Empezar a correr desde cero: ¿cómo lo hacen?

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 01/06/2018

En el título de este artículo está su propia trampa. Por supuesto, todos los corredores y corredoras del mundo, incluso aquellos que ves encabezando las clasificaciones, han empezado desde cero. Porque, al menos que se sepa de momento, los seres humanos nacemos con la capacidad motora muy poco desarrollada e incapaces siquiera de mantenernos en pie hasta, más o menos, que tenemos un año de vida. Si fuéramos jirafas, otro gallo cantaría. Pero no lo somos. Repito: hasta el momento.

Así que, como todo el mundo ha empezado de cero, si este es tu caso piensa que no estás solo o sola en esto. Desde tu vecino del quinto hasta Haile Gebrselassie, todos han tenido su momento “kilómetro cero”. Por supuesto, no te vamos a engañar, hay a quién le ha resultado más fácil que a otros.

El primer factor a tener en cuenta es el momento en el que nos decidimos a empezar a correr, cuáles son nuestras condiciones y experiencia deportiva previa. Alguien que ha hecho deporte desde pequeño y se plantea empezar a correr con 30 años lo tendrá más fácil que si ha llevado una vida sedentaria hasta los 45 y se quiere poner a correr. Ojo: que lo tenga más fácil no quiere decir que lo tenga todo hecho o que alguien que no ha hecho deporte vaya a sufrir para conseguirlo. Y aquí el consejo más importante de todos: no te compares con nadie. Pero cuando digo nadie es NADIE. Todos tenemos condiciones, motivaciones y circunstancias diferentes, así que si tu mejor amiga ha empezado al mismo tiempo que tú y al mes ya está corriendo más distancia, no te agobies. Sólo tú eres dueño/a de tu desarrollo, y querer ir al ritmo de los demás sólo te traerá problemas.

Escucha a tu cuerpo

Es muy importante comenzar muy poco a poco. Tan poco como 5-10 minutos cada día, sin que sean todos corriendo. En estos primeros días es muy común que el cuerpo se “rebele”: te saldrán dolores en sitios que no has ejercitado últimamente, y la fatiga aparecerá más pronto de lo que piensas. Pero no te preocupes, piensa que lo importante es construir una buena base sobre la que edificar al futuro o futura runner.

Presta mucha atención a cualquier cosa que te “diga” tu cuerpo. Un pequeño dolor en articulaciones o en la zona del tibial puede ser normal. Un dolor intenso ya no. Piensa que tus músculos, tendones, huesos y articulaciones tienen que “aprender” a correr, algo que no han hecho antes. De salida no contarás con la suficiente fuerza o resistencia muscular para sostener el trabajo que tu cuerpo debe hacer para correr. Así que no fuerces. Empieza con pequeñas sesiones y ve incrementando poco a poco, conforme vayas pudiendo completar más distancia o tiempo sin dolores y sin fatigarte hasta la extenuación. Lo ideal sería hacerlo de la mano de un entrenador o grupo de entrenamiento. Pero si prefieres superar las primeras fases por tu cuenta antes de descubrir si esto del running es para ti, es una opción también. Porque esta es otra: el running no es para todos. Igual descubres que aquellos beneficios y maravillas de las que hablamos los runners a ti no te llegan. Pues también vale, no hay que forzar las cosas. Mi consejo es que le des una oportunidad, y esto significa superar la barrera en la que puedes correr sin pensar en otra cosa que no sea tu propio dolor o cansancio. Ahí es cuando todos le hemos empezado a “pillar el gusto”: cuando somos capaces de evadirnos y ser conscientes del entorno, o podemos poner la mente más o menos en blanco para relajarnos.

Aprovecha tu proceso de transformación en runner para eliminar algunos malos hábitos, como picar entre horas, las comidas con mucha grasa o el tabaco. Todo suma cuando se trata de beneficiar a tu cuerpo.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Tambien te puede interesar

¿Planificas nuevos objetivos?: Factores a tener en cuenta (II)
Vicent González Álvarez

Si te organizas tus nuevos retos, tendrás muchas más opciones de éxito. Ten en cuenta factores como las semanas de descarga o los ritmos adecuados. Vicent González nos aconseja.

¿Carreras cortas? 5 maneras de echarlas a perder
May Luján

Una pequeña mala decisión puede echar a perder toda una carrera. No te líes y actúa con cabeza en las carreras cortas. Evita estas situaciones.

Circuito de fuerza para trabajar todo el cuerpo
Raquel Landín

Aquí te proponemos un completo circuito de fuerza sobre hierba. Se trata de nueve ejercicios que, si tienes el valor de completarlos, habrán trabajado todo tu cuerpo. Es muy completo y apto para todos los niveles. ¡A por ellos!

Entrenar en grupo te ayudará a conseguir tus objetivos
David Calle

Todos los años igual. Llegan estas fechas y todo son buenos propósitos para el nuevo año. Pero, ¿sois capaces de conseguirlos? Entrenar en un grupo nos puede dar ese ´empujoncito´ que necesitamos.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.