¿Qué es la electrólisis percutánea y cuándo recurrir a ella?

Por Fisioterapia Bando para carreraspopulares.com

Seguramente muchos conocéis las siglas EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular), EPTE (Electrólisis Terapéutica) o Physio Invasiva. Estas son algunas de las marcas comerciales que denominan este tratamiento. Esta técnica fue creada por el fisioterapeuta español José Manuel Sánchez Ibáñez. Hoy vamos a hablar de esta técnica.

El uso de la electricidad para el tratamiento de lesiones de tejidos blandos es una de las ciencias más antiguas. Los fisioterapeutas llevamos muchos años usando la corriente eléctrica con este fin y buscando cada día mejorar y acortar los tiempos de recuperación. Una de las lesiones que más nos ha vuelto locos, tanto a los profesionales sanitarios como a los pacientes, son las tendinopatías, especialmente en fase crónica. Antes tardábamos meses en recuperar una lesión de tendón y había muchas recaídas. Gracias a la electrólisis en menos de un mes el tendón no sólo ha dejado de doler y permite volver con normalidad a la actividad, sino que se consigue una regeneración del tejido, que es lo que realmente evita recaídas. Es muy importante combinarlo con ejercicios excéntricos que os indicaremos los fisioterapeutas.

La técnica de la EPI

Es mínimamente invasiva, no es una técnica indolora, pero el tiempo de aplicación es tan breve que es muy tolerable. Los beneficios superan con creces las molestias. Usando la frase de un paciente “más me duele estar sin correr”.

Esta técnica consiste en la aplicación de una corriente eléctrica continua utilizando una aguja de punción para conseguir llegar al punto exacto. Para ello es imprescindible el uso de un ecógrafo. Conseguimos un efecto analgésico, efecto fibrolítico (destruye el tejido degenerado) y provocamos una inflamación local lo que hace que lleguen células fagocitarias (eliminan tejido dañado) y reparadoras (pro regeneración). Provocamos una reagudización local.

Esta técnica se creó para el tratamiento de las lesiones crónicas de tendón (tendón rotuliano, aquíleo, isquiotibiales, epiconilos...) actualmente las aplicaciones han aumentado y se han obtenido muy buenos resultados en fascitis plantar, esguinces, roturas musculares, periostitis, neuropatías y en general afectaciones de tejidos blandos. Al ser una técnica tan novedosa, todavía quedan muchas vías de investigación y mejora. La evidencia clínica es enorme y cada día hay más evidencia científica.

SOBRE EL AUTOR

Fisioterapia Bando
Clínica de fisioterapia

www.fisioterapiabando.com/


6.233

Articulos relacionados

Salud Roturas musculares: grados y cómo evitarlas
Salud A nadie le gustan las lesiones. Pero estas, menos aún
Salud Septiembre: las lesiones típicas de la vuelta a los entrenamientos

También te puede interesar

Salud Cuida tus lumbares con estos ejercicios
Salud Astenia primaveral: causas y remedios

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Alimentos anti-tendinitis