Por qué correr acompañado

Por Pedro Fernández López para carreraspopulares.com

Correr acompañado es como hacer un trabajo en equipo. Cuantas más personas tengamos claro cuál es nuestro propósito y nuestro objetivo, más fácil resultará conseguirlo. Al estar con otros, nos apoyamos mutuamente y la motivación externa juega un papel importante. Los demás miembros del equipo de corredores nos motivan y nos ayudan a ser constantes. Y eso a su vez hace que la motivación interna sea mayor. Estamos vinculados al equipo, que nos recuerda nuestro objetivo.

Corriendo con más personas, es más fácil vincularnos al objetivo. Porque si las cosas no salen bien, no sólo nos fallamos a nosotros, también al equipo. El entrenamiento, además, es más divertido si vamos en grupo, porque vamos charlando y nos resulta más llevadero.

El equipo también nos ayuda a mejorar. Nos obligamos y nos exigimos un poco más si estamos corriendo series, porque nos ‘picamos’ con nuestros compañeros. Y si realizamos una tirada larga, nos resulta más fácil si vamos con otras personas, no se nos hace tan pesada o desmotivante.

¿Lo necesitamos?

Todos estos motivos para correr acompañado están bien. Pero debemos plantearnos algo importante: si tuviéramos un gran conocimiento de nosotros mismos, si estuviéramos bien enganchados al objetivo, si realmente corremos porque queremos, no porque debemos, ¿sería necesario tener esas motivaciones externas que nos da correr con los demás?

El problema se da cuando necesitamos estar con los demás para lograr un objetivo que nosotros queremos. Lo negativo es necesitar estar con otro y marcarnos objetivos con otros porque si no no podemos conseguirlos. Por ello, lo importante es tener primero una motivación interna y luego sumar la externa. Si tenemos la interna, la externa será importante, pero no vinculante.

Todo el que tiene una buena motivación propia y corre porque lo desea, por uno mismo, no necesita correr con otros. Pero hacerlo sí que le da un plus. Los que corren porque está de moda, o porque les permite estar con otras personas, o hacer otra cosa mientras corren, nunca correrán solos, porque necesitarán el apoyo de los demás.

SOBRE EL AUTOR

Pedro Fernández López
Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional

www.desarrolloformidable.es


1.555

Articulos relacionados

Entrenamientos ¡Aprovecha las vacaciones! Practica el descanso activo
Reportajes Las series
Reportajes ¿Haces series? Esta tabla será tu ´biblia´

También te puede interesar

Reportajes Guía del corredor novato: encontrando tu ritmo
Reportajes Atletas que hicieron historia: Edwin Flack, el León de Atenas

Las más vistas

Material deportivo BOSU: la semiesfera que te pone en forma
Nutrición ¿Comes en la oficina? Recetas de tupper para runners