¿Correr? Ni para coger el autobús

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 29/08/2018
Correr es muy beneficioso para muchos momentos de tu vida diaria
Correr es muy beneficioso para muchos momentos de tu vida diaria

Es una frase muy escuchada por los que corremos. Pero la suelen pronunciar los que no lo hacen. Es el típico comentario pretendidamente jocoso con el que quieren presumir de que no hacen deporte y no corren “ni para coger el autobús”. Me lo han dicho tantas veces, que he perdido la cuenta. Y siempre lo escucho pienso que a mí me no me gustaría alardear de algo así. De hecho, poder estar en forma y acostumbrado a correr es algo positivo, no sólo por la salud, sino por lo bien que nos puede venir en situaciones cotidianas como, por ejemplo, no perder el autobús sin asfixiarme en el intento.

Así que vamos a hacer una lista de algunas de esas actividades del día a día o situaciones menos comunes en las que correr, y poder hacerlo en condiciones por estar entrenado, pueden venirnos bien e, incluso, salvarnos la vida. Alguno seguro que me acusará de demagógico en este punto, pero, me encanta defender lo bueno que es correr, jeje.

Coger el autobús (o el metro)

Es la más habitual. Aunque en realidad se puede aplicar a otras situaciones que no tienen que ver con el transporte público y que implican llegar tarde a algún sitio. Y es algo que todos los que hemos empezado a correr en serio ya en una edad adulta hemos notado. Antes, cuando llegaba a la parada y el autobús estaba a punto de irse (o al andén del metro), hacía el intento de correr, pero mis piernas no estaban muy por la labor y mi corazón me recordaba que con ese estado de forma tan lamentable poco podía hacer.

Al final, optaba por resignarme y esperar al siguiente autobús, por no acabar la carrera (que en la mayoría de los casos concluía en fracaso) resoplando, doblándome sobre mí mismo y con dolor de piernas. Pero ahora, cuando me enfrento a esa situación, lanzarme a correr no suele suponer un problema. Es algo que hago a menudo y me cuesta realmente poco coger velocidad para hacer un pequeño ‘sprint’. Aunque ¡hay que tener cuidado! No queremos lesionarnos por una carrera inoportuna para no llegar tarde al trabajo.

Correr habitualmente hace que estés en forma en todo momento
Correr habitualmente hace que estés en forma en todo momento

Subir las escaleras para llegar casa

Los que viven en un edificio sin ascensor, lo tienen que hacer siempre, corran o no. Pero los que tienen ascensor, rara vez suben por las escaleras. Pero, ¿qué ocurre si un día se avería? ¿Y si la reparación lleva varias jornadas? Entonces no queda más remedio que subir "a patita". Los que estamos bien entrenados, sobre todo si en nuestros entrenos metemos trabajo de cuestas y escaleras (muy recomendable) no sufrimos tanto si tenemos que alcanzar el tercer, cuarto u octavo piso. El resto seguro que lanzará varios exabruptos internamente cada vez que avanza un escalón, o tendrá que parar a respirar en cada descansillo (qué nombre tan apropiado, por cierto).

Jugar con los niños

Los que tenéis niños pequeños sabéis que uno de las actividades más intensas y que más energía requieren es estar a su cargo y jugar con ellos. Corretean de un lado a otro. Te pedirán que sigas su ritmo, que juegues con ellos al fútbol y que no te canses. Un corredor en forma podrá aguantar mejor ese ajetreo y el esfuerzo que supone. Y si eres corredor, cuidado si consigues transmitir al niño tu pasíon por correr. Si el niño ya está algo crecido y entrena en condiciones y de forma adecuada, seguramente te resulte dificil seguirle en carreras o entrenos cortos.


Huir de una situación de peligro

Sí, ya sé que esto puede parecer un poco traído con pinzas al argumento principal. Y que no tiene por qué ocurrirnos nada raro o vernos en una situación peligrosa. Pero, ¿y si ocurre? Pues entonces, lo más normal es que intentemos huir, y correr. Es algo natural. Es uno nuestros mecanismos de defensa ancestrales. Un incendio, una estampida de gente por algún incidente, un coche que no respeta un semáforo... las situaciones pueden ser muchas y variadas. Unas buenas y entrenadas piernas pueden ayudarnos a alejarnos rápido de la situación y evitar problemas. No estar acostumbrado a correr puede dejarnos rezagados, o hacernos sufrir mucho más de lo deseado.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ




POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ



Tambien te puede interesar

¿Cuándo volver a correr después del parto?
María Pan de Francisco

Al igual que durante el embarazo, el ejercicio físico también aporta importantes beneficios en el periodo postparto. Sin embargo, por distintos motivos, se ha visto una tendencia a disminuir el ejercicio físico después del parto.

Qué nos dice el reglamento de una carrera popular
Luis Blanco

Participar en una carrera popular, pagando por tu inscripción, por supuesto, te otorga unos derechos, pero también unas responsabilidades. Todo está recogido en el reglamento, ese que muy poca gente lee.

Nueve corredores en estudio de sanción por ceder su dorsal ilegalmente y más de 60 expulsados
Dep. Comunicación VCR

La prueba también elimina a 88 participantes de la clasificación por otros motivos

El corredor lleno de accesorios
Borja Martínez

Para correr realmente solo hacer falta unas zapatillas, un pantalón o malla, unos calcetines y una camiseta. Pero cada vez son más los accesorios que nos acompañan.

Las mas vistas

¿Haces series? Esta tabla será tu ´biblia´
carreraspopulares.com

¿Cuánto tiempo tardo en una serie de 300 metros a 3:40? ¿Cuánto tardo cada 100 metros si voy a 5:20? Esta y todas tus dudas acerca de los tiempos en las series se resuelven con esta tabla que será tu referencia.

Consejos para debutar en un medio maratón
May Luján

Lo has preparado, el entrenamiento está hecho. Cuando te enfrentes a los 21k hay unas cuantas cosas que, si las tienes en cuenta, te harán más placentera y completa la experiencia. Anota.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.

4 pautas para comprar tus zapatillas
Jaime Villa

¿Te entra agobio cuando vas a comprar unas zapatillas por la variedad que hay? ¿Eres fan de las mismas desde hace años? Aquí te planteamos cuatro aspectos que deberás tener en cuenta la próxima vez que vayas a tu tienda.