¿Correr con asma? Si Rosa Mota pudo, tú también

Por carreraspopulares.com - 18/07/2019

Rosa Mota (Oporto, 1959) es considerada por muchos como la mejor maratonista de la historia. Miembro, junto con las noruega Ingrid Kristiansen y Grete Waitz y la estadounidense Joan Benoit, de ese selecto grupo que encabezó las primeras pruebas de la historia de maratón femenino. Corrían ya, sorprendentemente para muchos, los años ochenta.

Pero no vamos a hablar de Rosa Mota por ser la ganadora del primer campeonato del mundo de maratón femenino, o por sus éxitos en dos ocasiones más en este torneo. Tampoco por su oro olímpico en Seúl. La portuguesa es un ejemplo a seguir porque fue capaz de conseguir todo eso pese a tener asma. De hecho, si empezó a correr fue por prescripción médica, dado que así mejoraría de su condición.

El asma es una afección que provoca la inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias y que, dependiendo de cada persona, puede afectar más o menos a la actividad diaria. Por el momento, no tiene cura. En España afecta a alrededor de dos millones y medio de personas, entre las que se encuentra, como no, un alto número de deportistas, populares y profesionales.

El asma y el running

Correr tiene muchos beneficios para las personas que sufren asma. Al mejorar la condición y la respuesta de los músculos que componen el sistema respiratorio, facilita su funcionamiento. Además, nos mantiene con un peso controlado, lo cual influye positivamente a la hora de mejorar la respiración. También es un apoyo psicológico, puesto que sentir que con asma se puede correr significa que no hay que ponerse límites, superando las barreras que esta enfermedad puede acabar poniendo a los que la sufren.


Consejos para correr con asma

1. Consulta con tu médico. Al tratarse de una enfermedad crónica y con diferentes grados de intensidad, es necesario conocer hasta dónde puedes llegar. Tu doctor te ayudará a saber qué cantidad de ejercicio es beneficiosa.

2. Conoce tus límites. La fatiga que produce el ejercicio puede hacer aparecer brotes de asma en ocasiones. Siempre empieza poco a poco y aprende a reconocer cuándo es momento de no ir más rápido o hasta donde puedes correr sin miedo.

3. Deja de fumar. Esto no está asociado sólo con el deporte. Nadie debería fumar si quiere tener una vida sana. Pero mucho menos si sufres una enfermedad respiratoria.

4. Vigila la climatología. Los días con aire frío pueden convertir la experiencia de correr al aire libre en una incomodidad. En esos casos, ten a mano un plan B, como una cinta de correr en el gimnasio o ejercicios en el interior. Si lo que necesitas es salir al aire libre, lleva contigo una máscara para evitar problemas.. Las mejores condiciones para correr con asma: calor y humedad.

5. Siempre lleva contigo el inhalador. Imprescindible por si se presentan síntomas durante la carrera. En ocasiones (consúltalo con tu doctor), puede ser mejor usarlo con antelación al ejercicio.

6. Controla tu asma. Si tienes brotes de manera habitual y descontrolada, quizá no es el mejor momento para salir a correr a la calle.

7. Calienta bien. Evita en lo posible cambios bruscos en la intensidad del ejercicio, tanto hacia arriba como hacia abajo. De esta manera, las pulsaciones no se dispararán y el sistema respiratorio se mantendrá más estable.

8. Evita el polen. Si la concentración de polen en el aire es alta, no salgas a correr a la calle. También es recomendable evitar los días con mucho viento, ya que las posibilidades de que nos transmita impurezas, polvo y polen, son mayores.

9.Dúchate inmediatamente después de correr. Así eliminarás agentes alérgicos que puedan ir contigo después de haber estado expuesto al aire de la calle. También es importante limpiar bien tu ropa y zapatos.

10. Corre bajo la lluvia. Al contrario que los días secos o ventosos, si llueve es tu mejor día para correr, ya que el agua habrá limpiado el ambiente y tus pulmones lo agradecerán.



1.928

Tambien te puede interesar

¿Qué tenemos que hacer para evitar los temidos tirones musculares?
Francisco Gilo

Los deportistas han asociado el calor y el ejercicio intenso con gran sudoración, con la aparición de calambres y, aplicando el sentido común, han relacionado la pérdida de iones en el sudor con dichos calambres

¿Por qué no se está promoviendo ya la vacuna de la gripe?
Francisco Gilo

Este año, más que nunca, necesitamos una gran cobertura poblacional de la vacuna de la gripe, cuya epidemia estacional se solapará con la pandemia de Covid-19.

Actívate, estar sentado es malo para el cerebro
Francisco Gilo

Se ha comprobado que se produce una reducción del lóbulo temporal medio

Corredor, la actividad física nos hace más fuertes frente al COVID-19
Francisco Gilo

Ante la actual situación provocada por el COVID-19, se nos plantea la siguiente cuestión: ¿Qué podemos hacer desde la actividad física para combatir esta situación? ¿Debería la gente hacer ejercicio durante el brote del coronavirus, y si es así, cuáles serían las recomendaciones?

Las mas vistas

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.