La salud de tus rodillas depende de su estabilidad

Por Plenum Pilates para carreraspopulares.com

La rodilla es una articulación muy compleja sometida a un considerable desgaste, especialmente en personas con una pobre biomecánica. Hace de enlace entre dos estructuras mucho más móviles como es el tobillo (que ya vimos en detalle en el anterior artículo) y la cadera. Por lo tanto, debemos asegurarnos de mantener una correcta alineación y de que permanece estable ante la influencia de fuerzas externas en distintas situaciones tanto de doble apoyo como de un solo apoyo, como ocurre en el caso del gesto de la carrera a pie.

Existe una teoría muy útil para la prevención y corrección de problemas físicos, tanto de movilidad como lesiones o limitaciones a la hora de moverse de forma adecuada. La teoría recibe el nombre en inglés de «Joint by joint approach» («Enfoque articulación por articulación») y sus creadores son dos personas muy conocidas en el mundo del «fitness»: Gray Cook y Mike Boyle.

Este enfoque plantea que hay ciertas articulaciones que necesitan ser más estables (fuertes, mayor capacidad de resistir el movimiento, mayor control motor), mientras que otras deben ser más móviles(mayores rangos, planos y grados de movimiento) y que si alguna articulación no cumple bien su función la más cercana sufrirá sus efectos.

Siguiendo por tanto los principios de esta teoría, podemos ver que el tobillo puede moverse en muchos planos y de muchas formas, está «diseñado» para ser móvil, pero, el uso de zapatos muy amortiguados durante años y caminar siempre por superficies planas y lisas hace que el tobillo se vuelva rígido y pierda esa movilidad.

Así pues, cuando hagamos algún movimiento que requiera esa movilidad perdida, seguramente se tirará de la rodilla para compensar y simular el movimiento deseado.

No es de extrañar, por tanto, que muchas de las lesiones de rodilla tengan que ver con una “mala pisada” o algún problema en el pie/tobillo. Evidentemente esta NO es la explicación de todas las lesiones o problemas de movimiento, pero sí sirve como un buen punto de partida.

Si corres y sufres dolores y problemas en la zona de la rodilla es más que aconsejable mirar un poquito más abajo y un poquito más arriba para asegurarnos de que estos problemas no están relacionados con restricciones de movilidad a nivel de tobillo o de cadera. Recuerda que, aunque tu rodilla se mueva, su función es estabilizar tu zancada.

Como ya comentamos en otras entradas, Pilates tiene como uno de sus principios fundamentales el desarrollo uniforme de la musculatura, así como el trabajo articular enfocado en lograr una completa y correcta movilidad. Sus protocolos y ejercicios trabajan para fortalecer cuádriceps e isquiotibiales sin desequilibrios lo que te dará estabilidad muscular en la rodilla y movilizan tus tobillos y caderas para evitar compensaciones lesivas en esta articulación tan comprometida en el corredor.

SOBRE EL AUTOR

Plenum Pilates
Estudio de Pilates con máquinas en Majadahonda, Madrid.

https://plenumpilates.com/


7.239

Articulos relacionados

Salud Cómo mejorar tu entrenamiento de fuerza
Entrenamientos Glúteos fuertes: corre mejor y más rápido
Entrenamientos La importancia de la zona media o "core"

También te puede interesar

Salud Prueba de esfuerzo
Salud Tres de cada cuatro corredores padecerán arritmias

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Prueba de esfuerzo