Los 7 (no) pecados capitales de un corredor

Por May Luján para carreraspopulares.com

¿Defectos?, sí. ¿Manías?, sí. ¿Vicios?, también. Pero de los buenos, eso sí. Los corredores tenemos defectos, manías y ‘vicios’, como cualquier ‘hijo de vecino’. Pero en este artículo nos vamos a centrar en los ‘pecados capitales’ del runner, o mejor dicho, en los NO pecados capitales del runner. A cada pecado, nosotros sacamos una virtud. ¿Te sientes identificad@?

1. Lujuria (castidad)


La lujuria (en latín ‘luxus’) es usualmente considerada como el pecado producido por los pensamientos excesivos de naturaleza sexual, o un deseo sexual desordenado e incontrolable. Pero centrémonos en otro significado, según la Real Academia de la Lengua: ‘exceso, abundancia o demasía en algunas cosas’.

¿Excesos? ¿Los corredores? ¿Qué es eso? Que si mañana madrugo porque tenemos nuestra tirada del domingo, que si mañana tengo carrera por la tarde y esa comida no me viene bien. Los excesos no conjugan muy bien con los corredores, ¿verdad? Pero, ¿y lo que disfrutamos con esos madrugones y esa “castidad”?


2. Gula (control)

La gula (en latín ‘avaritia’) se identifica con la glotonería, el consumo excesivo de comida y bebida. En cambio en el pasado cualquier forma de exceso podía caer bajo la definición de este pecado. Marcado por el consumo excesivo de manera irracional o innecesaria, la gula también incluye ciertas formas de comportamiento destructivo.

Los corredores sabemos controlarnos. Si tenemos una sesión de entrenamiento exigente o una carrera, tenemos claro que no podemos excedernos con la comida o la bebida. Sabemos qué es lo que podemos y lo que tenemos que hacer. La moderación es nuestro pecado. Aunque claro, una vez hemos acabado la carrera, igual ahí ya es otra cosa, ¿no?


3. Avaricia (generosidad)

La avaricia (en latín, ‘avaritia’) es, como los dos anteriores, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia se aplica en particular a la adquisición de riquezas para uno mismo.

Sí, sí, es verdad. Unas zapatillas por aquí, una camiseta por allá, el nuevo pulsómetro. Pero oye, son cosas necesarias para correr, o ¿no? Además, los corredores somos muy generosos. Probamos todos los materiales nuevos para luego poder aconsejar bien a nuestros compañeros y amigos. Y cuando llegan sus cumpleaños, siempre pensamos en lo que pueden necesitar para sus carreras. Somos generosos.

4. Pereza (actividad)

La pereza (en latín, ‘acidia’) hace referencia a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia de uno mismo, relacionada con la negligencia, astenia, tedio o descuido en realizar actividades.

Eso sí que no. Los corredores somos lo contrario a perezosos, por lo menos en lo que a correr se refiere. Somos activos y nos gusta la acción. Madrugamos, nos movemos y avanzamos, siempre avanzamos. ¿Nos caemos? Nos levantamos.



5. Ira (amor)

La ira (en latín, ‘ira’) puede ser descrita como un sentimiento no ordenado, ni controlado, de odio y enfado. Estos sentimientos se pueden manifestar tanto hacia los demás y hacia uno mismo. Deseo de venganza, odio e intolerancia hacia otros.

Puede que no sea tu día, que una prueba se te atragante y no consigas tu objetivo deseado o que incluso abandones por un dolor. En un primer momento, te enfadas contigo mismo pero enseguida piensas en que habrá otra carrera, que habrá más metas y más retos y que a la próxima lo conseguirás. Puedes llegar a pensar en abandonarlo y no intentarlo más, pero no lo harás. LA ira no va con nosotros, la reconvertimos. Amamos lo que hacemos: correr. Y nunca lo podremos odiar.

6. Envidia (nobleza)

Como la avaricia, la envidia (en latín, ‘invidia’) se caracteriza por un deseo insaciable. Pero los envidiosos no desean cosas materiales, desean algo que alguien más tiene y que perciben que a ellos les hace falta. Por consiguiente, desean el mal al prójimo y se sienten bien con el mal ajeno.

¿Cómo? ¿Envidiosos? Imposible. Correr es una lucha contigo mismo, solo hay un obstáculo para lograr tu meta y eres tú. Puede ser que busques mejorar una marca y eso signifique ganar a otro corredor pero eso nos motiva, nos gusta. Necesitamos que ese otro corredor esté en plena forma para poder competir de forma sana. Y además, no hay mejor forma de cruzar una meta que hacerlo junto alguien, aunque eso signifique, a veces, no lograr tu objetivo marcado.


7. Soberbia (humildad)

La soberbia (en latín, ‘superbia’) es considerado el original y más serio de los pecados capitales. Es identificado como un deseo por ser más importante o atractivo que los demás, fallando en halagar a los otros. La creencia de que todo lo que uno hace o dice es superior, y que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás.

La humildad por encima de todo. Puede que estés en tu mejor momento pero sabes que siempre hay corredores mejores que tú y ellos son los que te motivan a seguir y a mejorar. Siempre se puede mejorar, es lo que mejor del running. Y vas a una carrera y te preguntan el tiempo que piensas hacer y dirás: bueno, hoy a la marcha y a ver que sale que me duele esto o aquello y no quiero forzar.

SOBRE EL AUTOR


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿En qué se parecen un niño y un atleta de élite?
carreraspopulares.com

Un estudio publicado en 2018 nos descubre algo que muchos ya nos imaginábamos: los niños son los mejores atletas de resistencia. Si más de una vez has sentido que un niño puede estar jugando eternamente, quizás tengas algo de razón.

Terminar una "ultra" no es fácil, recuperarse tampoco. Mi experiencia
carreraspopulares.com

José Luís Basalo es un clásico de las pruebas de ultradistancia en nuestro país. Ganador de la Madrid-Segovia en 2017, no deja pasar una oportunidad de correr kilómetros y kilómetros. Hoy, nos cuenta su secreto para recuperar entre carreras.

El día que dejé de correr
Mario Trota

Cuando falta la motivación, las piernas no responden y la cabeza no quiere seguir adelante, correr se convierte en una pesadilla. ¿Cómo puedes despertar?

¿Hongos en las uñas? Aleja el peligro
carreraspopulares.com

Tener las uñas sanas es fundamental para evitar problemas que nos puedan molestar corriendo. El hongo en las uñas es bastante frecuente en corredores. ¿Cómo hacer para evitar que nos afecte a nosotros?

Las mas vistas

Sub 40’ en 10k, ¿cumples los requisitos?
Tono Fernández

Es una barrera tanto psicológica, como física. Bajar de 40 minutos en 10 kilómetros es una hazaña complicada para muchos. Aunque estés cerca, cuesta alcanzar ese listón. ¿Cumples con los requisitos?

Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Luis Miguel del Baño

Emociones, sentimientos encontrados, dolores, lucha contra uno mismo. ¡Los maratones son tantas cosas! Aquí tienes 42 puntos importantes que debes saber si vas a correr los 42 kilómetros.

La miel y el corredor. Propiedades y beneficios.
Leticia Garnica

La miel es un azúcar simple que aporta mucha energía, tiene propiedades antioxidantes y recuperadoras. Además, es barata y está deliciosa. Es, por tanto, como apunta la nutricionista Leticia Garnica en este artículo, un producto ideal para los corredores.

La parte psicológica de las lesiones
Yolanda Cuevas Ayneto

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la práctica del ejercicio físico y del deporte son las lesiones sufridas siendo amateur o profesional. Las lesiones pueden provocar una retirada puntual de la práctica deportiva en unos casos o la definitiva en otros...