En verano, "bebe" fruta

Por May Luján para carreraspopulares.com

Somos agua, runners. El cuerpo humano está compuesto principalmente por el líquido elemento: entre el 65 y el 75 por ciento de nosotros es agua, y no podemos estar sin beberla más de cinco o seis días. Es imprescindible para la existencia del ser humano y todos los días la vamos perdiendo casi sin darnos cuenta por medio de la transpiración, la exhalación del vapor de agua en nuestro aliento, por la orina, el sudor y a través de la saliva o incluso las lágrimas. Y nosotros, los corredores, somos una de las especies que más agua pierde en verano, no precisamente por las lagrimillas que soltamos al cruzar una meta, sino por todo lo que sudamos en nuestros entrenamientos. Y, si no, echadle un ojo a vuestra camiseta al llegar de correr.

En un día normal, nuestro cuerpo pierde entre dos y tres litros de agua. Pero, como ocurre en verano, si la temperatura o humedad aumentan o se eleva nuestra actividad física y nuestra exposición al sol, esta pérdida de líquidos corporales será mucho mayor. Por ello es tan importante aumentar nuestra ingesta de líquidos en esta época, ya que al perderlos más rápidamente, nuestras necesidades de agua en nuestro organismo son mayores.

Pero, como decíamos al principio, no solo de agua vive el deportista.

La fruta, una perfecta hidratación

Hay alimentos que contienen un alto porcentaje de agua que nos ayudan, y mucho, a recuperar el líquido que hemos perdido. El verano tiene muchas cosas buenas y una de ellas es la fruta que llega con él. Las frutas de esta temporada son, por sus características, los alimentos ideales para conseguir esa perfecta hidratación, ya que, por muy coloridas que las veas, contienen entre el 80 y el 90 por ciento de agua. Aunque algunas no sean estrictamente frutas estivales, hoy en día ya las podemos encontrar también en los meses de más calor.

Para ayudaros a elegir las mejores frutas del verano, aquí os contamos qué aportan y cuánta agua contienen algunas de ellas. ¡Aprovecha! Hidrátate y, a la vez, come sano, la fruta calma la sed y el hambre, además de proporcionar, gracias a sus azúcares, energía y vitaminas.

Cerezas del Valle del Jerte
Cerezas del Valle del Jerte

La sandía y la fresa son dos de las frutas más refrescantes. La sandía es la fruta que más H2O contiene, ya que alrededor del 93 por ciento es agua. Aporta unas 15 calorías por cada 100 gramos y, a pesar de su sabor dulce, el contenido de azúcares es bajo. Come toda la que quieras, con y sin pepitas, en sorbete o en gazpacho. Pisándole los talones a la sandía, está la fresa, una fruta que ya se puede considerar como ´de todo el año´ y la segunda fruta con más contenido de agua, llegando casi al 92 por ciento. Aporta algo más de calorías, 27 por cada 100 gramos, y es una importante fuente de vitamina C.

El melocotón contiene alrededor de un 91 por ciento de agua y aporta unas 29 calorías por cada 100 gramos. El pomelo, aunque está presente en casi todas las épocas del año, es otra de las frutas que aporta un alto contenido en agua, alcanzando también el 91 por ciento. Su cóctel vitamínico también es un importante aliado y solo aporta 26 calorías por cada 100 gramos.

Por su parte, el melón, fruta rica en potasio, contiene hasta un 90% de agua y aporta alrededor de 30 calorías por cada 100 gramos. Es rico en vitaminas A, B y C. El albaricoque y la cereza contienen alrededor de un 86% de H2O. El primero aporta 42 calorías por cada 100 gramos y la cereza unas 38, además de ser rica en vitaminas A, B y C. Además de ser sabrosos, el albaricoque reduce los niveles de colesterol malo y permiten regular la función cardiaca o la muscular.

La frambuesa, fruta con mucha fibra, contiene alrededor de un 85% de agua, al igual que los arándanos y las ciruelas. La frambuesa aporta alrededor de 32 calorías por cada 100 gramos y los arándanos tan solo unas 25. Si lo prefieres, puedes tomarlas en zumo, ya que se mantienen intactas sus características y tiene un sabor muy rico y característico. Las ciruelas aportan unas 36 calorías por cada 100 gramos.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

Etiquetado nutricional: ¿sabemos lo que compramos?
Centro PRONAF

A casi todos nos preocupa comer bien y cuidarnos. Pero no siempre es fácil distinguir los productos más saludables a la hora de hacer la compra. Con estos sencillos consejos de Centro PRONAF, podrás asegurarte de hacer más sana tu cesta de la compra.

Cafeína, mi amor
carreraspopulares.com

La cafeína se ha colado en la ´dieta básica´ de los corredores, sobre todo antes de hacer algunos esfuerzos importantes como el día de la carrera. Pero ¿nos ayuda tanto como creemos? ¿qué cantidad es la indicada?

Échale huevos a tu entrenamiento
Carolina Villalba

El huevo es un alimento que se consume desde hace siglos, es económico, fácil de cocinar y digerir. Aporta proteínas y grasas en nuestra alimentación. Además, el aporte de vitaminas y minerales es considerable. Puede ser, por tanto, beneficioso para los deportistas. La nutricionista Carolina Villalba nos lo explica en este artículo.

Saca el máximo del otoño con sus alimentos de temporada
Centro PRONAF

Como todas las estaciones, el otoño tiene su propia oferta de frutas y verduras de temporada. Y están tan sabrosas que no podemos dejar pasar la opción de disfrutarlas. Descubre cuáles son y cómo sacarles el máximo partido gracias a PRONAF.

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.