¿Cuándo fracasa un deportista amateur?

Por Rubén Gadea para carreraspopulares.com

Cuando un atleta profesional participa en una prueba y no consigue la marca esperada, se habla de fracaso. Seguramente, por ello no consiga un pódium o medalla, no se clasifique para un campeonato de mayor categoría y con ello pierda las ayudas o subvenciones, los sponsors y psicológicamente se venga abajo.

Por otro lado, tenemos los deportistas amateurs, los atletas populares. Sois los que vais compaginando trabajo, familia y mil historias, haciendo malabares para poder sacar adelante sus entrenamientos. Hay de algunos que entrenan tres días y otros seis días a la semana, doblando sesiones, con material de primer nivel, como una bicicleta con los mejores componentes posibles o el pulsometro con la tecnología más fiable.

¿Este deportista amateur fracasa? ¿Cuándo se puede decir que ha fracasado?

Particularmente, tras mi amplia experiencia como entrenador de deportistas de diferentes niveles y con cualidades y peculiaridades muy distintas, es que antes de catalogar la actuación de un deportista amateur como éxito o fracaso debemos parar a estudiar cada caso en particular.

No es lo mismo una persona con sobrepeso, que hace poco acaba de dejar de fumar y con problemas articulares que se plantea participar en una carrera popular de 5 kilómetros tras entrenar dos meses, tres veces por semana, que otro con seis maratones de experiencia, con una marca sub 3 horas, que entrena seis días a la semana y doblando sesión dos de esos días, el cual se ha dejado 4.000 € en una bicicleta, más inscripciones, acceso a piscina y gimnasio y el resto del material. A eso, le sumamos que tiene dos hijos y pareja, a los cuales les “roba” tiempo para poder ir a entrenar.

La competición solo es el baile de fin de curso, tras un duro año de sacrificio y duros entrenamientos. ¿A que son muy diferentes los dos casos? Ciertamente, la relación sacrificio-rendimiento no es igual, ni parecida y entre estos dos extremos existen una infinidad de deportistas, pero si algo tengo claro, es que mientras una persona se levante del sofá, se calce las zapatillas y luche por superar su sueño, nunca podrá hablar de fracaso y yo me quitaré el sombrero ante ellos en señal de admiración.


Rubén Gadea es entrenador de Sanus Vitae
Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Twitter: @rugadea // @SanusVitae
Web: www.sanusvitae.es
Facebook: Aquí

SOBRE EL AUTOR

Rubén Gadea
Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y entrenador.

www.sanusvitae.es


19.634

Articulos relacionados

Salud Hidratación en una carrera: cuestión de entrenamiento
Reportajes Correr y leer son dos pasiones compatibles
Reportajes Buenos modales para runners

También te puede interesar

Entrenamientos Correr con lluvia, ¿por qué no?
Entrenamientos Rectas en progresión: un ejercicio completo

Las más vistas

Salud La importancia de la hidratación en el deporte a altas temperaturas