Correr un maratón no es difícil

Por carreraspopulares.com - 21/04/2018

Seguro que, fuera de tus círculos de compañeros runner, cuando cuentas que vas a correr o has corrido un maratón, te miran con una mezcla de admiración y de compasión. Piensan que vas a someter a tu cuerpo a un esfuerzo sobrehumano y, al hacerlo, o bien eres un loco/a o descerebrado/a, o bien es que eres capaz de hacer cualquier cosa y eres una máquina del deporte. En realidad, tus compañeros de entrenamientos también sienten admiración, pero ya saben que, al enfrentarte a un maratón no sólo te estás enfrentando a 42 kilómetros, sino que estás haciendo algo que es mucho más.

Y es que correr un maratón es fácil. Lo difícil es...

... seguir durante 14-16 semanas un plan específico, al principio dando importancia a la fuerza y a “hacer base”, y después a echar kilómetros y kilómetros. Entrenar 4-5 días por semana, cada uno de ellos más de una hora y algunas veces dos horas es lo verdaderamente duro. Después de este entrenamiento, correr un maratón es sólo el resultado del trabajo realizado. Si se ha hecho un buen entrenamiento,los 42 kilómetros deberían ser relativamente sencillos.

... encontrar tu ritmo y seguirlo durante toda la carrera. Una vez dan el pistoletazo de salida, lo ideal para poder acabar con buenas sensaciones es tener muy estudiado y entrenado tu ritmo de carrera. Equivocarte en la velocidad y salir un poco más rápido hará que la carrera se te haga más larga de lo que habías pensado. Es muy importante, sobre todo si tenemos algo de experiencia y queremos hacer una marca determinada, estar seguros de que somos capaces de aguantar todo el tiempo al mismo ritmo. En una distancia tan larga, que no controlamos porque muy pocas veces hacemos tanto kilómetros, no hay lugar para las improvisaciones.

... escoger dónde vas a correr tu maratón. Como decía, corremos muy pocas veces un maratón (hablo de la gran mayoría, siempre hay excepciones). Por eso, y como hay tantas opciones, decidir en qué ciudad haremos nuestra carrera puede ser complicado. Para muchos es una ocasión perfecta para hacer turismo y visitar ciudades nuevas. Otras veces, nos gusta correr cerca de casa para no añadir un estrés adicional.

... dormir la noche antes. Esto sí es difícil, y no correr los 42 kilómetros. La noche antes de un maratón es muy difícil conciliar el sueño, porque estamos ya corriendo mentalmente. Nos vienen imágenes a la cabeza en las que estamos ya en carrera, o lo que es peor, empezamos a preocuparnos de no llegar a tiempo y tener que comenzar la carrera desde el final del pelotón. Por eso, los entrenadores siempre dicen que la noche importante no es la anterior, sino que hay que procurar dormir bien toda la semana de antes, añadiendo una o dos horas a nuestro descanso habitual.

... mantener la cordura cuando acabamos. Y es que al terminar un maratón nos vienen miles de emociones a la cabeza. Nos creemos superhéroes, nos acordamos de nuestros compañeros, de nuestros amigos, de nuestra pareja. Nos echamos a llorar, a reír, a bailar... Nos caemos al suelo porque soltamos toda la tensión. Es un momento tan mágico que lo difícil es tener la cabeza fría.

Correr un maratón no es nada. La próxima vez que alguien te pregunte, explícale todo lo demás, verá que estar 42 kilómetros haciendo algo que nos gusta tanto no es tan difícil. ¿O será que verdaderamente estamos locos y lo hemos olvidado?



4.996

Tambien te puede interesar

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Las mas vistas

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.

Las mejores ensaladas para runners
Laura Jorge

Las ensaladas son el plato estrella de muchos runners. Más aún cuando llega el verano. Descubre las sugerencias que te hace nuestra nutricionista Laura Jorge y disfruta aún más de tus frutas y verduras.

Tres sencillos ejercicios de fuerza: ¡ya no hay excusas!
Rubén Gadea

El verano es una época ideal para hacer nuestros entrenamientos de fuerza. No hace falta maquinaria especial, ni siquiera mucho tiempo. ¡Introduce estos ejercicios en tu rutina y verás!