Por qué no debemos correr con fiebre

Por María Jesús Núñez para carreraspopulares.com - 10/03/2020
No se debe correr con fiebre
No se debe correr con fiebre

La fiebre es una temperatura corporal elevada. Se considera alta si es supera los 37,8º. La fiebre no es mala. Es un recurso del cuerpo para combatir una infección interna. Puede ser un resfriado o una gripe, una infección de vías respiratorias, una bronquitis, por ejemplo, o una infección gastrointestinal.

La mayoría no son graves y mejoran solas. Pero sí que podemos tomar fármacos, como paracetamol o ibuprofeno, para bajar la fiebre. Aunque no siempre son necesarios. Si hay una infección bacteriana tendremos que utilizar antibióticos.

La fiebre suele ir acompañada de escalofríos, con sudoración excesiva por la noche. Y tenemos que pensar que hay una patología subyacente. La fiebre nos dice que está sucediendo algo. Sentimos rigidez en los músculos y picos de temperatura.

¿Qué nos provoca la fiebre si corremos? Puede causar mialgias, es decir, molestias musculares. Y cómo es frecuente que vaya acompañada de infecciones respiratorias, nos generará una limitación de la ventilación pulmonar, un menor consumo de oxígeno y, por tanto, un menor rendimiento.

Cuando tenemos fiebre lo mejor es descansar
Cuando tenemos fiebre lo mejor es descansar

Más efectos negativos

Correr con fiebre también nos afecta a la coordinación, al equilibrio y a la percepción de esfuerzo. Todo es diferente. La capacidad física se ve mermada. Además, estamos difundiendo la infección por todo el organismo a alta velocidad, con el riesgo de afección miocárdica. En determinadas situaciones, puede provocar arritmias, como fibrilación auricular o cardiopatías.

Si nos encontramos en una situación febril debemos descansar, reponernos y en una semana retomar los entrenamientos de forma progresiva. También es importante reponer los electrolitos y minerales tras la fiebre alta. Tomar caldos de verduras nos ayudará a reponerlos. El malestar y el cansancio propios de la convalecencia desaparecerán.

En el caso de los catarros sin fiebre, la situación es algo diferente. Se genera un mucosidad incómoda pero no limitante. Deberemos acomodar los entrenamientos a la falta de respiración por la nariz y reduciremos la intensidad.

SOBRE EL AUTOR

María Jesús Núñez
Directora Médica de Healthing

www.healthing.es



1.541

Tambien te puede interesar

La prueba de esfuerzo (1)
David Calle

Aunque seguramente muchos de vosotros sabéis cómo es una prueba de esfuerzo, para aquellos que no lo tengan claro vamos a explicar en qué consiste, entendida como prueba con fines deportivos, y más concretamente, para corredores. Lo hacemos en este artículo de David Calle.

¿Se puede correr con juanetes?
Rubén García

Los juanetes son una dolencia no provocada por la actividad de correr, sin embargo son una molestia para los corredores que los padecen. ¿Son compatibles con la actividad deportiva?

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Las mas vistas

El entrenamiento cruzado, ¿qué es y cuáles son sus beneficios?
Rubén Gadea

No solo de correr vive el runner. Existen otras disciplinas deportivas que pueden beneficiarte a la hora de practicar la carrera a pie. Aprovechar otros deportes como la natación o el ciclismo te vendrán bien ya que desarrollarás y ejercitarás músculos que con el running tienes medio olvidados.

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

El descanso del corredor
David Calle

Después de hablar tanto de ritmos, marcas, entrenamientos duros o umbrales de esfuerzo, ahora toca hablar de algo a lo que a menudo no se le presta toda la atención que se le debe: el descanso. El entrenador de atletas populares David Calle nos explica por qué es tan importante para el entrenamiento.