Trabaja tu abdomen y piernas a la orilla del mar

Por Rubén García para carreraspopulares.com

Estamos inmersos de lleno en el verano y con él disfrutamos de espacios y paisajes que con el frio no solemos visitar. Al margen de correr por la orilla de la playa, podemos utilizar este terreno para realizar ejercicios de tonificación que nos vendrán bien para mantener o potenciar nuestro nivel físico.

La resistencia y el movimiento del agua en la orilla nos ayudarán para crear otro tipo de desequilibrios y tensiones, por lo que el trabajo físico será diferente al que hacemos normalmente en el gimnasio o en la pista donde entrenamos. Sin aumentar la carga de trabajo, el terreno irregular y el movimiento del agua provocarán que los músculos sinergistas y fijadores trabajen mucho más, además de trabajar todos los receptores sensoriales y de movimiento que tenemos en el cuerpo. Algunos de ellos como los equilibrios en una pierna es posible que sean más dificultosos.


Ahora bien, estamos en verano y queremos disfrutar por lo que hay que mantener las mismas precauciones que siempre nos aconsejan en esta época del año, como utilizar crema solar o no hacerlos a las horas de máximo calor. Sólo hay que aplicar el sentido común.

Aquí os explicamos 5 ejercicios de abdomen y piernas que combinan la tonificación muscular junto a la propiocepción. Seguramente conoceréis los ejercicios, pero realizarlos en el agua nos va a provocar un trabajo diferente.

Equilibrios. De pie dentro del agua, con el nivel del agua por encima de los tobillos. Nos quedamos en equilibrio sobre una pierna con la rodilla ligeramente flexionada, inclinando el tronco hacia adelante y estirando la pierna que hemos levantando hacia atrás. Podemos mantener esta posición durante unos segundos (15, 20, 30”) o volver a la posición inicial sin llegar a tocar el suelo para volver a repetir el ejercicio (10-15 repeticiones con cada pierna).

Zancadas. Nos situamos de pie en el agua como en el ejercicio anterior, con una separación de pies igual a la anchura de nuestras caderas. Realizamos un paso hacia adelante y flexionamos rodillas. La rodilla de la pierna que avanzamos no debe superar la punta del pie. Además, debemos mantener la espalda recta. Podemos realizar 3-4 series de 15 repeticiones con cada pierna.

Skipping. Ahora nos adentramos un poco más en el agua, que nos llegue sobre las rodillas. Realizamos 10 metros de skipping paralelos a la orilla y la vuelta caminando hacia atrás (3 series de 10 repeticiones).

Abdominales isométricos. Nos colocamos tumbados dentro del agua, aprovechando una profundidad de 10-15 centímetros. Apoyamos puntas de los pies y las palmas de las manos de tal manera que se queden los brazos estirados con una separación igual a la anchura de nuestros hombros. Podemos hacerlo aguantando la posición durante un tiempo (empezamos por tiempos cortos y vamos aumentando conforme podamos aguantar más) o por número de repeticiones (desde la posición de inicio, levantamos alternativamente cada pie una altura que nos permita sacarlos del agua, 3 series de 10 repeticiones). Nos colocamos paralelos a la orilla y haremos la mitad de la serie orientados en una dirección y la otra mitad en la otra, para que trabaje el tronco en ambos lados por igual.

Abdominales isométricos laterales. Igual que el ejercicio anterior, pero en esta ocasión nos colocamos de lado. Apoyamos una mano en el suelo y los pies lateralmente. Como en el caso anterior, lo haremos hacia los dos lados, aguantando unos segundos en esta posición (15, 20”).

[ Rubén García ] es fisioterapeuta y entrenador

SOBRE EL AUTOR


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Cómo encuentro mi ritmo perfecto de carrera?
Chema Martínez Pastor

¿De verdad vas a llegar a otra carrera sin saber a qué ritmo vas a correr? No tener un plan puede suponer, a veces no dar todo lo que tenemos en la piernas y, en otras ocasiones, ´reventar´ antes de tiempo. Por eso es buena idea que aprendas a marcarte un ritmo objetivo.

El calentamiento: cuánto y cómo
Tono Fernández

Es esencial para evitar lesiones, pero también para activar el cuerpo, pulsaciones, retrasar la fatiga y ganar confianza. No te saltes el calentamiento antes de una carrera o entrenemiento intenso.

Sub 40’ en 10k, ¿cumples los requisitos?
Tono Fernández

Es una barrera tanto psicológica, como física. Bajar de 40 minutos en 10 kilómetros es una hazaña complicada para muchos. Aunque estés cerca, cuesta alcanzar ese listón. ¿Cumples con los requisitos?

¿Qué hacer y qué no los días previos al maratón?
David Calle

El entrenamiento de un maratón son muchas semanas de esfuerzos y de sacrificios. Demasiado para lanzarlo por la borda en las últimas semanas, ¿verdad? Nuestro entrenador David Calle te cuenta los secretos para hacer la mejor aclimatación en los últimos días previos a la prueba.

Las mas vistas

Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Luis Miguel del Baño

Emociones, sentimientos encontrados, dolores, lucha contra uno mismo. ¡Los maratones son tantas cosas! Aquí tienes 42 puntos importantes que debes saber si vas a correr los 42 kilómetros.

La miel y el corredor. Propiedades y beneficios.
Leticia Garnica

La miel es un azúcar simple que aporta mucha energía, tiene propiedades antioxidantes y recuperadoras. Además, es barata y está deliciosa. Es, por tanto, como apunta la nutricionista Leticia Garnica en este artículo, un producto ideal para los corredores.

La parte psicológica de las lesiones
Yolanda Cuevas Ayneto

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la práctica del ejercicio físico y del deporte son las lesiones sufridas siendo amateur o profesional. Las lesiones pueden provocar una retirada puntual de la práctica deportiva en unos casos o la definitiva en otros...

Cómo se realiza una prueba de esfuerzo
carreraspopulares.com

Es la mejor manera de descartar problemas cardíacos y conocer cómo está nuestro cuerpo para practicar cualquier deporte. Da igual la distancia que queramos correr o la intensidad con la que lo hagamos.