Alice Milliat, la gran defensora del deporte femenino

Por carreraspopulares.com - 08/03/2018

Si hoy, en pleno año 2018, en la civilización occidental, nos parece que aún queda camino por recorrer en cuanto a igualdad de hombres y mujeres, imaginad qué ocurría hace 100 años en una sociedad como la europea donde aún no se reconocía el derecho al voto de la mujer. El papel de las féminas en la sociedad era escaso, en parte por la falta de derechos reconocidos y en parte por una tradición que ponía al hombre como centro de la actividad y a la mujer le dotaba de un rol secundario en la familia y en el hogar.

Afortunadamente, muchas cosas han cambiado y, en el ámbito que nos toca (el running), hoy en día hay muchas menos barreras que superar. La presencia de la mujer en el deporte es algo que no se discute ni se limita. Quizá la última barrera que nos quede por superar sea la de tener la misma proporción de mujeres que de hombres en las carreras. Citas como el maratón de Nueva York, donde ya casi la mitad de la participación es femenina, nos dan una pista de por dónde van a ir los tiros en los próximos años. En Estados Unidos y Canadá es ya habitual que las cifras de participación femenina y masculina estén a la par.

By Unknown - inconnu, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=27827383
By Unknown - inconnu, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=27827383

La igualdad en el deporte está más cerca. Pero, si nos remontamos a las primeras décadas del siglo XX, es cuando encontramos el inicio de este movimiento. Todos conocemos el papel de pioneras como Kathrine Switzer al correr el maratón de Boston cuando era sólo reservado para hombres. Esto pasó en el año 1967, ¡hace muy poco tiempo! Varias décadas antes, la francesa Alice Milliat fue una de las pioneras en el asociacionismo para el deporte femenino y la impulsora de las primeras competiciones deportivas para mujeres.

Miembro de Femina Sport, un club fundado en 1911, ayudó a formar la “Federación Francaise Sportive Feminine” en 1917, convirtiéndose en presidenta poco después. En 1921 organizó el primer evento deportivo femenino internacional en Montecarlo. Las primeras competiciones femeninas fueron de atletismo (60m, 250m, 800m, 4x75m relevos, 4x175m relevos, 65 metros vallas, salto de altura, salto de longitud, jabalina y lanzamiento de peso) e incluyeron torneos de exhibición de baloncesto, gimnasia, empuje de pelota y gimnasia rítmica.

A Milliat se le atribuye el mérito de ejercer una presión sobre los Juegos Olímpicos para permitir la representación femenina en un mayor número de deportes, un proceso que aún continúa en la actualidad. Su nombre está grabado en el frontón de un gimnasio en el distrito 14 de París, gracias a sus contribuciones al atletismo.

En agosto de 1922 se llevaron a cabo las primeras Olimpiadas Femeninas en el Pershing Stadium de París donde compitieron mujeres de Estados Unidos, Gran Bretaña, Suiza, Checoslovaquia y el país anfitrión Francia. Once eventos de atletismo se llevaron a cabo en un estadio abarrotado con 20.000 personas.

Sin embargo no lo tuvieron nada fácil. El COI convenció a Milliat y al FSFI de cambiar el nombre de su evento para que no incluyera la denominación de “Olimpiadas”, a cambio de añadir varios eventos femeninos a los Juegos Olímpicos de 1928. El barón Pierre De Coubertin, ampliamente conocido por ser el hombre que fundó los Juegos Olímpicos en el mundo moderno, estaba entre los mayores oponentes a la participación femenina en los juegos.

La siguiente edición del evento, celebrada en Gotemburgo en 1926, se denominó “Juegos Mundiales Femeninos”. Diez equipos participaron en esta edición de los Juegos. Los Juegos Olímpicos de Coubertin, debido a la presión de Milliat, finalmente integraron cinco eventos femeninos de atletismo en los Juegos Olímpicos en 1928. Sin embargo, para Milliat no fue suficiente, ya que a los hombres se les permitió competir en 22 eventos.

Los últimos Juegos Mundiales Femeninos se celebraron en Londres en 1934, tras la promesa del Comité Olímpico de integrar el deporte femenino en su infraestructura y promover desde el propio comité el papel de la mujer en el deporte moderno. Muchas barreras han sido superadas desde entonces y algunas otras lo serán, pero nada de esto habría sucedido de no ser por esas primeras valientes que, como Alice Milliat, tuvieron el coraje de levantarse y defenderse de las injusticias.



Tambien te puede interesar

Las cuatro vidas de Ramiro Matamoros
Luis Blanco

Correr ha marcado la vida de Ramiro Matamoros. Aunque se podría decir que correr, en realidad, le ha deparado cuatro vidas diferentes. Que demuestran que siempre hay que confiar en las segundas oportunidades. Es lo que hemos aprendido leyendo el libro ´Con los pies sobre el Asfalto´.

El primer gran atleta de la historia
Luis Blanco

Corredor y saltador, se convirtió en el primero en ganar dos de las principales pruebas atléticas de los Juegos de la Antigua Grecia durante tres citas seguidas. Esta es la historia de Chionis de Esparta.

¿Por qué corremos?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

¿Vives para correr? ¿Corres por salud?, ¿por socializarte? Existen tantos tipos de corredor como motivos que nos impulsan a correr. Aquí te planteamos unos cuantos. Pero seguro que conoces muchos más.

Por qué la salida de las carreras se da con un disparo
carreraspopulares.com

Es uno de los métodos más usados para marcar el inicio de una carrera: un disparo de una pistola de fogueo. Aunque con mejoras y algunas variantes, el sistema es prácticamente el mismo que hace más de un siglo, cuando empezó a usarse.

Las mas vistas

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

Entrenamientos en cuestas
Tono Fernández

Las cuestas mejoran nuestra fuerza, resistencia y capacidad aeróbica. Introducir cuestas una vez a la semana, nos reportará cosas positivas en nuestras carreras y entrenamientos. Hay muchas maneras de hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.