Astenia primaveral y running: enemigos íntimos

Por May Luján para carreraspopulares.com

Suele producirse en las épocas en las que hay cambios de temperatura, variaciones en la luz solar, cambios de horario, o en las que entramos en una nueva estación. Es decir, que durante los meses de primavera e incluso cuando se acerca el verano es cuando podemos notar sus efectos.

No se trata de ninguna enfermedad, sino más bien de un síntoma que aparece con los cambios anteriormente citados (cambios de horario, de temperaturas, estrés laboral, o modificaciones de ciclo vital, por ejemplo). Suele producir cansancio o una disminución aparente de la energía. De hecho, la propia palabra es un término clínico que significa ´cansancio´. Con ella, además, pueden venir dolores de cabeza o apatía.

Todos estos cambios generan, entre otras cuestiones, una disminución de melatonina, que es la hormona encargada de regular nuestro sueño. Pero también se ven afectados los niveles de serotonina o endorfinas, lo que nos provoca esa sensación de decaimiento generalizado.

Como veis, todo lo contrario a lo que nos provoca la práctica deportiva y, a su vez, nos introduce en un estado en el que puede que nos cueste más salir a correr un rato porque nos notamos apáticos.

Combatir la astenia

El primer consejo que te vamos a dar es precisamente el deporte. Para luchar contra el decaimiento en general, pero el provocado por la astenia y estas situaciones en particular, es calzarte unas buenas zapatillas y salir a ejercitarte.

Cuando corremos, nuestro cuerpo genera una buena serie de endorfinas. Es el remedio natural más combativo contra estas situaciones de apatía. Seguro que recuerdas esa sensación de bienestar e incluso de sentirte a tope de energía tras una buena sesión de running. Pues es necesario que vuelvas a generar esas sustancias (las endorfinas, pero también la dopamina o la serotonina, hormonas que nos ayudan a encontrar bienestar) para contrarrestar esos momentos de bajón.

Los cambios de ritmo mientras corres son beneficiosos. En estos casos, te recomendamos que alteres un poco tus entrenamientos. Cualquier actividad física es buena, pero sería ideal que evitases entrenamientos monótonos e introdujeses algunos más activos y diferentes. Los cambios de ritmo, por ejemplo, te vendrían de perlas, especialmente si alguno de esos cambios de ritmo es algo exigente.

Da la sensación de que es combatir el fuego con fuego, es decir, que si el cansancio y la apatía te invaden, salir a correr es contraproducente, pero todo lo contrario, funciona.

Descanso y sueño controlados. En épocas en las que te puede invadir la astenia es ideal que tu ciclo de sueño esté bien regulado. Trata de dormir cuando toque. Cuando las buenas temperaturas acechan, solemos trasnochar más. Si no descansas lo suficiente, el cansancio real se sumará al provocado por esta situación. Contrólalo.


La dieta. Es la otra gran clave. Una dieta variada, pero rica en frutas y verduras, en alimentos que tengan antioxidantes y que te aporten energía, es la recomendada en estas épocas. Evita alimentos grasos (saturados) por un tiempo, como los embutidos. También los precocinados o alimentos procesados. Busca más bien, tal y como te hemos dicho, las frutas y verduras, pero también añade algo de frutos secos o pavo en el desayuno. Te vendrá bien para vencer a esta enemiga del running.

SOBRE EL AUTOR

ARTÍCULOS RELACIONADOS



POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ




9.651

Tambien te puede interesar

¿Qué calzado debe llevar el corredor cuando no corre?
Rubén Sánchez-Gómez

Los corredores dedicamos mucho tiempo y dinero en buscar la zapatilla ideal para correr. Pero, si hacemos esto para tener siempre nuestros pies a punto cuando hacemos el gesto deportivo de correr, ¿por qué no dedicamos ese tiempo y dinero en buscar el calzado ideal para cuando no corremos? Nuestro podólogo Rubén Sánchez-Gómez nos cuenta cuál es.

Qué tipo de motivación debe tener un corredor en tiempos de coronavirus
Marisol Kassem García

La situación actual ha hecho que muchos hayan perdido la motivación para practicar deporte. En el caso del running, porque no tienen objetivos como carreras para planificar un entrenamiento. Además, han cambiado muchas cosas en nuestro entorno en medio de la pandemia. Hay que reformular las razones por las que corremos.

Cómo evitar y tratar los esguinces de tobillo
Fisioterapia Bando

En el anterior artículo sobre le tobillo hablamos de por qué se producen los esguinces. En esta ocasión os ofrecemos algunos consejos para intentar evitarlos y, en caso de no conseguirlo, os contamos cuál es el mejor tratamiento.

¿A los runners nos crecen los pies?
Rubén Sánchez-Gómez

Es bien sabido cómo correr ´modifica´ partes de nuestro cuerpo. Nos vuelve más atléticos, aumenta el porcentaje de fibra y reduce el de grasa. Pero ¿es posible que también haga que nos crezcan los pies? Nuestro podólogo de cabecera nos da las claves.

Las mas vistas

Ejercicios de fuerza resistencia para corredores (II)
Fernando Ortiz

¡No te olvides de ningún músculo! Te proponemos una serie de ejercicios básicos que complementan a los ejercicios de gimnasio más habituales. Estos también son primordiales para correr más, mejor y, sobre todo, con mayor seguridad.

5 alimentos que te salvarán en septiembre
Laura Jorge

Energía y mantener la línea. ¿Es lo que buscas? Queremos volver a la rutina, con nuestro día a día y nuestros entrenamientos, pero también queremos aligerar lo que hemos ganado en verano. Laura Jorge nos propone algunos alimentos cargados de energía pero que nos ayudarán a mantener la línea.

Preguntas y respuestas para runners (IV)
carreraspopulares.com

¿Cuánto tiempo tardas en recuperarte después de un entrenamiento fuerte? ¿Cómo evito la fatiga? ¿Qué pasa si tengo unos glúteos débiles? ¿Cuál es el mejor arroz para corredores? La respuesta a estas y otras preguntas para corredores, en nuestra nueva entrega de Preguntas y respuestas para runners.

¿Cómo recuperar los buenos hábitos tras el verano?
Laura Jorge

Los aperitivos, picoteos al sol y las cervecitas pasan factura. No están mal para una época, pero los buenos hábitos en la alimentación deben imponerse. Sigue unas pautas y, poco a poco, todo volverá a la normalidad.