Correr un día festivo: no es lo mismo, es mejor

Por carreraspopulares.com

Cuando se nos acerca un festivo, nuestras opciones como corredores se disparan. Por una parte, podemos pensar que es un día ideal para descansar, olvidarse de los entrenamientos y tener una rutina más social. No os falta razón, pero por otra parte, seguro que muchos aprovecháis precisamente los festivos para correr con más tranquilidad o sin las prisas del día a día.

Sea como sea, aquí tenéis unas pautas para salir a correr en un día festivo:


- Rompe la rutina. Si vas a salir por el sitio donde entrenas habitualmente, míralo con otros ojos. En festivo cambian las prisas (que son menos), la gente (que está más relajada) y todo parece diferente. Aprovecha para redescubrir tu lugar habitual de entrenamiento.

- Cambia el lugar. Pero, en realidad, nuestro consejo es que cambies también tu lugar habitual de entrenamiento. Descubre algún lugar nuevo, ves a ese sitio que te han comentado que está muy bien, o sal a correr por otras zonas sin rumbo solo por el gusto de descubrir nuevas zonas. Seguro que se te pasa volando el tiempo.

- Reflexiona. Los festivos corriendo son ideales para aclarar ideas. No tienes la presión o las prisas del día a día, con lo que la mente está más despejada y puedes ordenar tus pensamientos y equilibrar un poco esa cabecita que tanto sufre los problemas del día a día.

- Las compañías. Si prefieres directamente dejar de pensar, búscate un grupo o un compañero poco habitual y sal con ellos. Los festivos son ideales para quedar con gente poco habitual y echar unos kilómetros juntos. Quizás puedas aprovechar y quedar con esa amiga que hace tiempo que no ves, ese cuñado que tienes olvidado, etc. Quien tú quieras.

- Ritmos, series y calidad: no existen. Lo mejor que puedes hacer en un festivo es descansar corriendo. Es decir, a no ser que te sea totalmente necesario y que te apetezca hasta el infinito, no metas una sesión de calidad, series o ritmos fuertes. Relájate con un buen trote. Sin más.

- Aprovecha el día. Esto ya va según gustos. Si madrugas mucho entre semana, puedes aprovechar para retozar algo en la cama antes de salir. Pero nuestra recomendación pasa porque también madrugues y realices la sesión de entrenamiento temprano. Cuando llegues a casa tras haber corrido, tu familia todavía estará arrancando el día, y tendrás toda la jornada de festivo por delante para realizar planes y descansar.


9.250

Articulos relacionados

Reportajes ¿Haces series? Esta tabla será tu ´biblia´
Entrenamientos Entrenamiento para mejorar tu velocidad
Reportajes Las series

También te puede interesar

Reportajes Maratón olímpico de 1956: el ansiado oro de Alain Mimoun
Reportajes ¿Correr nos hace más guapos?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?