El día antes del maratón, ¿qué debo hacer?

Por May Luján para carreraspopulares.com - 10/03/2017

El trabajo ya está todo hecho y la suerte está echada. Lo que dicta la razón es que nada tiene porqué salirte mal el día del maratón si tus entrenamientos y hábitos han sido correctos. Así le suele suceder a la mayoría de los corredores: el plan se cumple. Pero es lógico que las 24 horas previas a la carrera nos entren dudas y nervios. Simplemente controla todos los aspectos y no hagas nada que te pueda perjudicar. Descansa lo necesario y prepárate para el gran día. Aquí tienes algunos consejos.


Las piernas, tranquilas

No cometamos excesos el día antes. En ocasiones, especialmente cuando corremos un maratón en una ciudad que no es la nuestra, caminamos más de la cuenta el día antes. Que si una visita a la feria, otra visita ala ciudad, que si comemos en aquel restaurante, etc. Ojo con estar todo el día de pie caminando de un sitio para otro. Reserva unas horas para el sofá y tener las piernas relajadas.


Pero un poco de activación, no viene mal

Es cierto que correr el día de antes suele ser positivo. ¿Lo ideal? Quizás sería simplemente un suave calentamiento de 20 minutos con ejercicios de movilidad articular, algunos estiramientos y, la clave de todo, algunas rectas (2-4 rectas de 80 metros), no hacen falta más en progresión. Simplemente se trata de activar las piernas y tener buenas sensaciones. Hay corredores que aprovechan y le meten una buena dosis de agua fría a las piernas en la ducha. No te vendría mal, activaría tu circulación.


La mente: confianza

Si has hecho el trabajo, lo conseguirás. El porcentaje de corredores que abandona por problemas físicos o de otro tipo en estas pruebas no suele llegar al 10%. ¿Por qué te iba a tocar a ti? Lo más normal es que estés en el 90% restante. Además, el entrenamiento siempre da sus frutos y, generalmente, en las carreras solemos tener un plus de motivación que nos ayuda. Ten confianza.


Visualización

Realiza un ejercicio de visualización de tu objetivo. Es decir, debes verte cruzando esa meta tan deseada cumpliendo lo que te has propuesto. Es una cuestión de autoconvencimiento de que ‘sí se puede’ y generación de confianza. Visualízalo.


La alimentación

Los grandes clásicos que ya te sabes. La cena del día anterior ya no debe ser excesivamente copiosa y debe basarse en carbohidratos (pasta, arroz, patatas, etc.) con algo de proteínas para ir protegiendo tu desgaste muscular. El desayuno, el que seguro ya tienes preparado y has venido tomando antes de tus entrenamientos. No innoves ni tampoco introduzcas cantidades importantes de fruta. La hidratación debe estar controlada: la cantidad necesaria para estar bien hidratados, pero sin que nos genere problemas de necesidad de ir al baño durante la carrera, si puede ser.


Recorrido familiarizado

Es ideal que te familiarices con alguna parte del recorrido, especialmente, con los últimos kilómetros. Muchos corredores aprovechan el último calentamiento del día anterior para realizarlo por esa zona. Así el día siguiente algo te irá sonando. Si no, visita alguna zona emblemática del mismo. También te recomendamos que, sobre el plano, estudies bien todas las zonas del trazado para saber lo que te viene en cada momento.


Tus apoyos en el recorrido, bien organizados

Si puedes colocar gente en el recorrido, es muy importante que lo hagas y que sepas dónde van a estar. Esos apoyos, ese ánimo que sabes que llegará dentro de 4 ó 5 kilómetros te harán más llevadero aguantar el ritmo que llevan tus piernas y la posible monotonía de la carrera. Y si lo haces en varios puntos, mejor. Queda con tus amigos y familiares en uno de los dos lados del recorrido, que luego encontrarse es complicado.


Relax

Ante todo, nervios fuera. Ya no sirven de nada. Tu cuerpo es el que es, tu entrenamiento ha sido el que ha sido, y al día siguiente nada tiene porqué salir mal. Trata de dedicarle en tu mente el tiempo necesario a la prueba, pero el resto de horas no pienses en lo que te viene. Busca estímulos para pensar en otra cosa: lee un libro, mira una película, etc.


El sueño ya no es vital

Muchos de vosotros os asustáis porque la noche anterior no dormís bien. Es normal y no es del todo peligroso. Evidentemente que un sueño reparador os iba a ayudar, pero si no lo tenéis, no tenéis porqué veros perjudicados. Es lógico no conciliar el sueño del todo bien o dormir menos horas con el madrugón que os vais a pegar. Lo importante es haber descansado ampliamente los días anteriores y las 24 horas antes de la carrera haber llevado bastante calma.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

¿Planificas nuevos objetivos?: Factores a tener en cuenta (II)
Vicent González Álvarez

Si te organizas tus nuevos retos, tendrás muchas más opciones de éxito. Ten en cuenta factores como las semanas de descarga o los ritmos adecuados. Vicent González nos aconseja.

¿Carreras cortas? 5 maneras de echarlas a perder
May Luján

Una pequeña mala decisión puede echar a perder toda una carrera. No te líes y actúa con cabeza en las carreras cortas. Evita estas situaciones.

Circuito de fuerza para trabajar todo el cuerpo
Raquel Landín

Aquí te proponemos un completo circuito de fuerza sobre hierba. Se trata de nueve ejercicios que, si tienes el valor de completarlos, habrán trabajado todo tu cuerpo. Es muy completo y apto para todos los niveles. ¡A por ellos!

Entrenar en grupo te ayudará a conseguir tus objetivos
David Calle

Todos los años igual. Llegan estas fechas y todo son buenos propósitos para el nuevo año. Pero, ¿sois capaces de conseguirlos? Entrenar en un grupo nos puede dar ese ´empujoncito´ que necesitamos.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.