Ligar corriendo

Por Mario Trota para carreraspopulares.com

Cuando buena parte de tu vida tiene que ver con las zapatillas, las quedadas con los amigos para correr, las carreras y los entrenamientos, es normal que las relaciones de todo tipo sean sobre todo con personas de ese entorno. Incluidas las relaciones amorosas y de pareja.

No, no voy a hablar de sexo. O sí. Bueno, eso que lo decida cada uno. Pero sí de cómo en el mundo del´running´, como otros ámbitos de la vida, se dan este tipo de relaciones, y cada vez son más. Muchos han conocido a su pareja, o al padre o madre de sus hijos en un grupo de entrenamiento, o en una carrera. Lo más normal es lo primero. No deja de ser un grupo de personas que se reúne para practicar una afición común y en el que se conoce a gente. De hecho, son muchos los que se apuntan a este tipo de colectivos para "ligar". ¿Que por qué lo sé? Porque llevo unos años en este mundillo y he pasado por algunos grupos de corredores y tengo muchos amigos en otros.

Pero son los menos. Quiero decir, que la mayor motivación siempre es la de hacer deporte, correr, aprender con un entrenador y además hacerlo en grupo. Pero una vez que estás ahí, esas relaciones personales pueden ser de todo tipo.

Parejas runners

Yo he vivido cómo en mi grupo habitual de entrenamiento surgían varias parejas. Una de ellas tuvo recientemente su primer hijo, tras casarse el año pasado. Por no hablar de los ´rollos´ esporádicos. Normalmente entre personas solteras o sin pareja, claro. A veces se mantienen en secreto o sólo lo saben unos cuantos. En otras ocasiones todos conocen la ´historia´. Y, hay que reconocerlo, es algo que da una ´vidilla´ especial al grupo y a las conversaciones post entreno con una cervecita en la mano.

Yo mismo he tenido durante mucho tiempo una pareja que conocí en el lugar donde entrenaba. Y algún que otro ´affaire´ en ese sitio o en actividades relacionadas con correr. Pero, bien mirado, es algo normal, ¿verdad? Al fin y al cabo tenemos en común la que puede ser nuestra principal afición y nos entendemos bien.
Sobre todo si estamos muy metidos en este deporte de correr. Los que me seguís sabéis que el ´running´ juega un papel importante en mi vida, en el lado de la salud y en el ámbito social. Y a la mayoría de los que leéis esto os pasa lo mismo, ¿no es así? Compartirlo con una persona a la que tienes aprecio, a la que quieres o que simplemente te gusta lo hace normalmente más interesante.

Por no hablar de los conflictos que puedes ahorrarte. Puedo parecer demasiado egoísta, pero a veces es más sencillo tener una pareja corredora. Vamos a las carreras juntos, podemos entrenar juntos a menudo y tu ´media naranja´ entiende las locuras que haces, porque ella también lo hace. Levantarse pronto un domingo para ir a una carrera, priorizar los entrenamientos a una cena o un día de descanso, cuidar de manera casi obsesiva las comidas en ciertas épocas del año o llenar la maleta de zapatillas y ropa de correr cuando vamos de viaje. Con otras parejas que no corrían, estas cosas solían generar algún tipo de fricción o de ´negociación´ previa.

Pero sí, después de estos años como corredor popular y social practicante, esta es una de las facetas a destacar también. El amor y los sentimientos también viajan en zapatillas de correr. Y compartir zancadas en pareja puede ser muy gratificante.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


11.969

Articulos relacionados

Reportajes Networking en zapatillas
Reportajes Domingo, día sagrado para el corredor
Reportajes La dura vida del corredor popular

También te puede interesar

Reportajes Guía del corredor novato: encontrando tu ritmo
Reportajes Atletas que hicieron historia: Edwin Flack, el León de Atenas

Las más vistas

Material deportivo BOSU: la semiesfera que te pone en forma
Nutrición ¿Comes en la oficina? Recetas de tupper para runners