Si vas a correr de noche, sigue estos consejos

Por carreraspopulares.com

Las razones pueden ser muy diferentes. Los hay que no encuentran hueco el resto del día y se ven en la obligación de correr muy temprano por la mañana o muy tarde por la noche. Se trata de una especie de runners cada vez más habitual, y que se diferencia de los demás por una capacidad innata para madrugar o para trasnochar. En realidad, correr de noche en invierno es bastante habitual, por los horarios a los que se oculta el sol. Lo cual no quita mérito a una actividad que requiere un poco más de fuerza de voluntad que el simple hecho de bajar a correr.

Corredores nocturnos

¿Y qué tiene de especial correr de noche? Básicamente, en cuanto a ejercicio se refiere, no hay una especial diferencia, ya que nos servirá lo mismo como parte de nuestro entrenamiento. Sin embargo, la satisfacción de no habernos quedado en casa (o lo que es más difícil: en la cama) nos recompensará con creces al final del entrenamiento. Además, el lujo de ver la ciudad o ciertas zonas vacías de gente es un gusto que sólo tendremos si salimos a horas “extrañas”.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de salir a correr de noche? Pues lo primero, precisamente lo que indicábamos más arriba. Que las calles están casi vacías. Elige bien los sitios por los que vas a correr puesto que te puedes encontrar situaciones con poca visibilidad que hagan tu carrera peligrosa. Ya no porque te vayas a encontrar a alguien indeseable por el camino, sino porque será más fácil tener un tropezón y hacerte daño. O, en el caso (estas cosas pasan) que te encuentres mal, tengas una bajada de fuerzas o una lesión, la vuelta a casa se puede hacer más larga. Planifica tu ruta y, si sabes que no hay transporte público que te pueda llevar de vuelta a casa, procura no alejarte mucho.

Para esto, la mejor recomendación es que no corras en solitario. Será más difícil, pero si encuentras a alguien que corra contigo, podéis formar un gran equipo, y establecer una rutina de uno o varios días por semana en la que los entrenamientos nocturnos sean fijos. También te ayudará a ganar motivación.

Otra cosa que deberías valorar es comprar una luz frontal para llevarla a estas horas. Hay modelos por poco dinero y con buenas prestaciones que harán más fácil para ti ver el camino y para los demás verte. Recuerda que es importantísimo hacerse ver si vas a salir a carreteras o calles en las que puede haber tráfico rodado. Una buena ropa con reflectantes será un complemento perfecto.

También debes tener en cuenta tus pautas de alimentación. No cenes o desayunes inmediatamente antes de salir a correr o tendrás alguna dificultad. En el caso de carreras nocturnas, tendrás que esperar algo más para irte a dormir, ya que es buena idea que cenes algo después del ejercicio, para reponer los hidratos que has perdido después de la carrera. En este caso, las frutas son tus mejores amigas.

Y lo más importante, vigila que no te quite el sueño una actividad tan cercana a la hora de dormir. Si es así, deberías replantearte los horarios... ¡y madrugar un poco! :)


5.204

Articulos relacionados

Salud Las lesiones por ejercicio excesivo
Nutrición La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor
Nutrición ¿Qué tengo que comer después de un entrenamiento?

También te puede interesar

Reportajes El corredor cervecero
Reportajes Corriendo por los puertos míticos(56): Teide, Tenerife

Las más vistas

Reportajes El corredor cervecero