro trabajo; comienza la regeneración y la reorientación de fibras. Debemos potenciar y mejorar este proceso del propio cuerpo para evitar malas cicatrices, fibrosis y por lo tanto futuras recaídas.

En la zona de rotura, los tratamientos más eficaces son la electrólisis percutánea ecoguiada y tecarterapia (radiofrecuencia) ya que favorecen la correcta cicatrización de la zona, evitando el tejido fibrótico y acelerando el metabolismo celular. Otras medidas son necesarias para para acabar con el edema y el dolor: masaje de drenaje, TENS, US, láser... Y lo que no se debe olvidar es el tratamiento de la contractura refleja que se produce. Para ello se efectúa un masaje descontracturante, punción seca u otro tipo de tratamiento, pero nunca en la zona de rotura.
Cada sesión de tratamiento, en muchos casos, acaba con un vendaje compresivo o las indicaciones para que te lo puedas realizar en casa.

El ejercicio es fundamental para ayudar a la reordenación de las fibras. Vuestro fisioterapeuta os indicará los ejercicios a realizar, generalmente comenzando por ejercicios isométricos y estiramientos muy suaves.

3- Fase de remodelación

Esta fase está solapada con la anterior. No están bien diferenciadas en el tiempo, ni en el tratamiento, ya que continuaremos un proceso semejante al de la fase anterior. La diferencia está en que, poco a poco, introduciremos el fortalecimiento excéntrico y estiramientos más intensos, con el objetivo de ir programando la vuelta a la vida deportiva con ejercicios específicos.

SOBRE EL AUTOR

Fisioterapia Bando
Clínica de fisioterapia

www.fisioterapiabando.com/



Tambien te puede interesar

¿Nos lesionamos más en verano o en invierno?
carreraspopulares.com

El frío es bueno para un mejor rendimiento aeróbico y por tanto hará que tengamos mejores resultados. Pero ¿es mejor para las lesiones?

¡Cuidado! Señales peligrosas para el corredor
carreraspopulares.com

A veces el cuerpo y la mente nos envían señales de que algo no va como debería, y tenemos que realizar cambios para poder seguir con nuestra actividad runner. ¿Has sufrido alguna de estas señales?

Huye de las lesiones: cuestiones a evitar para no caer en ellas
Iñaki Sevillano

Pequeños gestos y hábitos que, si los evitamos, nos pueden ayudar a mantener las lesiones a raya.

¿Correr con asma? Si Rosa Mota pudo, tú también
carreraspopulares.com

Running y asma son una combinación delicada. No imposible, pero sí puede dar lugar a momentos incómodos. Aprende a hacer deporte con asma con estos consejos.

Las mas vistas

¿Qué tipo de ejercicio físico quema más grasas?
Natalia Olivares

Para perder peso necesitas quemar más calorías de las que consumes cada día. Pero ¿sabes de dónde vienen tus calorías y qué procesos implican una mayor quema de calorías? La nutricionista Natalia Olivares nos explica en este artículo qué ejercicios son más adecuados para quemar grasas de manera eficaz.

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.

La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor
Leticia Garnica

Cuidar la alimentación es tan importante como un plan de entrenamiento para un corredor. Y hay alimentos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. Algunos tienen antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. ¿Cuáles son y cómo actúan? Leticia Garnica lo explica en este artículo.