¿Correr con asma? Si Rosa Mota pudo, tú también

Por carreraspopulares.com - 18/07/2019

Rosa Mota (Oporto, 1959) es considerada por muchos como la mejor maratonista de la historia. Miembro, junto con las noruega Ingrid Kristiansen y Grete Waitz y la estadounidense Joan Benoit, de ese selecto grupo que encabezó las primeras pruebas de la historia de maratón femenino. Corrían ya, sorprendentemente para muchos, los años ochenta.

Pero no vamos a hablar de Rosa Mota por ser la ganadora del primer campeonato del mundo de maratón femenino, o por sus éxitos en dos ocasiones más en este torneo. Tampoco por su oro olímpico en Seúl. La portuguesa es un ejemplo a seguir porque fue capaz de conseguir todo eso pese a tener asma. De hecho, si empezó a correr fue por prescripción médica, dado que así mejoraría de su condición.

El asma es una afección que provoca la inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias y que, dependiendo de cada persona, puede afectar más o menos a la actividad diaria. Por el momento, no tiene cura. En España afecta a alrededor de dos millones y medio de personas, entre las que se encuentra, como no, un alto número de deportistas, populares y profesionales.

El asma y el running

Correr tiene muchos beneficios para las personas que sufren asma. Al mejorar la condición y la respuesta de los músculos que componen el sistema respiratorio, facilita su funcionamiento. Además, nos mantiene con un peso controlado, lo cual influye positivamente a la hora de mejorar la respiración. También es un apoyo psicológico, puesto que sentir que con asma se puede correr significa que no hay que ponerse límites, superando las barreras que esta enfermedad puede acabar poniendo a los que la sufren.


Consejos para correr con asma

1. Consulta con tu médico. Al tratarse de una enfermedad crónica y con diferentes grados de intensidad, es necesario conocer hasta dónde puedes llegar. Tu doctor te ayudará a saber qué cantidad de ejercicio es beneficiosa.

2. Conoce tus límites. La fatiga que produce el ejercicio puede hacer aparecer brotes de asma en ocasiones. Siempre empieza poco a poco y aprende a reconocer cuándo es momento de no ir más rápido o hasta donde puedes correr sin miedo.

3. Deja de fumar. Esto no está asociado sólo con el deporte. Nadie debería fumar si quiere tener una vida sana. Pero mucho menos si sufres una enfermedad respiratoria.

4. Vigila la climatología. Los días con aire frío pueden convertir la experiencia de correr al aire libre en una incomodidad. En esos casos, ten a mano un plan B, como una cinta de correr en el gimnasio o ejercicios en el interior. Si lo que necesitas es salir al aire libre, lleva contigo una máscara para evitar problemas.. Las mejores condiciones para correr con asma: calor y humedad.

5. Siempre lleva contigo el inhalador. Imprescindible por si se presentan síntomas durante la carrera. En ocasiones (consúltalo con tu doctor), puede ser mejor usarlo con antelación al ejercicio.

6. Controla tu asma. Si tienes brotes de manera habitual y descontrolada, quizá no es el mejor momento para salir a correr a la calle.

7. Calienta bien. Evita en lo posible cambios bruscos en la intensidad del ejercicio, tanto hacia arriba como hacia abajo. De esta manera, las pulsaciones no se dispararán y el sistema respiratorio se mantendrá más estable.

8. Evita el polen. Si la concentración de polen en el aire es alta, no salgas a correr a la calle. También es recomendable evitar los días con mucho viento, ya que las posibilidades de que nos transmita impurezas, polvo y polen, son mayores.

9.Dúchate inmediatamente después de correr. Así eliminarás agentes alérgicos que puedan ir contigo después de haber estado expuesto al aire de la calle. También es importante limpiar bien tu ropa y zapatos.

10. Corre bajo la lluvia. Al contrario que los días secos o ventosos, si llueve es tu mejor día para correr, ya que el agua habrá limpiado el ambiente y tus pulmones lo agradecerán.



Tambien te puede interesar

Corredor: si trabajas sentado debes conocer estos ejercicios
Fisioterapia Bando

La vida sedentaria provoca muchos problemas al cuerpo, y los corredores también los sufren.Hoy en día, aunque seamos deportistas, pasamos muchas horas sentados. Por ello, tenemos que tener varias cosas en cuenta. Sobre todo si no queremos aumentar el riesgo de lesiones.

Running, un aliado en la prevención del cáncer de mama
María Pan de Francisco

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. Hay factores de riesgo sobre los que no podemos actuar, pero hay otros que sí podemos modificar para prevenirlo. Una vida sana y una actividad como correr nos pueden ayudar.

Síndrome del corredor: cintilla iliotibial
Francisco Vita Barbero

Este síndrome, muy frecuente en corredores, corresponde a una tendinopatía del músculo Tensor de la Fascia Lata; situado en la zona lateral del muslo, llegando su inserción a la meseta tibial.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

¿Por qué corremos?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

¿Vives para correr? ¿Corres por salud?, ¿por socializarte? Existen tantos tipos de corredor como motivos que nos impulsan a correr. Aquí te planteamos unos cuantos. Pero seguro que conoces muchos más.