Las 24h antes de un maratón: errores que no debes cometer

Por May Luján para carreraspopulares.com

Has entrenado mucho, muchísimo. Lo has leído casi todo sobre la carrera. El trazado, lo tienes estudiado. Tanto control es bueno, pero no lo tires todo a la basura por un error el día antes del maratón. Los nervios te pueden jugar una mala pasada. Por ello, lo mejor será que el día antes lo dediques a descansar, relajarte y a no cometer errores. ¡A por ello!

Los suministros. ¿Los tienes controlados? Imagínate que te levantas el mismo día del maratón, vas a prepararte el desayuno habitual y, ¡horror, se te han acabado los cereales! Es algo que no te puede pasar. Certifica el día antes que tienes todo lo que necesitas para la cena de la noche anterior, el desayuno del maratón y también aquello que vayas a necesitar durante la carrera (geles, etc).

Las patitas, a buen resguardo. ¿Qué hacer con las piernas el día antes? Tienes muchas opciones, pero hay una máxima: ¡no te metas mucha caña! Hay algunos maratones que organizan ‘breakfast run’ el día antes de la prueba. Se trata de un rodaje suave de pocos kilómetros. Si lo haces, debe ser a ritmo de ‘trote cochinero’. También puedes optar por la opción de un calentamiento suave y unas rectas en progresión. De esta manera, tendrás una buena activación a nivel muscular y articular antes de la prueba. En el fondo, lo mejor es sumar bastante descanso a tus piernas (ojo con no pasarte 6-7 horas de pie en la feria del corredor).

¿Masaje de descarga el día antes? No. El masaje de descarga debería haber llegado, como tarde, a mitad de semana. Piensa que no debes salir a correr con las piernas doloridas. Otro tema son los masajes en zonas que tengas afectadas por dolencias. Siempre debes seguir el consejo de un profesional.

Descanso, mucho descanso. Si consigues dormir una siesta el día anterior a los 42 kilómetros, probablemente sería la siesta más importante del año. Mucha gente tiene problemas para dormir la misma noche previa. No te deberías preocupar en exceso. El descanso de toda la semana te debería bastar. Debes dormir bien los días anteriores, y esa última siesta, que sea la guinda.

Ojo con lo que comes. La comida de las 24 horas anteriores es muy importante. Por una parte, por lo que te puede aportar. Ya sabes, una carga de hidratos es importante, salpicados por proteínas. Pero, por otra parte, por lo que te puede restar. Si te pasas en las cantidades, puedes estar muy lleno y pesado durante horas y tener malas sensaciones. Y, aunque todavía quede mucho para la carrera, no hagas pruebas ni tomes alimentos que puedan sentarte mal o sean fuertes para el estómago.

La ropa, bien preparada. Dedícale unos minutos a prepararlo todo para el día siguiente. Camiseta, dorsal, zapatillas, calcetines, etc. Y, cuando lo tengas preparado, vuelve a repasarlo otra vez.

Un poco de postureo nunca viene mal. ¿Una foto de tu dorsal el Instagram? ¿Una reseña en Facebook? Así, aquellos que te aprecian te lanzarán un mensaje de ánimo, que nunca viene mal.

SOBRE EL AUTOR

22.505

Articulos relacionados

Entrenamientos El día del maratón: víspera y carrera
Entrenamientos Entrenamiento para correr más rápido una maratón
Reportajes Preguntas y respuestas para runners (I)

También te puede interesar

Reportajes Guía del corredor novato: encontrando tu ritmo
Reportajes Atletas que hicieron historia: Edwin Flack, el León de Atenas

Las más vistas

Material deportivo BOSU: la semiesfera que te pone en forma
Nutrición ¿Comes en la oficina? Recetas de tupper para runners