Cremas con efecto frío / calor, ¿cuándo usarlas y qué efecto tienen?

Por Fisioterapia Bando para carreraspopulares.com

Sois muchos a los que os surgen dudas sobre el uso de cremas con efecto frío o calor. Nos preguntáis si es beneficioso su uso, cuándo usar una u otra, si evitan las lesiones...

Lo fundamental es conocer las contraindicaciones -cuando NO debemos usarlas-. Los contraindicaciones más importantes son: no usarlas sobre heridas abiertas, alergia a algún componente de la misma, hemorragias, en TVP (trombosis venosa profunda), problemas circulatorios o sobre varices. En cualquier caso, siempre consultad a vuestro médico y/o farmacéutico, especialmente si padecéis alguna enfermedad. Como recomendación, ante cualquier duda podéis probar en una pequeña zona antes de usarlas.

Las cremas de efecto caliente generan un aumento de la temperatura en la zona de aplicación. Producen vasodilatación, aumentando el flujo sanguíneo y con ello aceleran el metabolismo celular, producen un efecto sedante. También disminuyen la producción de colágeno y aumentan la de elastina, lo que favorece la elasticidad de los tejidos. Por todos estos efectos estas cremas están indicadas para calentar él músculo, tendones, articulaciones... por lo tanto su uso está indicado previo al ejercicio, para preparar al cuerpo para el esfuerzo. Especialmente indicado en días fríos.

Cuándo usar una crema con efecto frío

En cambio las cremas de efecto frío provocan el efecto contrario, es decir, una disminución de la temperatura en la zona de aplicación, lo que ayuda a disminuir el dolor y la inflamación por la vasoconstricción que produce. Por lo que su uso está más indicado para el post competición, para ayudar a la musculatura a volver a la calma y aliviar el dolor.

En cuanto a la pregunta de si su uso puede servir para prevenir lesiones, la respuesta no es categórica, puesto que no hay estudios suficientes. Como os decimos siempre, una lesión es la suma de varios factores y el uso de una crema no va a evitar la lesión en sí, pero si va a disminuir las posibilidades de que se produzca, favoreciendo que el tejido se encuentre en mejor estado para afrontar el esfuerzo. Para nosotros su uso está más indicando acompañado de un buen calentamiento, especialmente en los días fríos que al cuerpo le cuesta más.
Nosotros no somos de la opinión de que el uso de estas cremas pueden enmascarar una lesión. Su efecto no es tan poderoso como para “engañar” al cuerpo para rebasar sus propios límites.

Lo más importante es que sepáis que ninguna crema es milagrosa ni para bien, ni para mal. Sólo producen un efecto frío/ calor local y de corta duración. La absorción al torrente sanguíneo es mínimo. Son medios fáciles de usar y con acción local temporal, por lo tanto, bien usados pueden ser nuestros aliados. Un último consejo: para lesiones agudas generalmente mejor el uso de frío y cuando ya la lesión se perpetua en el tiempo “se vuelve dura” mejor calor.

SOBRE EL AUTOR

Fisioterapia Bando
Clínica de fisioterapia

www.fisioterapiabando.com/


17.068

Articulos relacionados

Salud El hombro del nadador
Salud El frío y el corredor
Salud Todo lo que necesitas saber sobre las agujetas

También te puede interesar

Salud Herramientas psicológicas para prevenir lesiones
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!

Las más vistas

Material deportivo BOSU: la semiesfera que te pone en forma
Nutrición ¿Comes en la oficina? Recetas de tupper para runners