BUSCA TU CARRERA

Tenemos 508 eventos a tu disposición

Corebo de Élide, el primer atleta de la historia

Por carreraspopulares.com

Cuando hablamos de la historia del atletismo, algunos nombres nos vienen a la cabeza. Por supuesto, aquellos que han hecho historia en diferentes competiciones y por diferentes motivos: Usain Bolt, Michael Johnson, Carl Lewis, Katherine Switzer, Paula Radcliffe... Pero cuando hablamos de Historia, con mayúsculas, parece que todo el protagonismo se lo han quedado (con razón), Spiridon Louis, vencedor del primer maratón de la época moderna y Filipides, el soldado griego a quien se le atribuye haber realizado la primera “carrera” registrada de semejante distancia.

Sin embargo, poco se habla de las personas que iniciaron la historia del atletismo. Los primeros registros de competiciones deportivas en las que se incluyera la carrera a pie como una de las disciplinas nos llegan de los antiguos griegos, inventores sin duda del moderno concepto del deporte. En torno al siglo 7 a.C. ya habían puesto en marcha sus propios eventos, con una alta tasa de seguimiento entre el pueblo, en los que los atletas tenían que demostrar que sus condiciones físicas eran superiores a las de los rivales. A pesar de que también los griegos tenían competiciones femeninas (los juegos hereos), estas primeras competiciones eran solo masculinas. Los atletas, que competían desnudos, ofrecían espectáculo en los estadios a los que el público acudía en masa. Hay registros de una primera competición deportiva en el año 776 antes de Cristo, que se iría repitiendo cada 4 años. Esta primera competición, que tomaba el nombre del recinto donde se celebraba (es decir: stadion). Según la Wikipedia: “... el estadio (edificio) era lo suficientemente grande como para que pudiesen competir hasta veinte corredores, en una distancia de alrededor de 183 m. En puridad, según la mitología, debería medir 600 veces la longitud del pie de Hércules...”.

Esta primera prueba del stadion fue ganada por un panadero, de nombre Corebo de Élide. La competición consistía únicamente en una carrera de esos 183 metros y contaba con jueces en la salida (afesis) para evitar salidas en falso. La carrera comenzaba a toque de trompetas para silenciar a la multitud y los heraldos anunciaban al público el nombre de los atletas y el nombre de su padre y su ciudad natal. De lo que no hay registro, evidentemente, es del tiempo que tardaban estos primeros atletas en completar la distancia del “stadion”. Lo que sí se conoce es el nombre de casi todos los ganadores de las pruebas , puesto que se les daba honores máximos y la posibilidad de encender la antorcha olímpica en la siguiente edición.

El origen de los atletas

Aunque en casi todas las fuentes se dice que las palabras “atletismo” y “atleta” vienen del griego “athlos”, que significa “lucha, combate o prueba”, en algunos textos se cita como origen al primer rey de Elis, llamado Aethlius o Aithlios, quien, según la mitología, retaba a sus hijos a competir entre ellos como continuación a las olimpiadas mitológicas.


12.601

Articulos relacionados

Reportajes Etienne Gailly, el maratoniano que consiguió la gloria olímpica con una medalla de bronce
Reportajes ¿Quieres ganar un maratón? Hazte keniata o etíope
Entrenamientos Cómo establecer nuestros ritmos de entrenamiento

También te puede interesar

Reportajes Guía del corredor novato: chocar manos en las carreras
Reportajes ¿Te estás planteando dar el salto al triatlón?

Las más vistas

Nutrición Los geles y el maratón ¿cuándo tomarlos?
Reportajes ¿No tienes ganas de correr? Piensa en esto