Capacítate para el día a día corriendo

Por David Roncero para carreraspopulares.com

Llueve, hace frío, estás cansado y la pereza se ha apoderado totalmente de tu cuerpo. De repente, a tu cabeza viene ese objetivo que te has fijado y surge la furia del tigre dentro de ti, te calzas las zapatillas y sales a entrenar. ¡Qué importante es mantener el foco!

Otro día sales a entrenar, tocan 10 series de 500 ¡ole! Arrancas y sin darte cuenta estás en la última. Las piernas te tiemblan, las pulsaciones están por las nubes, estás sudando como un pollo y ¡aún quedan 2 series! Traes a la cabeza todos tus mantras: ¡Toma el mando! ¡Un paso más siempre un paso más! ¡Never give up! Sacas tu capacidad de sufrimiento y vas a por la última.
El fin de semana vas a ir a visitar a unos primos al pueblo y metes tus zapatillas en la maleta. Tienes la agenda ocupada desde las 9 de la mañana hasta las 12 de la noche. El despertador suena a las 6 de la mañana, desayunas y sales a correr. Todos duermen mientras tú ya estás dando zancadas por el monte por oscuros caminos donde sólo estáis tú, tus pies y tu somnolencia. ¡Qué capacidad de sacrificio por hacer lo que te apasiona!

Esta semana se presenta complicada en el trabajo y sólo tienes dos huecos en la semana. Te organizas para poder aprovecharlos. Tienes claro qué quieres hacer y cuáles son ladrones de tiempo, estos últimos se quedan fuera. Tienes claras tus prioridades: familia, trabajo, amigos y entrenar. Lo demás queda fuera. Haces gala de tus mejores dotes de gestión del tiempo para rascar unas horas al reloj.

Así eres como corredor, pero también como persona. Enfocado, sufridor, sacrificado y eficiente con tu tiempo. Lo bueno es que esas capacidades las tienes como corredor pero también como persona. Están a tu disposición siempre que quieras: en el trabajo, con la familia, con los amigos y, por supuesto, en el deporte. En cada momento, puedes elegir quién quieres ser. Quizá hoy necesites capacidad de sufrimiento en el trabajo y más tarde tengas que ser sacrificado por tus hijos.

¿Cómo sería tener a tu disposición todas esas capacidades en todas las esferas de tu vida? No pienses cómo hacerlo, es tu elección, sencillamente sé corredor.

David Roncero Domínguez
Experto en Desarrollo Personal
www.davidroncero.es

(Fotografía: Belén Gómez Dieguez)


SOBRE EL AUTOR

David Roncero
Profesional en Desarrollo personal

www.davidroncero.es


18.752

Articulos relacionados

Reportajes Consejos para correr con frío
Entrenamientos Running veraniego: las zapatillas también son para el verano
Reportajes Porque NUNCA es tarde para empezar a correr

También te puede interesar

Salud La importancia de la hidratación en el deporte a altas temperaturas
Salud Cuando el cerebro en el maratón dice: ¡Basta!

Las más vistas

Nutrición El corredor de hierro (y 2)