Roturas musculares: grados y cómo evitarlas

Por Fisioterapia Bando para carreraspopulares.com

Se trata de una de las lesiones más frecuentes que tratamos en nuestra consulta a diario. Para evitar esta molesta lesión, vamos a intentar explicar los distintos tipos, las causas y cómo prevenirlas. La mayoría de corredores la conocéis en mayor o menor medida.

Cuando se supera el grado de elasticidad del músculo aparece la rotura. La forma más leve es la distensión muscular donde se supera dicho grado pero no llega a producirse el daño anatómico. Superado este límite, hablamos de rotura y diferenciamos 3 grados en función de la cantidad de fibras dañadas (la extensión también es importante y determinante en el tiempo de recuperación):

Grado I:El más frecuente y el más leve. Se produce una micro rotura o rotura de fibras musculares. Lo describís como el “síndrome de la pedrada” y va acompañado de dolor violento, debilidad muscular y en algunos casos hematoma. No siempre se ve con ecógrafo. El tiempo de recuperación oscila entre 1 y 3 semanas.

Grado II: Rotura parcial. Gran número de fibras rotas. El dolor es fuerte y produce impotencia funcional. Hay hematoma importante, deformidad y se aprecia un hundimiento a la palpación. Se detecta fácilmente con ecógrafo. Su recuperación es entre 3 y 6 semanas.

Grado III: Rotura total o desgarro. Rotura completa del vientre muscular. Hay separación de los extremos con retracción de los mismos y en la gran mayoría de los casos requiere intervención quirúrgica. Para una recuperación completa requiere mucho más tiempo, no menos de 6/8 semanas.

Las causas por las que se produce esta lesión son: sobreestiramiento (estiramiento que sobrepasa los límites de elasticidad), golpe o contusión directa o por una contracción fuerte y rápida del músculo (donde el músculo se elonga de forma violenta)

¿Que podemos hacer para evitar las roturas musculares?

Es importante una buena hidratación, un buen calentamiento, descargas musculares frecuentes (previo a la rotura suelen aparecer calambres, contracturas, distensiones), buena alimentación. Hay otros factores muy relacionados con las roturas musculares más difíciles de controlar como son el estrés, infecciones, mala circulación, determinadas enfermedades como la diabetes. Debemos tenerlo en cuenta a la hora de correr para hacer un entreno menos exigente cuando la situación personal no sea la adecuada.

Lo más peligroso de las roturas musculares son las recidivas o recaídas. El músculo es una estructura que no regenera, sino que se forma una cicatriz. Por lo tanto, si no tenemos un buen tratamiento, es muy probable que se vuelva a romper. El tratamiento de fisioterapia va encaminado a mejorar este proceso de cicatrización. En el próximo artículo os explicaremos en qué consiste el tratamiento.

SOBRE EL AUTOR

Fisioterapia Bando
Clínica de fisioterapia

www.fisioterapiabando.com/


3.953

Articulos relacionados

Salud Cómo tratar las lesiones por roturas musculares
Salud 8 consejos para una temporada sin lesiones
Salud ¡Cuidado con las tendinopatías! Conoce sus síntomas

También te puede interesar

Salud Cuida tus lumbares con estos ejercicios
Salud Astenia primaveral: causas y remedios

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Alimentos anti-tendinitis