Inversiones a largo plazo para corredores

Por May Luján para carreraspopulares.com

En nuestros días, casi todos tenemos en cuenta el futuro en todos los aspectos de nuestra vida. Que si los planes de pensiones, una casa en la que queramos estar muchos años, unos estudios para labrar posibilidades laborales a largo plazo, etc.

Pero, ¿y en el running? ¿Tienes también en cuenta tus decisiones para que eso de correr te dure muchos años? Si tienes controlados unos cuantos aspectos, podrás seguir corriendo durante muchos años. Aquí te damos unos consejos de inversión para crecer en este deporte.

Trabajo de fuerza. Es muy importante. No solo de correr vive el corredor. Si trabajas tus músculos con, al menos una sesión a la semana o un par de sesiones pequeñas los días de entrenamiento, conseguirás llegar más lejos. Por una parte, evitarás muchas lesiones. Por otra, aguantarás mejor las carreras y tu cuerpo estará más tonificado y sano en general.

Entrenamiento planificado. Que no solo sea correr por correr. Si sigues un plan de entrenamiento con sesiones variadas, te aseguras que mejorarás y que, además, la monotonía no te invadirá. La visita a un entrenador te asegura que haya mucho camino de planificación y objetivos por delante. Vale la pena.

Sube escaleras. Bueno, sube escaleras, o ves andando a trabajar, o usa más la bici, por ejemplo. Lo que queremos decir es que tu estilo de vida sea activo. Correr no debería ser el único ejercicio físico que hagas. Si tu ritmo vital es también dinámico, todo estará más equilibrado. Si corres y el resto del día te lo pasas entre la silla y el sofá, puede que generes un desequilibrio que, a la larga, haga que abandones poco a poco.

Propiocepción. Quizás esté muy alejada de tu día a día, pero es un aspecto que te hará mejorar mucho y, de nuevo, evitar lesiones. La propiocepción se trabaja para que nuestro cuerpo sepa reaccionar a la hora de moverse, dígamoslo así. Es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos. La propiocepción regula la dirección y rango de nuestros movimientos, con lo que permite reacciones y respuestas automáticas. Pisarás mejor, te impulsarás mejor. Si la trabajas, tu cuerpo y tus zancadas serán más inteligentes.

Sesiones de tortuga. Sí, de tortuga. Es decir, correr muy lento. Es necesario, de vez en cuando, en nuestra planificación, introducir sesiones de rodaje lentas. Si dejamos nuestras pulsaciones en umbrales muy bajos, ayudaremos a nuestro cuerpo a aguantar mejor las sesiones fuertes. Igualmente, nos servirán para regenerar los músculos en períodos de cargas fuertes. No significa que vayamos a empeorar nuestros ritmos luego. Se trata de ir construyendo una buena base para seguir creciendo.

Un buen estudio de pisada y prueba de esfuerzo. Si quieres llegar lejos, debes pasar una ITV. Debes saber cómo corres, cómo pisas, para evitar problemas futuros. Quizás necesites plantillas y no lo sepas. Prevenir es curar y te vendrá bien. Exactamente lo mismo con la prueba de esfuerzo. Para saber que todo está en regla y cuales son tus umbrales máximos y poder adaptarlos a entrenamientos.

Visitas regulares al fisio. Aunque no te duela nada. Es importante que el fisioterapeuta esté en tu agenda cada cierto tiempo. Un buen masaje de descarga, una activación muscular o un buen consejo siempre te ayudará, sumará y no te perjudicará. Algo que deberías cumplir.

Buen material. Por supuesto que no debes correr con lo primero que pilles. Esto ya lo sabes, pero un buen material te ayuda también a lesionarte menos y a poder correr más. No tiene porqué ser sinónimo de un material caro, sino un material bien elegido y conveniente para cada persona.

Diviértete. Es la regla básica. Si no te diviertes, tarde o temprano lo dejarás. Si no sientes esos nervios cada vez que te pones un dorsal en una carrera popular, algo está fallando. Si solo sientes presión, agobio y se te hace cuesta arriba, deja que salte la alarma. Es necesario que acabes de correr y, la mayoría de las veces pienses eso de ´qué bien me ha venido, qué buena carrerita, me ha arreglado el día´. Eso te asegurará que sigas corriendo mucho tiempo porque te aporta cosas positivas y te equilibra.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

Yo siempre corro rápido, ¿y qué?
Borja Martínez

Soy un corredor popular más. No de los mejores, pero tampoco se me da mal. Y aunque me gusta mucho salir a correr con amigos y compartir carreras no con ellos, cuando me pongo un dorsal quiero correr a tope, dar el máximo. ¿Es eso un delito?

Canciones para correr que no hablan de correr
Luis Blanco

Hay varias canciones icónicas para los corredores que suenan en muchas de las playlists durante los rodajes, los entrenamientos y las carreras. Canciones que, por una u otra razón, asociamos con correr o nos animan a ello. Sin embargo, la gran mayoría no lo son. ¿De qué hablan entonces?

Por qué Forrest Gump es un icono del running
Luis Blanco

Resulta curioso que tantos corredores se hayan identificado de forma tan profunda con una escena de una película que realmente no es sobre correr. Hablamos de Forrest Gump, un icono del running. ¿Por qué?

El coleccionista de carreras
Mario Trota

Hoy os vamos a hablar de un corredor muy particular. Es un tipo de runner que todos conocéis. En todos los grupos de entrenamiento o de amigos que corren hay uno más o menos con las mismas características. O varios. Es el coleccionista de carreras.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.