¿Qué pasará el día que dejes de correr?

Por carreraspopulares.com

Seguro que no has pensado en ello. Seguro que ese día no llega nunca. Seguro que vas a correr para siempre. Pero ¿y si no fuera así?

¡Pero míralo por el lado bueno! El día que dejes de correr, tendrás mucho más tiempo libre. Se acabaron los horarios apretados. Se acabó estar mirando el reloj en la última reunión del trabajo porque no te da tiempo a llegar al entrenamiento de la tarde. Se acabó tener un calendario colgado de un imán en la nevera en el que dice que 5 días de 7 tienes que entrenar. Hablando de nevera: ya no tendrás que preocuparte de la ingesta de hidratos o de si has cogido un kilo de más en navidades. ¡Pesar más no será más que una preocupación estética! El día que dejes de correr no es que tengas que lanzarte a comer sin freno, pero al menos dejarás de tener remordimientos porque pueda afectar en tu próxima carrera.

También empezarás a tener libres los fines de semana. ¡No más domingos marcados con una carrera! Participar en carreras es uno de las mayores alicientes cuando corremos, pero también una fuente de estrés. Que si ir a recoger el dorsal, que si acostarse pronto el día antes, que si no puedo quedar con los amigos porque me voy a cansar... No digamos si es una carrera en la que queremos bajar de marca. Entonces hay que hacer frente a los nervios previos a la carrera, a la tensión de saber si seremos capaces y, no lo olvides, al cansancio que supone realizar semejante esfuerzo. Sí, cuando lo conseguimos nos sentimos invencibles, pero no siempre es así. El día que dejes de correr, se acabaron las frustraciones de los récords no conseguidos.

¿Has pensado qué vas a hacer con tantos cajones libres? Tu ropa dejará de tener colores chillones y, de repente, tendrás más espacio para tu ropa del día a día. ¿Qué es eso de tener un cajón para camisetas, otro para pantalones, calcetines...? Y las zapatillas, que ocupan lo suyo también. Otra ventaja: el día que dejes de correr vas a necesitar, más o menos, la mitad de coladas de las que pones ahora.

Tus viajes volverán a ser lo que eran antes de correr. A la hora de planificarlos, te tendrás que preocupar nada más de buscar alojamiento y lugares para visitar, comer, comprar o beber. Ya no tendrás que estar mirando los calendarios de carreras de la ciudad donde viajas, no vaya a ser que ese día se celebre un medio maratón. Ahora, si coincide con una prueba deportiva podrás, a lo sumo, disfrutarla como público. Por supuesto, nada de condicionar tus destinos a aquellos lugares donde se celebran maratones míticas. ¡El día que dejes de correr podrás viajar donde quieras!


Habrás notado que el tono de este artículo es irónico. ¿Verdad que parece que, efectivamente, si por nosotros fuera, nunca dejaremos de correr? En realidad no queremos tener ese tiempo libre, ya que no hay mejor manera de ocuparlo que haciendo deporte. Tampoco es un problema la ropa y, por supuesto, bienvenidos los viajes a carreras fuera de nuestra ciudad.

Pero lo más importante es que, si algún día dejas de correr, sea por decisión propia. Que una lesión u otro cambio no te deje sin poder hacer lo que más te gusta. En cualquier caso, seguro que el día que dejes de correr mirarás a todo esto con mucho cariño.


2.184

Articulos relacionados

Reportajes Angelito runner vs demonio runner
Entrenamientos Grupos de running: 10 cosas que debes saber en tu primer día
Reportajes Confianza ciega

También te puede interesar

Reportajes Cómo funciona el chip de una carrera
Reportajes El corredor cervecero

Las más vistas

Entrenamientos La importancia del calentamiento dinámico
Actualidad 7.200 corredores en el EDP Medio Maratón de Sevilla 2021