¿Por qué nos comparamos con los demás?

Por Pedro Fernández López para carreraspopulares.com - 22/05/2019
Hay que intentar que los demás corredores nos inspiren, no que nos desmotivemos al compararnos con ellos.
Hay que intentar que los demás corredores nos inspiren, no que nos desmotivemos al compararnos con ellos.

“No me gustan las comparaciones, creo que solo hay un Michael Jordan y cada uno debe esforzarse al máximo para desarrollar su juego.” Michael Jordan.

“Si estás tranquilo siendo simplemente tú mismo y no te comparas y compites, todo el mundo te respetará”. Lao Tse.

Creo que es la primera vez que comienzo uno de mis artículos desde una cita de un referente, en este caso he elegido a dos, uno del área deportiva, a mi juicio uno de los grandes deportistas de todos los tiempos, y otro un gran filósofo oriental. Espero que os gusten y desde aquí poco más me quedaría decir... pero quiero compartir con vosotros mis experiencias.

Desde mi punto de vista deberíamos diferenciar la comparación objetiva y la subjetiva, diferenciando dónde debemos poner más atención.

Si incluimos comparaciones subjetivas, las variables son mucho más altas y es muy complicado acceder a todas ellas. Al compararnos con otro corredor (los fanáticos lo hacen muy a menudo para tratar de destronar a los competidores), entraríamos en comparaciones de ritmo (minutos por kilómetro), tiempo en carreras (10k, 21k...), días de entrenamiento, kilómetros semanales, número de competiciones anuales, mensuales e incluso semanales. ¿Os suena? Seguro que sí. Pero además de todas las cuestiones técnicas, incluso si nos encontráramos entre dos corredores muy parecidos, deberían ser tomadas en cuenta las cuestiones personales. En este grupo compararíamos cosas como el tiempo que puede dedicar un corredor y otro, las responsabilidades profesionales y personales, el estado emocional, las horas de descanso, la calidad del descanso, el tipo de alimentación o cómo cada corredor adapta su cuerpo para el alto rendimiento. Por lo tanto las comparaciones no siempre son efectivas y si nos comparamos es muy común que no lo hagamos teniendo en cuenta todas las variables por lo que surgirían muchas frustraciones y estrés y muchas emocionalidades que no son interesantes para el alto rendimiento.

La comparación puede ser sustituida por la inspiración: buscar personas que nos inspiren y que nos ayuden a gestionar toda la parte subjetiva para llegar a nuestro mejor rendimiento.

En la sociedad en la que estamos la competición es protagonista, a mi pesar, de cada vez más áreas de nuestra vida, y está llegando al deporte no profesional. Parece que hasta en momentos de disfrute hemos de ser los mejores, no por cumplir nuestros retos, si no cómo son estos retos comparados con los demás. Me acuerdo cuando en mi pueblo de Asturias, los corredores de aquella época se ayudaban entre ellos, su ‘grupetta’ adquiría el compromiso de correr el maratón y se ayudaban mutuamente en los entrenamientos, en la motivación, en la escucha, los entrenamientos eran charlas, o tenían espacios de compartir, no solo de competir, ni siquiera competían en el calzado o en las prendas. Cada uno corría con lo que podía o quería. Hoy quizás no haya, o sí, este tipo de cultura.

Una buena pregunta es ¿para qué nos comparamos? ¿qué obtenemos al compararnos con los demás?

Dejo un hilo rojo por el que podéis seguir tirando a quien le interese estos temas de comparaciones y que ayudarían a responder las preguntas de arriba. Os introduzco un término: ‘imago’. Esta palabra viene del latín, significa imagen. En psicología hace referencia a la imagen mental de la personas importantes, este concepto fue introducido por Carl Jung. El imago está en el inconsciente, y también fue utilizado por Freud en el psicoanálisis. La neurociencia habla también de este concepto, y de cómo gestionar ese imago, o imagen de determinadas personas, incluso de nosotros mismos, y como todo influye en nuestro comportamientos, relaciones, motivaciones etc.

SOBRE EL AUTOR

Pedro Fernández López
Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional

www.desarrolloformidable.es



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Durante una carrera utiliza la imaginación
Soraya

La mente: una parte esencial en nuestra carrera, y que ejercitamos poco. Sabiendo cómo hacerlo, nos ayudará mucho a mejorar nuestros resultados y, sobre todo, nuestro disfrute.

El deporte provoca cambios en el corazón
Francisco Gilo

Los beneficios del ejercicio y la importancia del control médico antes de abordar grandes esfuerzos físicos

Consejos de tu fisio antes de correr una maratón
Fisioterapia Bando

Antes de preguntarte si serás capaz de correr durante 42 kilómetros y 195 metros, pregúntate si vas a poder dedicar el tiempo necesario al entrenamiento. Es importante seguir una disciplina y unos consejos para que tus piernas estén a punto el día que te pongas en la línea de salida.

Las tres lesiones más frecuentes en corredores
Luis Baraja

Tarde o temprano te acecharán. Pero debes hacer todo lo posible por evitarlas. Luis Baraja nos cuenta cuáles son las tres lesiones más frecuentes en el running y cómo solucionarlas.

Las mas vistas

El ozono y su efecto en los deportistas
Francisco Gilo

Las altas concentraciones de ozono pueden ser perjudiciales, sobre todo para los deportistas que están expuestos al aire libre durante el tiempo del ejercicio. En este artículo, Fco. Gilo nos describe cómo nos puede afectar el ozono y cómo podemos evitar sus efectos.

Trabaja la fuerza tras el entrenamiento
Fernando Ortiz

Te presentamos una serie de ejercicios básicos que podrás practicar tras correr. Son importantes para que tus piernas estén fuertes y tengas menos cansancio muscular. Te quitarán poco tiempo y te ayudarán mucho.

Cómo entrenar correctamente las cuestas
David Calle

Tanto si ya realizas entrenamientos en cuestas como si aún no los has probado, estos consejos de nuestro entrenador David Calle te ayudarán a convertirte en un experto en cuestas, y saber cuándo, cómo y por qué debes usarlas en tus entrenamientos.

La importancia del masaje
Francisco Gilo

La acción mecánica del masaje sobre la musculatura, actúa de manera que activa la circulación, cosa que favorece el intercambio de reacciones químicas y nutrientes