“Conseguimos ser protagonistas en las revistas que leíamos de pequeños”

Por Carlos Domingo para carreraspopulares.com - 16/06/2017

Los récords están para ser batidos. Esa máxima que va ligada indivisiblemente al mundo del atletismo es algo que [ Luis Javier González ] sabe muy bien. Este madrileño de Moratalaz fue uno de los referentes de nuestro deporte en los inicios de los años 90. Esa última década del siglo pasado –suena ancestral pero así es- fue especialmente prolífica en ochocentistas. En todo realmente puesto que contar con unos Juegos Olímpicos en casa cambia el estatus deportivo de un país entero. Nombres como Colomán Trabado, Tomás de Teresa o José Arconad acompañaron al del propio Luisja en infinidad de carreras. Este caldo de cultivo, sumado a la calidad de los grupos de entrenamiento que se había conformado, hizo que entre ellos funcionasen como auténticas liebres de lujo sin tener que marcharse necesariamente fuera de España para competir a un alto nivel. Pero toda historia tiene un inicio.

TRAS LOS PASOS DE COLOMÁN
“Una vez, compartiendo habitación con Anacleto Jiménez en Génova, Anacleto me preguntó si era consciente de que estábamos viviendo lo que tantos años habíamos leído en las revistas”. Una reflexión acertadísima sin duda. Esto ocurrió en la previa de la gran final de los 800 metros lisos del Campeonato de Europa de pista cubierta disputado en Génova en 1992. En uno de los mil ratos en los que “no podíamos dormir” pensando en lo que sería la carrera más importante de su vida. Luis Javier llegó a esa final habiendo batido el récord de España en la ronda previa (1:46.62), y galopó con su potencia característica para cruzar la línea de meta en 1:46.80 y proclamarse campeón continental. Y se coló en las revistas.

Hasta llegar a ese momento y al de competir en los [ Juegos Olímpicos de Barcelona ] y al de colgarse la plata bajo techo en el europeo de París en 1994, compartió entrenamientos con su referente. “Colomán Trabado fue como mi hermano mayor dentro del atletismo, él ya se batía con De Teresa y Arconada, se retiró en 1989 y ya entonces me quedé yo”. Le sirvió de referencia en el día a día y no solo siguió sus pasos si no que los superó. Compartió selección, viajes e incluso equipo con nombres de la talla de Anacleto Jiménez, Isaac Viciosa, Mateo Cañellas, Arturo Ortiz, Jesús Oliván, Said Aouita, Marlene Ottey, Javier Sotomayor... para un amante del atletismo esto era un sueño y así lo recuerda aún a día de hoy.

LEGADO Y RECONVERSIÓN A LA CARRERA POPULAR
Nadie mejor que estos atletas que han sido tan importantes en el deporte para hacerse cargo de los sueños de otros. Tal vez sueños menos internacionales pero sueños al fin y al cabo. Lo que hace grande al deporte de la carrera a pie es que todos tenemos referentes de renombre pero nos engancha el saber que corremos contra nosotros mismos para conseguir objetivos alcanzables. Alcanzables con esfuerzo pero alcanzables, y eso nos lleva a un deporte salud siempre y cuando se haga con cabeza y con un buen guía.

Ahora mismo Luis Javier González ha dejado de ser discípulo para convertirse en mentor. En su centro de entrenamientos personales [ StudioFit ] de Madrid se cruzan corredores populares, empresarios y amantes de este deporte con ganas de cumplir objetivos. También buscan que alguien como él les hable de sus historias de cuando era protagonista de las mejores competiciones internacionales. “Buscan que les cuente batallitas mientras les entreno, eso les gusta y me gusta”, confiesa. Y es que nadie como él que ha llevado sus piernas a correr los 800ml en 1:44.84 (Salamanca, 27/7/1993) al aire libre y 1:46.35 (Sevilla, 3/2/1994) en pista cubierta, que ha sido campeón y subcampeón de Europa y que ha vestido la elástica nacional los únicos Juegos Olímpicos organizados en suelo español para guiar los sueños de los que buscan consejo.





Síguelo en:
[ @LuisJavierGonzalez ]
[ @studiofitretiro ]



SOBRE EL AUTOR

Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Nurmi y Bekele, el día de las bestias
Carlos Domingo

Hay días en los que los que algo pasa. Días que deberían ir marcados en rojo en todo almanaque atlético que se precie. Aparentemente Finlandia y Etiopía tienen poco que ver salvo que vieron nacer el mismo día, aunque con años de diferencia, a dos gigantes.

Maite Zúñiga o cómo ir más rápida que tu propia liebre
Carlos Domingo

Tal día como hoy hace 29 años la guipuzcoana Maite Zúñiga se certificaba mejor ochocentista española de la historia al aire libre.

Gebrselassie, de la Ossa y Lebid, récord de España
Carlos Domingo

Muchos son los motivos para Felicitar a Tete de la Ossa, pero hoy lo hacemos en el aniversario del vigente record de España de 10Km en ruta que consiguio tal día como hoy en 2.005. ¡ Felicidades Campeón !

El baloncesto perdió a un base... ganó el atletismo
Carlos Domingo

Pablo Villalobos es sinónimo de atletismo. De atletismo del de siempre, del que existe desde antes de popularizarse la palabra running. Toda una vida corriendo. El de Almendralejo cumple hoy 39 años. ¡Felicidades campeón!

Las mas vistas

Los caprichos de... Abel Antón
carreraspopulares.com

¿Cómo de estrictos son los atletas profesionales en sus entrenamientos? ¿Se conceden un capricho de vez en cuando? ¿Se saltan a veces la dieta del deportista? Conoce los caprichos de nuestro campeón Abel Antón.

Mide correctamente la altura del sillín btt
Apolo Esperanza

Un asunto que parece sencillo pero que genera muchas dudas. ¿Cómo puedo medir la altura a la que tengo que poner el sillín para pedalear correctamente? ¿Y cómo se debe nivelar el sillín? Atento a los consejos que nos da Apolo Esperanza en este vídeo.

Deportes de riesgo: cruzar la calle durante una carrera
carreraspopulares.com

Puede parecer un acto sencillo, pero tomar la decisión de cruzar la calle mientras pasa una carrera por delante puede traer más de un problema. Peatón: intenta no hacerlo por la seguridad de todos.

Medallas: ese dorado objeto de deseo
Chema Martínez Pastor

El verdadero beneficio de correr está en lo bien que nos hace sentir, y además nos ayuda a reforzar la amistad con nuestros compañeros de zancadas. Pero no nos vamos a engañar, ¿a quién no le hace feliz tener una brillante medalla de finisher en el cuello?