¿Para qué sirven los antioxidantes?

Por Natalia Olivares para carreraspopulares.com

A menudo, oímos hablar de los efectos antioxidantes de numerosos alimentos y productos y su papel esencial en nuestro organismo. Sin embargo, la mayoría de las personas no saben de lo que les están hablando. ¿Quieres salir de dudas? Hoy te explico qué son los antioxidantes en términos sencillos y comprensibles.


¿Qué son los antioxidantes y cómo funcionan?

Para comprender qué son los antioxidantes y su modo de funcionamiento, debemos empezar a nivel molecular.
El universo está formado por átomos –constituidos a su vez por protones, neutrones y electrones– que se unen formando moléculas. Las proteínas, grasas o el ADN que componen el cuerpo humano no son más que moléculas formadas con docenas, cientos o millones de átomos unidos entre sí.

El organismo de los seres humanos, y el de otros animales, funciona mediante reacciones químicas llamadas metabolismo en las que intervienen moléculas. Durante dichas reacciones, las moléculas grandes se descomponen para formar moléculas más pequeñas y las moléculas pequeñas se unen para formar moléculas más grandes. Cuando las moléculas pierden un electrón, pierden estabilidad y se convierten en lo que llamamos radicales libres. ¿Qué es un radical libre? Es una molécula inestable cargada eléctricamente que se crea en el interior de las células y que puede dañar a otras moléculas importantes como el ADN.
Además, puede crear una reacción en cadena en la que las moléculas atacadas por el radical libre se transforman también en radicales libres.
¿Cómo intervienen los antioxidantes? Los antioxidantes ceden un electrón al radical libre (molécula a la que le falta un electrón) y de esta forma lo neutraliza y evita que dañe a otras moléculas.

Importancia de los radicales libres

La formación de los radicales libres se produce durante el proceso de metabolismo y si no existieran los antioxidantes, pronto dañarían nuestro organismo. No obstante, la función de los radicales no solo es dañar a otras moléculas. Nuestro sistema inmunológico se sirve de ellos para evitar infecciones y matar bacterias.

Pero para que los radicales no destruyan nuestro organismo y al mismo tiempo sirvan para protegerlo ha de existir un equilibrio entre la cantidad de antioxidantes y la de radicales libres. Si los radicales libres son más abundantes que los antioxidantes, se produce lo que conocemos como estrés oxidativo y muchas moléculas pueden resultar perjudicadas, lo que equivale a un mayor factor de riesgo de todo tipo de enfermedades.

¿Qué estimula el número de radicales libres y el estrés oxidativo?

-Niveles elevados de glucosa en sangre.
-Falta o exceso de oxígeno en el cuerpo.
-Contaminación ambiental.
-Toxinas.
-Humo de tabaco.
-Consumo excesivo de grasas poliinsaturadas.
-Radiación y exposición excesiva al sol.
-Actividad física intensa y prolongada.
-Carencia de antioxidantes.
-Infecciones causadas por virus, hongos o bacterias.

Importancia de los antioxidantes

El ser humano tiene sus propios mecanismos para generar antioxidantes y el resto de seres vivos posee sus propias defensas para combatir los radicales libres y el estrés oxidativo. Por tanto, podemos adquirir antioxidantes procedentes de casi todos los alimentos de origen animal y vegetal y, de hecho, su consumo es muy importante.

¿Cuáles son las mejores fuentes de antioxidantes? Los antioxidantes presentes en vegetales son amplios y variados, mientras que los presentes en la carne son menos numerosos. El café, el té verde y el chocolate negro también son fuentes óptimas de antioxidantes. Por último, los antioxidantes también se usan como aditivos en alimentos procesados y naturales, alargando el periodo de conservación de dichos alimentos.


¿Qué tipos de antioxidantes alimentarios existen?

Los antioxidantes que encontramos en los alimentos pueden dividirse en antioxidantes hidrosolubles (solubles en agua) y liposolubles (solubles en grasa). Estos son los principales antioxidantes procedentes de alimentos:

• Vitamina C: principal antioxidante hidrosoluble.
• Vitamina E: principal antioxidantes liposoluble.
• Flavonoides: grupo de antioxidantes de origen vegetal.


¿Son necesarios los suplementos de antioxidantes?

En el caso de los antioxidantes, más no es mejor. El consumo excesivo de antioxidantes puede ser tóxico e incluso impulsar el estrés oxidativo. Algunos estudios han demostrado la ineficacia de unos niveles altos de antioxidantes y han afirmado que los alimentos ricos en antioxidantes reducen más el estrés oxidativo que los suplementos de antioxidantes. Dicho esto, se puede concluir que un consumo moderado y apropiado de antioxidantes es la mejor opción para aprovecharse de los beneficios de estas sustancias. Si quieres garantizarte un nivel adecuado de antioxidantes, consume más frutas y verduras en vez de recurrir a suplementos.

Más info: Aquí
Twitter: @nutricionsinmas

SOBRE EL AUTOR

Natalia Olivares
Licenciada en nutrición

wwwnutricionsinmas.com


12.090

Articulos relacionados

Nutrición La mejor alimentación para hacer deporte
Nutrición ¿Qué tengo que comer después de un entrenamiento?
Salud Astenia primaveral y running: enemigos íntimos

También te puede interesar

Nutrición ¿Cuándo debe tomar suplementación un corredor popular?
Nutrición Cómo deben alimentarse los corredores principiantes

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?