¿Qué hacer y qué no los días previos al maratón?

Por David Calle para carreraspopulares.com - 04/03/2019

Lo primero para afrontar un maratón, es haber entrenado a conciencia para él. Ser un corredor esporádico puede servir para terminar una carrera de 10km (y no es lo recomendable), pero ni de lejos para un maratón. Afortunadamente hoy día la mayoría de los corredores que se inscriben a un maratón saben que hay que prepararlo específicamente, aunque no siempre se hace del modo correcto.

En fin, supongamos que se ha preparado medianamente bien. Pues ahora repasamos lo que debemos hacer en la semana previa.

En días previos, hay que tratar de descansar y dormir bien, en calidad y cantidad, llevar una semana lo más tranquila posible, sin sobresaltos, y un par de días antes es recomendable incrementar un poquito el consumo de hidratos, pero sin volvernos locos. Si provienen de fuentes integrales, mejor. Mantendremos la glucemia más o menos estable, que es lo adecuado. Hay que tener en cuenta que los hidratos se almacenan en el organismo en forma de glucógeno y lo hacen junto con agua, lo cual nos puede hacer ganar algún kg, pero, lejos de ser un lastre, este almacén de agua nos vendrá estupendamente para el día de la carrera. Si decidimos ir a que nos den un masaje de descarga, mejor que sea con varios días de antelación, y no uno o dos días antes. Evitaremos posibles molestias por la manipulación de los músculos.

Un masaje de descarga 3-4 días antes nos ayudará.
Un masaje de descarga 3-4 días antes nos ayudará.

El entrenamiento se verá reducido a la mínima expresión. A mí es la semana que más me gusta, porque uno a estas alturas ya anda un poco saturado de tantas series, tantos km y tanto esfuerzo. Si creemos que no hemos entrenado lo suficiente, entrenar fuerte esta semana sólo supondrá que lleguemos a la línea de salida "derrengados" (y con 42,2 km por delante, ni más ni menos). Más vale pecar por defecto que por exceso. Llegados a este punto, lo hecho, hecho está.

Un ejemplo de rutina para esta semanapuede ser, alternando con días de descanso total: un primer día de cambios de ritmo de unos 1000m a ritmo objetivo de maratón, con pocas repeticiones y recuperación media (2´ puede estar bien). Más que un efecto fisiológico, se buscaría un efecto psicológico, ya que un entrenamiento así debería resultarnos muy sencillo, y mentalmente nos reforzará la idea de que ese ritmo tan llevadero es el que tengo que mantener en carrera. Después, un segundo día con un rodaje de menos de una hora a ritmo suave. Y un tercer día, que bien puede ser en la víspera por la mañana (por la tarde, sólo descansar), de 20-30 minutos muy suaves con varias rectas en progresión para terminar, y unos buenos estiramientos. En esta semana tan suave de entrenamientos buscaremos una supercompensación de todo el entrenamiento llevado semanas atrás, para que el cuerpo acuda a la línea de salida descansado y con ganas.

En el próximo artículo se hablara de cómo afrontar la víspera y la propia carrera.

SOBRE EL AUTOR

David Calle
entrenador de corredores en RunningDC, Madrid Sur

www.runningdc.es



Tambien te puede interesar

Entrenamientos en cuestas
Tono Fernández

Las cuestas mejoran nuestra fuerza, resistencia y capacidad aeróbica. Introducir cuestas una vez a la semana, nos reportará cosas positivas en nuestras carreras y entrenamientos. Hay muchas maneras de hacerlo.

¿Planificas nuevos objetivos?: Factores a tener en cuenta (II)
Vicent González Álvarez

Si te organizas tus nuevos retos, tendrás muchas más opciones de éxito. Ten en cuenta factores como las semanas de descarga o los ritmos adecuados. Vicent González nos aconseja.

¿Carreras cortas? 5 maneras de echarlas a perder
May Luján

Una pequeña mala decisión puede echar a perder toda una carrera. No te líes y actúa con cabeza en las carreras cortas. Evita estas situaciones.

Circuito de fuerza para trabajar todo el cuerpo
Raquel Landín

Aquí te proponemos un completo circuito de fuerza sobre hierba. Se trata de nueve ejercicios que, si tienes el valor de completarlos, habrán trabajado todo tu cuerpo. Es muy completo y apto para todos los niveles. ¡A por ellos!

Las mas vistas

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.

¿Por qué corremos?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

¿Vives para correr? ¿Corres por salud?, ¿por socializarte? Existen tantos tipos de corredor como motivos que nos impulsan a correr. Aquí te planteamos unos cuantos. Pero seguro que conoces muchos más.