Mentiras corredoras

Por Javier Ullé para carreraspopulares.com
Los corredores y las mentiras
Los corredores y las mentiras

Es bien cierto que cualquier colectivo, grupo, sector o industria tiene sus propias mentiras. Quizás los runners no mentimos de forma intencionada, o al menos, las mentiras no son dichas con ánimo de engañar o con propósito de obtener algún tipo de beneficio. Pero algunas cosas que decimos, o nos creemos, sencillamente no son verdad.

Hay un montón de estas mentiras que tienen que ver con el postureo, con querer fardar o aparentar un poco más con el cuñado. Hay algunas otras que pecan de por defecto, lo que en ingles vendría a ser: under promised over delivery, que podríamos traducir como que prometes mucho menos de lo que eres capaz. ¿Te suena ese “voy a ir a 5 minutos por kilómetro” en un 10k para luego ver un tiempo final de cuarenta y pico minutos? Son una especie de mecanismo de autodefensa para no defraudar(nos).

Tenemos también muchas mentiras que no es que digamos, es que nos las creemos. Son una especie leyendas urbanas, cosas que creemos que no tienen mucha base científica o que en el fondo sabemos que no tienen fundamento.

Los runners tenemos nuestras cosas, nuestro mundo podríamos decir. Vale que nos gusta hablar de nuestras carreras, de nuestros entrenamientos y de lo que significa ser un runner. Y que de tanto hablar de nuestra afición colamos algunas mentiras, pero son absolutamente inofensivas y, en la mayoría de los casos, están dirigidas a nuestra propia comunidad.

Vaya por delante nuestras disculpas a nuestros amigos, compañeros de trabajo y familia por soportar “nuestras cosas” y nuestras mentirijillas. Te presentamos algunas de las más comunes:

Nunca creas a un corredor en la salida de una carrera
Nunca creas a un corredor en la salida de una carrera

No estoy fino. Estoy lejos de mi mejor forma y he venido a disfrutar la carrera

Dan la salida y cuando casi no llevas un kilómetro te cruzas con el autor (que muchas veces puede que seas tú mismo) de la frase y piensas: “esa no es la cara que uno tiene cuando va disfrutando”.

Y al llegar a meta, tu amigo o conocido, que estaba fuera de forma y que había venido a disfrutar ¡se ha marcado su mejor marca personal! Y lo más divertido es que lejos de admitir que no dijo del todo la verdad, continúa reafirmándose en que ha sido casualidad, que no era ni mucho menos su intención, casi como si estuviera pidiendo disculpas.

Moraleja: nunca te creas lo que dice un corredor en la línea de salida. Bien por una sensación de miedo a fallar, o bien porque no queremos de alguna manera gafar nuestra carrera, el caso es que en muchas ocasiones minimizamos nuestros verdaderos objetivos.

Ritmo de entrenamiento o intensidad del esfuerzo

Comienza la sesión con el grupo y alguno ya denota su nerviosismo adelantándose progresivamente en el calentamiento. Estamos en el momento culminante del entreno, las series, y nuestro querido amigo corredor jamás va a admitir que va a ir a fuego y a un ritmo vertiginoso. Con una medio sonrisa, que denota cierta hipocresía, te va a decir unos segundos más del ritmo que finalmente impondrá. Si te dice que va a ir a 4:30 el kilómetro, espérate unos ritmos de entre 4 -4:15”.
Y es que los corredores mienten mucho acerca de sus ritmos. Los adjetivos fácil, rápido, lento, corto, etc., tienen múltiples interpretaciones en el léxico corredor.

Me voy a tomar un tiempo. Después de esta carrera necesito un tiempo sin salir a correr

Definitivamente necesito recuperarme después de (pon el nombre de la carrera que quieras, especialmente si son de larga distancia). Será mucho tiempo si pasan más de 3 días y no te encuentras a tu amigo corredor que iba a descansar y ya te esté contando su próximo objetivo. Eso sí, lo va a hacer “de tranqui”.

¡No lo vuelvo a hacer!

Un clásico. Una de las típicas frases de un corredor (especialmente durante e inmediatamente después de una maratón). frase que resuena interiormente para el propio corredor durante la carrera: “¿por qué narices haga esto? ¿Quién me manda someterme a este sufrimiento?” Y que se suele disipar con frecuencia después de cruzar la línea de meta o, como mucho a los pocos días de recuperación.

Bueno, estas frases (mentiras) son algunas de las más comunes, pero seguro que como corredor, o si convives con algún runner, conocerás muchas más. ¡Lo divertido es que son tan conocidas como repetidas!

SOBRE EL AUTOR

Javier Ullé
Corredor popular y fundador de Xano Pilates&Yoga


2.116

Articulos relacionados

Reportajes Las apps más divertidas (y útiles) para corredores
Entrenamientos Plan para preparar tu primer maratón en 16 semanas
Entrenamientos Las series, ¿quieres saber más sobre ellas?

También te puede interesar

Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)
Reportajes Correr en solitario vs. correr en grupo ¿Quién gana?

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Prueba de esfuerzo