Entrenar el corazón después de un infarto mejora la vida de los pacientes

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com

Cuando una persona sufre un infarto, el ejercicio físico es la mejor "píldora" que puede tomar para volver a llevar una vida normal. Así lo aseguró el especialista en medicina deportiva Alfredo Córdova, que ha dedicado su libro ´La batalla del corazón. ¿Cómo entrenarlo? a explicar que un cardiópata debe abordar el deporte como un elemento para "liberar la mente" y sentirse mejor.

Aunque la modalidad de entrenamiento depende de las condiciones en las que esté la persona que ha sufrido un infarto, el mejor ejercicio para comenzar la reinserción es caminar, según afirmó Córdova. Basándose en su propia experiencia -tuvo problemas cardiacos hace dos años- el catedrático de Fisiología de la Universidad de Valladolid subrayó que este deporte es especialmente recomendable para aquel que no está acostumbrado a ejercitarse, mientras que otras prácticas como el ciclismo requieren de "mucho acondicionamiento muscular" y estar más en forma.

Gracias al doctor que trató su infarto, Córdova entendió que el paciente debe regular la intensidad del ejercicio físico a través de sus sensaciones y de su acondicionamiento a la práctica deportiva.

A pesar de que la genética juega un papel fundamental antes de padecer la enfermedad, el entrenamiento contribuye a "dar carta de naturalidad" a lo sucedido y a mejorar la calidad de vida.

"La clave no es cuánto ejercicio has hecho, sino la transición y la adaptación a la nueva vida", que siempre debe estar acompañada de los pertinentes cuidados, recalcó el catedrático soriano.

Formación "nula"

Respecto al papel del personal médico en la prescripción de entrenamientos a los cardiópatas, Córdova reconoció que los conocimientos de los facultativos en este sentido son "nulos". En su reciente publicación, el doctor evidencia esta falta de conocimientos argumentando que los cardiólogos no tienen en cuenta el nivel de forma de los pacientes a la hora de recomendarles unos determinados ejercicios.

"Lo fundamental es ver cómo llega cada uno", para el que es necesario realizar la pertinente planificación física para ver si el enfermo experimenta mejorías. En este sentido, el catedrático insistió en que las unidades de rehabilitación no bastan porque están diseñadas para gente en estado grave.

Por este motivo, el especialista soriano destacó que para conseguir esa formación en los médicos, las universidades deberían "introducir una asignatura" en las Ciencias de la Salud dedicada al entrenamiento, de la misma forma que los entrenadores adquieren conocimientos de fisiología en la carrera de Ciencias de la Actividad Física (INEF). De esta manera, los profesionales serían conscientes de que entrenar es "más complejo de lo que parece".

Potenciómetro y pulsómetro

La gran acogida que ha tenido el potenciómetro entre los deportistas -especialmente los del mundo del ciclismo- impulsó al doctor Córdova a matizar que estos aparatos deben estar acompañados siempre de otro que tenga en cuenta el estado y la adaptación del organismo a la práctica deportiva. Esta función la cumple a la perfección el pulsómetro, que siempre que acompaña al potenciómetro lo convierte en un "arma muy buena, poderosa e interesante".

Aunque este utensilio está avalado por la ciencia para medir la potencia, no está estandarizado por la apreciable cantidad de marcas que los comercializan. Esto obliga al deportista a tener en cuenta sus sensaciones, el pulso y, en definitiva, toda la información posible "sobre las respuestas del organismo", en palabras de Córdova, quien se mostró partidario de prohibir el uso del potenciómetro a todo aquel que presente problemas cardiacos.

La recomendación general es que se practiquen deportes de baja intensidad de esfuerzo y con predominio de componente aeróbico, ya que este tipo de actividades contribuirán al refuerzo muscular que el enfermo precisa. Hay que evitar ejercicios que aumenten la tensión arterial o los que impongan grandes demandas de fuerza muscular. A estos beneficios estrictamente físicos, podemos añadir las ventajas psicológicas: el deporte es una actividad que está vinculada a la salud y el disfrute.

En cuanto al ritmo

Lo que debe variar y adaptarse a cada caso es el tipo y la intensidad del ejercicio. Después de un infarto de miocardio es importante establecer el nivel de esfuerzo que el paciente puede realizar sin fatigarse o presentar dolor torácico.

Esto se determina mediante la ergometría o prueba de esfuerzo. Nunca debe realizar un ejercicio extenuante: no aporta beneficios y puede ser arriesgado. Recuerde que debe mantener el ritmo cardiaco por debajo del 75 por ciento de la frecuencia máxima teórica (que se halla restando su edad a 220). No importa superarlo de forma puntual, pero no es necesario para beneficiarse de los efectos positivos del ejercicio.

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Licenciado en Medicina y Cirugía

www.temasmedicosdiversos.com



12.651

Tambien te puede interesar

¿Qué tenemos que hacer para evitar los temidos tirones musculares?
Francisco Gilo

Los deportistas han asociado el calor y el ejercicio intenso con gran sudoración, con la aparición de calambres y, aplicando el sentido común, han relacionado la pérdida de iones en el sudor con dichos calambres

¿Por qué no se está promoviendo ya la vacuna de la gripe?
Francisco Gilo

Este año, más que nunca, necesitamos una gran cobertura poblacional de la vacuna de la gripe, cuya epidemia estacional se solapará con la pandemia de Covid-19.

Actívate, estar sentado es malo para el cerebro
Francisco Gilo

Se ha comprobado que se produce una reducción del lóbulo temporal medio

Corredor, la actividad física nos hace más fuertes frente al COVID-19
Francisco Gilo

Ante la actual situación provocada por el COVID-19, se nos plantea la siguiente cuestión: ¿Qué podemos hacer desde la actividad física para combatir esta situación? ¿Debería la gente hacer ejercicio durante el brote del coronavirus, y si es así, cuáles serían las recomendaciones?

Las mas vistas

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.