¿Cuándo puedo volver a entrenar después de una lesión?

Por Oscar de las Mozas para carreraspopulares.com - 21/07/2017

Cuando tenemos un buen hábito de entrenamiento, disfrutamos con el ejercicio físico y ello nos hace sentirnos bien. Pero puede que la respuesta a la pregunta del título sea la que más buscamos, o mejor dicho, necesitamos oír cuando nos lesionamos: ¿cuándo podré volver a correr tras mi lesión?

Pues bien, esta respuesta es muy variada. Irá en función de la lesión que tengamos, de cómo llevemos el proceso de recuperación, (tratamiento médico/rehabilitador, ejercicios de fortalecimiento, ejercicios de descarga, fisioterapia específica...) y sobretodo de la capacidad de recuperación de cada persona.

Como norma, como corredores tenemos que cuidar a conciencia:

- Nuestros tobillos para que tengan la máxima movilidad posible.
- Nuestras rodillas y que tengan la máxima estabilidad posible.
- Nuestra cadera para que sea lo más móvil posible.
- Y, además, reforzar mucho el core o zona media del cuerpo, para que la zona lumbar sea muy estable.

Luego, tenemos otra especial necesidad en caso de lesión, y es dotarnos y aliarnos de una especial característica humana: la paciencia. El cuerpo humano tiene una gran capacidad para regenerarse en la mayoría de lesiones. Es cierto que los únicos tejidos del cuerpo que pueden regenerarse completamente son el hígado, las córneas y los huesos. Pero los tendones, el tejido fascial y los músculos pueden recuperarse también.

Por poner un ejemplo, nuestros músculos cicatrizarán tras una lesión de fibras, por ello hay que ser muy paciente en volver a dar de nuevo el estímulo mecánico, y que de esta manera, la cicatriz cierre adecuadamente y no se quede en mero tejido conectivo que puede volver a abrirse tras un esfuerzo intenso. En el caso de las tendinosis, necesitamos descarga, descanso de la actividad y ejercicios complementarios y de fuerza para reforzar y mantener el tono muscular y condición física.

Recuperarse bien de una lesión es vital, es una etapa en la vida del corredor que es clave. Haciendo bien las cosas en ese período es muy probable que esa lesión no vuelva a darse. Es importante reforzar las zonas débiles y que compensan sobrecargando otras estructuras al correr y que generan lesión y molestias. Aquí volvemos a insistir sobre la importancia de un correcto trabajo de la fuerza en el corredor, siendo clave para prevenir la mayoría de lesiones.

Repito que es muy difícil dar un tiempo de recuperación concreto tras lesionarnos. Lo que ayuda mucho es tener un buen diagnóstico inicial por parte del médico, esto hará principalmente que el trabajo físico y de recuperación vaya en la dirección adecuada.

Eso sí, ejercita tu paciencia. Como entrenador hay consejos que siempre doy a mis alumnos y que por ahora nos han funcionado bien:

1. No corras con dolor.
2. Tómate muy en serio el entrenamiento de fuerza y el entrenamiento de movilidad.
3. Cuando no sientas nada de sobrecarga caminando muy rápido o haciendo marcha, retoma con sesiones muy cortas de carrera por intervalos, por ejemplo, 1 minuto corriendo, 1 minuto caminando y nos más de 20 minutos en total.
4. Cuando te recuperes de la lesión, nunca dejes de lado el entrenamiento de fuerza y movilidad.
5. Haz una buena sesión de estiramientos por semana y/o recibe estiramientos pasivos.
6. Prueba el entrenamiento cruzado. La bicicleta, si la lesión lo permite te ayudará a mantener tu condición física. Y el ejercicio en agua como nadar o correr en la piscina también te ayudará en la recuperación y a mantenerte activo y con vitalidad.

SOBRE EL AUTOR

Oscar de las Mozas
Entrenador y educador en Coentrena

www.coentrena.com



Tambien te puede interesar

¿Entrenar cuestas y escaleras es equivalente?
carreraspopulares.com

Si queremos mejorar, todo el mundo nos recomienda hacer cuestas y/o escaleras. ¿Son ejercicios equivalentes? ¿Para qué vale cada uno de estos tipos de entrenamiento?

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Core para corredores: abdominales en la piscina
carreraspopulares.com

La piscina no es sólo una oportunidad para nadar, sino que puedes hacer en ella otros ´entrenamientos cruzados´. Te proponemos una tabla de abdominales que hará ma´s completa tu preparación acuática.

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.

Las mas vistas

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor
Leticia Garnica

Cuidar la alimentación es tan importante como un plan de entrenamiento para un corredor. Y hay alimentos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. Algunos tienen antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. ¿Cuáles son y cómo actúan? Leticia Garnica lo explica en este artículo.

La increíble gesta de Zátopek: 3 de 3
Luis Miguel del Baño

Un 27 de julio de 1952 se rubricó la mayor gesta del atletismo olímpico. Ese día Zátopek ganaba el Maratón de Helsinki 1952. En la misma semana, fue oro en 5.000, 10.000 y maratón, el primero que corrió. Mirad las imágenes y no dejéis de admirar esta proeza.

Aparca la pasta: otros alimentos ricos en hidratos de carbono
Luis Miguel del Baño

Las autoridades sanitarias recomiendan que una dieta equilibrada contenga entre el 50 y el 60% del total de las calorías en forma de hidratos de carbono