Correr por la arena: beneficios y riesgos

Por Luis Miguel del Baño para carreraspopulares.com

Bien sea porque vives cerca de la playa y, de vez en cuando, te gusta trotar por la arena o porque este verano te acercarás a la costa y no vas a dejar pasar esa sensación única, debes tener cuidado. La arena es un excelente terreno para parte de nuestro cuerpo, pero puede ser una pequeña trampa para otra parte.

Te animamos a que corras por la arena. Los beneficios existen, pero, como todo, hazlo con moderación.
Si no lo conviertes en una rutina habitual, podrás aprovechar las cosas buenas y evitar las que te perjudiquen.


Beneficios

Menor impacto. El terreno que pisas es mucho más blando que cualquiera al que estés acostumbrado. Esto, a ritmos bajos y controlados que eviten los hoyos o zonas irregulares, te puede ser beneficioso ya que el impacto en el cuerpo es mucho menor.

Mayor gasto energético. Esto podría ser tanto una cuestión a favor como en contra, pero como suponemos que tus entrenamientos por la arena no serán excesivamente largos, piensa que, como es más complicado que correr por un terreno firme, quemarás más calorías. Así que, planifícate bien tu entrenamiento en arena, no te vayas a quedar sin fuerzas.

Fuerza y rodaje, 2x1. Correr por la playa exige más a nuestros músculos. Nuestros pies se hunden más y deben volver a subir. Es por ello que cualquier rodaje también tiene una pequeña dosis de entrenamiento de calidad o fuerza. Fortalecerá tus tobillos e incluso gemelos y cuádriceps.

Ambiente. Mira a tu alrededor. Es temprano, tienes el mar a tu lado con su poder relajante. La naturaleza está de tu parte, no hay tráfico rodado. No cabe duda que el entorno es ideal para que tu mente y tu espíritu se relajen. Si a ello le añades un buen fajo de endorfinas que te proporciona el entrenamiento, es insuperable.

Riesgos

La inclinación. La orilla de la playa siempre tiene una ligera pendiente. Esto, lógicamente, no es bueno para nuestro cuerpo, ya que forzaremos más los músculos de una parte del cuerpo que de la otra. En ese sentido, lo ideal es que corras primero en un sentido y luego en el otro para no sobrecargar demasiado los músculos de una de tus caderas o tobillos. Pero aún así, trata de evitar las pendientes excesivas ya que nos obligan a una pisada poco natural.

El terreno blando. Igual que puede ser un punto a favor, también lo puede ser en contra si nos encontramos alguna zona excesivamente laxa. Nuestro tendón de Aquiles, tobillo y gemelos pueden sufrir si se hunden en exceso y se vuelven a levantar continuamente.

Ojo al ritmo. No intentes ir a ritmos excesivos porque no rendimos igual que en el asfalto. Es más costoso desplazarse por estas zonas y podrías fatigarte si te exiges demasiado.

Zapatillas, sí. A no ser que sea un trote muy ligero y de no mucha duración, te recomendamos que lo hagas con zapatillas. La arena de la playa esconde conchas o restos marinos que en manos de un niño son un gran tesoro pero en la planta de tu pie pueden ser peligrosos.

Calor y sol. A pesar de tener el mar a tu lado, te recomendamos que en verano madrugues para correr por la orilla. Evitarás riesgos con el calor y el sol, que en ese lugar es inevitable, no te dañará. Además, a esa hora todavía no habrá muchos castillos construidos, con lo que te encontrarás pocas sorpresas en tu recorrido.

Aprovecha esos entrenamientos en la arena para que te aporten cosas positivas. En Alicante existe incluso un circuito de carreras por la playa que tiene mucho éxito entre sus participantes. El circuito Arenas Alicantinas tiene ocho pruebas que se desarrollan parte en asfalto y paseos marítimos y parte sobre la orilla del mar.

SOBRE EL AUTOR

Luis Miguel del Baño
Periodista



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Nuevos objetivos?, márcate unas pautas
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

No vayas a lo loco. Ahora que todavía estás a tiempo, planifica bien tus objetivos anuales. ¿Cuántos puedes tener? ¿Deben estar distanciados entre sí? ¿Puedes correr todas las carreras que quieras? Miguel Ángel Ruiz te saca de dudas.

Las 12 pruebas de Maratonix
carreraspopulares.com

¿Qué pruebas necesitamos superar para correr un maratón? ¿Necesitamos poderes especiales? Descubre todo lo que tendrás que sacar de tu interior si quieres llegar más lejos y más rápido que nunca.

Y, tras un maratón, ¿qué hago?
May Luján

Has corrido como nunca, te has esforzado al máximo. Ahora necesitas recuperarte, dormir, alimentarte de otra manera y, sobre todo, echar el freno unos días y dedicarte a disfrutar. Lee estos consejos.

Las horas antes de la salida, claves y consejos
Suso de la Fuente

¿Te entran nervios antes de una carrera? Las horas previas a tomar la salida son claves para encontrar tu relajación y equilibrio para que puedas sacar luego tu mejor nivel. Aquí te aconsejamos.

Las mas vistas

El dolor de cadera en los corredores
Francisco Gilo

Cada vez más jóvenes sufren problemas de cadera. Un problema que puede surgir a edades tempranas en personas que practican deporte de forma habitual. Un tema del que ofrece detalles en este artículo de Fco. Gilo.

Los beneficios físicos y psicológicos de correr
Oscar de las Mozas Majano. Coentrena

Correr es mucho más que una moda, con ventajas e inconvenientes. Pero ganan las los beneficios, si sabemos practicar este deporte de forma adecuada. La salud manda. Oscar de las Mozas nos ofrece las claves para vivir mejor corriendo.

Ayudar a un corredor más lento: una experiencia que no olvidaréis
May Luján

¿Una carrera con un corredor más lento y con menos experiencia que tú? Es una gran experiencia vital. Para ambos, un reto. Conseguir cruzar una meta y ayudar a cumplir el objetivo junto con otra persona es algo que no se olvida.

Normas de educación en plena carrera (II)
Luis Miguel del Baño

Dar las gracias al público, no recortar, o atender a quien se encuentra mal. Una nueva tanda de gestos de educación en plena carrera. ¿Los cumples?