¿Madrugar para correr? ¿Por qué?

Por carreraspopulares.com

Ahora que el frío nos está dando una tregua en algunas zonas de España, es buen momento para que te planteemos una posibilidad que tal vez hayas valorado en alguna ocasión. ¿Has probado a salir a correr a primera hora de la mañana? Hace tiempo te contamos los secretos para conseguirlo . Pero lo más importante, ¿por qué alguien querría salir a correr temprano? Con lo a gusto que estamos en la cama y lo que se agradecen unos minutos más, cuando sabemos que nos tenemos que levantar para nuestra rutina diaria.

Por si te lo estás pensando, pero aún no has encontrado tu motivación, ahí van algunas razones para empezar a hacerlo:

Por cambiar

El simple hecho de variar tus horarios de entrenamiento hará que tengas un aliciente más para correr cada día. A veces corremos el riesgo de aburrirnos de hacer siempre lo mismo. Ponernos un reto como el de madrugar para correr, aunque sea un par de veces a la semana, nos puede ayudar a aumentar la motivación. Sólo por este motivo ya merecería la pena... ¿No digas que no te da curiosidad?

Por conocer tu cuerpo

A veces pensamos que nuestro cuerpo está hecho para dormir hasta tarde, o nos justificamos diciendo cosas como “es que yo soy más de trasnochar que de madrugar”. Estás a tiempo de cambiar esa imagen que tienes de ti. Porque lo más seguro es que lo que te pasa es que te has acostumbrado a esos horarios. Ningún hábito es para siempre, y en tu mano está cambiar ciertas cosas. Ver cómo se comporta tu cuerpo corriendo por las mañanas, y cómo eso afecta a tu estado de forma o de ánimo es muy útil para conocernos mejor.

Por aprovechar el día

Si aprovechas las mañanas para correr, es bien seguro que tengas más tiempo libre el resto del día para hacer otras cosas. Que lleguen las 9 de la mañana y tengas ya los “deberes hechos” es un aliciente estupendo para hacer por la tarde otras cosas como visitar a amigos o familiares, ir al cine o simplemente quedarte en casa leyendo. Pero eso sí: no vale quedarse trabajando hasta más tarde. Ese tiempo que ganas tiene que ser para ti, para hacer cosas nuevas. Si lo único que haces es cambiar de orden las cosas que haces en el resto del día, no verás las ventajas y lo dejarás pronto.

Por encontrarte mejor

Haz la prueba. Activarse por la mañana gracias al deporte, lejos de dejarnos cansados para el resto del día, tiene un efecto muy beneficioso para nuestro sistema nervioso. Tendremos más energías para afrontar los retos del día y estaremos de mejor humor. En resumen: tu día será un poquito mejor.

Si estas razones no te convencen, te invitamos a que lo descubras por ti mismo y que nos cuentes si estamos o no en lo cierto.


3.909

Articulos relacionados

Salud El frío y el corredor
Entrenamientos ¡Adiós pereza! Consejos para correr en otoño
Salud ¿Cómo nos ayuda el frío a recuperar nuestros músculos?

También te puede interesar

Reportajes Zatopek, un mito inmortal
Reportajes Las carreras (de Navidad) más raras del mundo

Las más vistas

Nutrición Los falsos mitos de las grasas
Salud El pie del corredor de montaña