Las pesadillas del corredor

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 24/08/2017
Las pesadillas de los corredores
Las pesadillas de los corredores

Sí, los corredores tenemos pesadillas. Pero no hablo en plan metafórico; no me refiero a los entrenamientos duros, a las carreras en las que sufrimos o a ese amigo ‘pesado’ que siempre quiere demostrar que es mejor que nosotros y no para de hablar de marcas, ´fartleks´ y abdominales. Me refiero a los malos sueños, a las pesadillas reales. Bueno, ahora que lo pienso, las pesadillas, por suerte, ¡no son verdad!

Vamos al grano. Porque seguro que todos los que leéis esto sabéis a que me refiero. Y al contar lo que a mí me pasa casi todos os sentiréis identificados.

La mayoría de los corredores tenemos los mismos temores y las mismas inseguridades. Y esto nos genera a veces momentos angustiosos. Que nuestro subconsciente, a veces, lleva a nuestros sueños. Así que, a veces, cuando dormimos, nuestra mente juega con nosotros. Lo normal es que esto ocurra más a menudo en épocas en las que estamos sometidos a más presión, siempre en relación con correr, claro. Por ejemplo, en el caso de los novatos, cuando van a entrenar por primera vez con un grupo. O la noche previa a su primera carrera. En los más experimentados, las inseguridades y los nervios pueden estar asociados a un entrenamiento duro que nos toca en determinada ocasión, esa carrera en la que queremos hacer una buena marca o nuestro primer maratón (o triatlón, o ultra).

Todo ello nos puede provocar malos sueños o pesadillas (por suerte no muy terroríficas, aunque en ocasiones realmente angustiosas) en las jornadas previas. Pero también hay pesadillas recurrentes y que se producen en cualquier momento, independientemente de la época en la que nos encontremos.

Mis pesadillas recurrentes

Os voy a describir algunas que se repiten en mi caso:

-No puedo correr. Mis piernas pesan. Cada vez más. Es una pesadilla que no me abandona desde hace años. El sueño tiene diferentes versiones, pero en esencia lo que ocurre es que estoy corriendo, normalmente una carrera o con otra gente en un entrenamiento. Cuando me voy acercando a la meta o al final intento correr más rápido, pero no puedo. Todos me pasan, pero mis piernas son como plomo y apenas puedo arrastrarlas. Curiosamente, el sueño nunca acaba llegando a la meta o al final del entrenamiento. Siempre despierto antes, o paso a otro sueño, supongo.

-Llego tarde a la salida de una carrera. Me he quedado dormido. Miro el reloj y me levanto sobresaltado y nervioso. Me visto rápida y torpemente y salgo a la calle. A partir de ahí, lo que me ocurre varía de un sueño a otro. Suelen darse diversas circunstancias que me impiden llegar a tiempo: no funciona el metro, se avería el autobús, me equivoco de parada, no encuentro el punto de salida o resulta que la carrera ¡no es ese día! Sea como sea, el caso es que la pesadilla acaba antes de que pueda correr. La versión más loca, triste y angustiosa de este sueño es la que tengo justo la noche anterior a un maratón, sobre todo si llevo meses preparándolo a conciencia.

-Me olvido las zapatillas. Y me doy cuenta cuando estoy en la línea de salida. De hecho, he salido de casa con zapatos o con unas zapatillas de estar en casa. Parece ridículo, pero así son los sueños y así es nuestro subconsciente. Ahí me veo, rodeado de cientos de corredores que me miran con un gesto de incredulidad, con una sonrisa o riendo con grandes carcajadas a mi costa mientras señalan mis pies. Un momento de “tierra trágame” de los que nadie quiere vivir. Ese día, claro, tampoco corro.

Estas son sólo algunas pesadillas que me visitan algunas veces mientras duermo. No busco ningún tipo de interpretación. Pero sé que todas tienen que ver con el hecho de que corro y de que participo en carreras. Hay más, pero suelen ser variantes de estas, o apenas recuerdo ‘flashes’ de las mismas. Pero seguro que muchos de vosotros tenéis algunas similares. Eso sí, también tengo sueños buenos que tienen que ver con correr. De esos hablaré en otra ocasión.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



Tambien te puede interesar

Corriendo por los puertos míticos (53): Mausoleo Petrovic-Njegosh, Montenegro
Jorge González de Matauco

Visitamos las montañas Lovcen, en Montenegro, donde se encuentra enterrada la figura más importante del país. 22 kilómetros por el corazón de los Balcanes. Una ruta con mucha historia, mucha naturaleza y muchos paisajes excepcionales.

Cómo se elabora la clasificación de una carrera (1)
Luis Blanco

Lo que define a una carrera popular, generalmente, es que tiene una clasificación. La gran mayoría son competitivas. Vamos a explicaros todo lo que hay detrás de ella. Muchas cosas las conoces, pero quizá otras no.

Kwizera y Marta Pérez ganan en la Cursa Patrimoni Eivissa
Dep. Prensa Cursa

El burundés Kwizera se impuso en un apretado sprint a Adel Mechaal (29:31). Marta Pérez confirmó los pronósticos y superó a Lucía Rodríguez en la prueba femenina (39:35)

Por qué seguir participando en carreras
Mario Trota

Algunos círculos de corredores reniegan de las carreras populares alegando que “se han convertido en un negocio”, “están masificadas” o porque “se ha perdido el espíritu atlético”. Mario Trota nos explica por qué, a pesar de todo ello, merece la pena seguir participando en carreras.

Las mas vistas

¿Cómo almacenamos la energía en el cuerpo?
Carolina Villalba

¿Sabes que es el glucógeno? Es una forma de almacenar la energía en el cuerpo. Esos depósitos están en el hígado y en el músculo, pero la cantidad depende de la masa muscular que se tenga y de la alimentación que se siga. Carolina Villalba nos lo cuenta en este artículo.

Series, fartlek, cuestas: entrenamientos que también debes hacer
carreraspopulares.com

Para los principiantes: correr no solo es correr. Se puede hacer más divertido y además evolucionar. No solo salgas a correr, haz series, introduce fartleks y entrena cuestas.

¿Dormir bien antes de un maratón? ¡Aprende cómo!
carreraspopulares.com

Son algunas de las horas más tensas que vivirás como corredor. Pero, que no te traicionen los nervios. Los días, y los momentos previos a los 42k, trata de dormir lo mejor que puedas. Te damos unos consejos.

Consejos para aumentar la distancia que corres
May Luján

¿Crees que te has estancado? ¿Quieres correr distancias más largas? No es tan complicado, pero debes tener paciencia y buscar buenos consejos. Aquí te apuntamos algunas opciones para conseguirlo.