Suplementación con antioxidantes: ¿Es recomendable?

Por Victoria Monllor para carreraspopulares.com

El ejercicio físico conlleva un incremento de radicales libres, es decir, nuestro cuerpo se estresa. Pero nuestro organismo cuenta con un complejo sistema de antioxidantes como protección ante el daño de la exposición a altas concentraciones de productos derivados de la oxidación. Por eso no es recomendable desde el inicio una amplia suplementación con antioxidantes, ya que no dejaríamos trabajar bien a nuestro organismo.

Pero ¿qué sucede cuando a ese estrés generado por el deporte le sumamos el estrés del día a día?, ¿y los cambios horarios o las épocas de entrenamiento y competición? Nuestro cuerpo no puede generar tantos antioxidantes en esos momentos de tanta actividad, y se produce un déficit de los mismos.

La exposición crónica y aguda a altas concentraciones de oxidantes puede afectar, respectivamente, a la salud (aterosclerosis, hipertensión, diabetes mellitus y envejecimiento entre otros) y al rendimiento deportivo (por ejemplo, fatiga muscular), por lo que en los periodos previos a la competición, en entrenamientos duros y épocas que estemos más estresados, sí que es aconsejable la suplementación con antioxidantes, siendo el objetivo de estos reducir el estrés oxidativo y el daño muscular y mejorar el rendimiento deportivo.

Glutatión. La suplementación con esta sustancia está indicada en personas no adaptadas a la carga de entrenamiento, por ejemplo al iniciar un nuevo mesociclo, o bien, en deportistas esporádicos o de fin de semana.

Polifenoles. Están presentes en frutas y vegetales. El consumo de polifenoles mejora el metabolismo lipídico, la función neurología y la plasticidad neuronal y están relacionados con la capilaridad de gran importancia en los deportistas que padezcan de hemolisis relacionada con el ejercicio.

Carotenoides. Estas sustancias liposolubles se encuentran principalmente en vegetales de hoja amarilla y verde oscuro. Dentro del amplio grupo de carotenoides (luteína o licopeno) el b-caroteno es el más activo y estudiado en deportistas y se encuentran en frutas y verduras de color rojo, naranja y amarillo, poseen todos actividad antioxidante, protegen las membranas, efecto positivo sobre el sistema inmune y antiinflamatorios.

Coenzima Q10. Las fuentes alimentarias principales son hígado, pescado graso, soja, maíz y frutos secos. Presenta un efecto estabilizador de la cadena de transporte mitocondrial, además de ser antioxidante.

Ácido alfa-lipoico. Presente en hígado, carnes y levadura de cerveza. Esta sustancia presenta actividad antiinflamatoria, antitrombótica y antioncogénica, su principal efecto biológico está asociado con sus propiedades antioxidantes.

Melatonina. Es una hormona se sintetiza a partir de la serotonina y el triptófano, y es liberada en respuestas a los niveles ambientales de oscuridad. Esta sustancia ha mostrado efecto antioxidante e inmunomodulador, sin embargo, la mayor evidencia se encuentra en la regulación del sueño en deportistas sometidos a jet lag, que ha sido relacionado con un incremento del riesgo de lesión y reducción del rendimiento deportivo.

En definitiva, es recomendable la suplementación con antioxidantes solamente en aquellos momentos en los que forzamos sustancialmente más de lo normal a nuestro cuerpo. ¡Tomad nota!

Victoria Monllor Gonzalez
Twitter: @VictoriaMonllor
Facebook: Aquí

SOBRE EL AUTOR

Victoria Monllor
Licenciada en Farmacia y Nutrición


7.224

Articulos relacionados

Salud El gimnasio ayuda al corredor a tener resistencia
Salud Controla la inflamación con la dieta: alimentos antiinflamatorios
Salud Los alimentos funcionales, fuente de salud para el deportista

También te puede interesar

Nutrición Los falsos mitos de las grasas
Nutrición Lo que SÍ puedes comer en Navidad

Las más vistas

Nutrición Los falsos mitos de las grasas
Salud El pie del corredor de montaña