Los corredores de larga distancia: mejores reproductores

Por Luis Miguel del Baño para carreraspopulares.com

Los corredores con más testosterona consiguen mejores marcas en carreras de larga distancia que los que tienen menos. Es la curiosa revelación de un estudio de campo realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge .

En concreto, el grupo de científicos basó su análisis en una amplia muestra de participantes del Medio Maratón de Robin Hood en Notthingam. Tras analizar a 542 corredores, determinaron que los que acababan más rápido la carrera eran aquellos que habían tenido más contacto con altos niveles de testosterona en el útero materno. El estudio es muy explícito en los hombres, determinando una correlación entre los ejemplares más propensos a tener impulsos sexuales más fuertes además de un número de espermatozoides más elevado con aquellos que corren mejor las largas distancias. Dicha correlación también existe en las mujeres, aunque no con la misma firmeza que en el género masculino.

La explicación, en el Paleolítico

Según comenta el Dr. Danny Longman, la explicación se puede llevar a una época remota de nuestros antepasados. Longman apunta a que “la observación de que la mayor capacidad en carreras de resistencia esté conectada al potencial reproductivo en los hombres sugiere que, en nuestra época de cazadores-recolectores, las mujeres podían interpretar la carrera de larga distancia para conseguir caza como una señal para elegir un buen socio de cría”. Desde el Paleolítico, el hombre ejecutaba la ‘caza por persistencia’. Es decir, buena parte de la caza consistía en perseguir e ir agotando a la presa y cazarla cuando esta se agotara.

De ahí se deriva el pensamiento de que “un mejor cazador –continua Longman- habría conseguido más carne y tendría una saludable y más amplia familia” que los que no conseguían cazar con eficacia. Por tanto, se reproducían más.

No sólo de testosterona depende la carrera

Tras analizar las muestras, el estudio concluyó que el 10% de los hombres con las proporciones numéricas fisiológicas más masculinas eran, en promedio, 24 minutos y 33 segundos más rápidos que el 10% de los hombres con los ratios menos masculinos. En mujeres, el 10% de las muestras analizadas con las proporciones numéricas más masculinas eran, en promedio, 11 minutos y 59 segundos más rápidas que el 10% con menor prevalencia masculina.

A pesar de ello, los investigadores aseguran que “la exposición de testosterona prenatal es una pequeña influencia en la capacidad que no compite con el entrenamiento y la fuerza muscular cuando se trata de rendir en una carrera”, dejando claro que el entrenamiento sigue siendo clave para rendir al 100% en el running de fondo. Una esperanza para todos.

SOBRE EL AUTOR

Luis Miguel del Baño
Periodista


13.100

Articulos relacionados

Reportajes Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Nutrición Marta Esteban: el desayuno de nuestros deportistas
Nutrición El desayuno de nuestros deportistas: Estela Navascués

También te puede interesar

Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)
Reportajes Correr en solitario vs. correr en grupo ¿Quién gana?

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Prueba de esfuerzo