Junio: buen momento para empezar con el trail running

Por carreraspopulares.com

La temporada de running llega a su fin. Con objetivos cumplidos o sin ellos, toca pensar en el verano y hacer algunos cambios en nuestros hábitos de entrenamiento. Hay que aprovechar las horas más “fresquitas” del día, es decir, salir a correr más tarde o más temprano que habitualmente. También puede que te estés planteando combinar tus carreras con otros deportes.

Natación, ciclismo, pádel... hay muchas opciones para completar tu entrenamiento y, de paso, dar un aire nuevo a tu vida deportiva. Que, por mucho que nos guste, no todo es correr.

Un deporte muy similar al running, aunque como veremos, con sus diferencias, es el trail running. Seguro que has oído hablar mucho de esta modalidad y puede, que incluso sin saberlo, ya la hayas practicado. El trail running no es, como muchos pueden pensar, correr por la montaña. Puede ser correr por la montaña, sí, pero también puede ser correr por dunas, o por senderos rurales, o por cañones en el cauce de un río. Y es una opción muy divertida para correr y convivir con la naturaleza.

¿Por qué es una buena época para el trail running?

Si nos vamos a la modalidad más conocida del trail running, que es la que se lleva a cabo en senderos y rutas de montaña, el final de la primavera y el inicio de verano son momentos muy recomendables para salir a correr en la naturaleza:

El clima es moderado. No tenemos grandes riesgos de pasar mucho frío o calor allá arriba. Tampoco es muy probable que (hablamos de España) encontremos situaciones de tormenta o de precipitaciones inesperadas. Aún así, siempre toma la precaución de informarte del tiempo y de llevar una ropa de abrigo adicional contigo, aunque creas que no va a hacer falta te puede salvar de alguna situación incómoda. Teniendo esto en cuenta, en la montaña vas a disfrutar de un clima muy agradable y te puede servir de escapatoria cuando la ciudad se ponga muy cálida.

Los días son más largos. Una de las cosas que diferencian al trail running del running por ciudad es que necesitamos más tiempo para practicarlo. Si quieres escaparte una tarde entre semana, ahora que la noche llega más tarde, tendrás opción de hacerlo sin peligro de quedarte sin luz.

El campo está espectacular. Aunque hay quien prefiere el espectáculo de las hojas caídas, si tu recorrido va a pasar por un bosque, la época después del deshielo y las lluvias primaverales hacen que esté todo muy verde y florido. Una maravilla también para tu sentido de la vista.

Bueno para tus piernas. El hecho de que estemos en un momento más tranquilo de la temporada favorece que podamos dar a nuestras piernas unas sesiones de cuestas que sin duda van a tener un resultado positivo. Será un trabajo de fuerza acumulado que nos hará afrontar de mejor manera la temporada de entrenamientos en septiembre. Si estás preparando una gran carrera en septiembre u octubre, consulta con tu entrenador si es la mejor idea introducir estas sesiones y cómo hacerlo sin que te afecte al entrenamiento.

Aunque cualquier época es buena para asomarse a la montaña (o a los caminos, o a los valles...), pero sin duda hacerlo ahora es una buena opción, sobre todo si no tienes mucha experiencia. Probar estos meses te servirá para coger bagaje en caso de que quieras seguir con esta afición y te acabes encontrando con momentos más difíciles en lo meteorológico.


2.606

Articulos relacionados

Reportajes Mi lugar favorito para correr
Reportajes Corriendo por los puertos míticos(48: Furka + Grimsel + Nufenen, Suiza
Salud ¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?

También te puede interesar

Entrenamientos Los brazos también corren
Entrenamientos Combo de entrenos para carreras de 10k

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Alimentos anti-tendinitis