Qué hacer después de una tirada larga

Por carreraspopulares.com

Las tiradas largas (ojo: la palabra “larga” no significa lo mismo para todo el mundo: habrá quien se conforme con 12-13 kilómetros y quien se haga 30 como quien no quiere la cosa) son una de las sesiones de entrenamiento que más esperamos los runners, tanto si estamos en época de entrenar para un objetivo como si simplemente son una forma de escaparnos los fines de semana a hacer aquello que más nos gusta.

1. Recupera energías

Al tratarse de distancias y tiempos más largos de lo que estamos acostumbrados, la alimentación es más importante que en otros entrenamientos. Estamos poniendo a prueba nuestras reservas de energía, que deberían ser convenientemente llenadas en las comidas del día anterior y en el desayuno. En ocasiones, y esto depende de cada runner, podemos tomar algún gel o suplemento en carrera. Pero lo que no admite discusión es que lo que tomemos después de entrenar va a suponer una diferencia entre recuperar bien o no.

Cuando hablamos de recuperar después de una tirada larga, no hablamos de simplemente evitar que nos sintamos cansados, sino de ayudar a los músculos a recomponerse del esfuerzo, haciendo que asimilen el esfuerzo realizado y se transforme en una mejora que nos haga rendir más en el futuro.

La solución más efectiva en cuanto a alimentación está en la naturaleza: tomarte un plátano, unas cerezas o frutos secos serán la mejor forma de activar la recuperación muscular, sin perjudicar a nuestro sistema digestivo. Los hidratos de carbono son necesarios para que el cuerpo recupere su actividad normal sin notar falta de energía. Ten en cuenta que es muy posible que hayas consumido un alto volumen de carbohidratos y que tu cuerpo mantendrá más alto el consumo en las horas posteriores a la actividad. La pasta, arroces y pan deberían estar presentes en tu comida de ese día.

Por supuesto, la hidratación es muy importante. Vuelve a llenar los depósitos con agua o, mejor, con bebida isotónica para equilibrar después del esfuerzo. Si quieres saber más sobre los tipos de bebida isotónica y sus propiedades, te recomendamos este artículo.

2. Estira (por favor)

Siempre es importante. Pero en el caso de tiradas largas lo es más aún. Después del esfuerzo, la vuelta a la calma con estiramientos suaves pero mantenidos es la mejor forma de que el músculo no se resienta de la carrera.

Salir a dar un paseo por la tarde, si has hecho tirada larga por la mañana es algo que tus piernas van a agradecer infinitamente. Al día siguiente estarán listas para volver a trotar.

3. Cámbiate de ropa

Una ducha y ropa seca deberían ser obligatorias. Es verdad que no siempre es fácil porque precisamente aprovechamos el post-tirada para socializar con los compañeros y pasar un rato de ocio. Al menos, procura ponerte ropa seca para evitar enfriamientos.

4. ¿Siesta después de la tirada larga? Sí, por supuesto

Lo bueno de las tiradas largas en fin de semana es que muy posiblemente a las 11-12 de la mañana ya tienes “todo el trabajo hecho”. Si has cumplido con tu sesión de entrenamiento y además has pasado un rato agradable con amigos, está más que justificado que te tumbes después de comer un rato. Sin abusar, tampoco, que nos conocemos.


5.054

Articulos relacionados

Nutrición La paradoja del ejercicio
Nutrición ¿Qué tengo que comer después de un entrenamiento?
Nutrición ¿Qué frutas son mejores para la hidratación en el running?

También te puede interesar

Entrenamientos ¿Por qué llevar un diario de mis entrenamientos?
Entrenamientos MINIMALISMO (Cap. 3) La transición hacia el minimalismo (Cont.)

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?